Guayana boscosa


El equipo del Observatorio Mundial de Bosques Capítulo Venezuela refiere que los bosques de la Guayana venezolana están en riesgo debido a la extracción de maderas, la minería, la agricultura y las presiones demográficas 

Al sur del Orinoco se encuentra la mayor extensión de bosques intactos que queda en Venezuela. Estudios indican que cerca del 40% del territorio nacional está cubierto por zonas boscosas, las cuales se concentran en los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro (Región Guayana), con un 75% de superficie forestal; mientras que los estados con baja proporción de bosques son Apure, Cojedes, Monagas y Anzoátegui en los Llanos; y Carabobo, Lara y Nueva Esparta en el centro y el norte del pa
ís.

Ambiente en la lupa de Vitalis


De nuevo, la situación ambiental generada por la minería, los pasivos ambientales y el impacto sobre la biodiversidad en el estado Bolívar destaca en el informe anual de Vitalis.
Minería, pasivos ambientales y biodiversidad son algunos de los problemas ambientales del estado Bolívar que destacan en el informe anual de la ONG venezolana 



Con acciones concretas que pueden desarrollarse durante el período 2013-2014, la ONG Vitalis presentó su más reciente estudio sobre la situación ambiental del país en 2012, en el cual destaca el estado Bolívar con los problemas generados por la minería y los pasivos ambientales de las empresas básicas.

El estudio identifica 65 problemas y 63 logros en base a la consulta de 91 profesionales representantes de los diversos sectores del país (31% universidades, 24% ONG y organizaciones de base, 11% gobiernos, 7% empresas privadas, 3% consejos comunales, entre otros) y el mismo, busca “promover una mayor eficiencia y eficacia en la gestión, conservación y uso sustentable de nuestros recursos naturales y del ambiente en general en Venezuela”. Vitalis es una organización creada para promover la formación de valores y conductas cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable en la sociedad venezolana.

Sonrisa que salpica

Tonina del Orinoco

La tonina del Orinoco parece que estuviera siempre sonriendo debido a que su largo hocico y la línea de su boca, terminan en una graciosa curva  

La lancha zarpa desde el poblado ribereño Las Galderas, en el bajo río Orinoco, y se detiene en el caño “Corrientoso”, nombrado así por los pescadores y lugareños debido a la fuerte corriente que alcanzan las aguas del llamado “río padre”, en su cauce principal.
“Van a ver, dentro de poco se acercan”, atina a decir Daniel Zambrano, con la seguridad que le dan sus años como pescador. De repente, un delfín grande de color gris, con manchas rosadas, salta muy cerca de la lancha y salpica a los “intrusos” que intentan, en vano, fotografiar ese instante.

Patrimonio natural

La zona protectora limita al norte con el embalse de Guri, al sur con Brasil, al este con el parque nacional Canaima y al oeste con la reserva forestal El Caura.
La Zona Protectora Sur del Estado Bolívar un papel importante en el comportamiento hidrológico de la región al resguardar las cuencas de los ríos Caroní y Paragua, parte alta del río Caura y cuenca media del río Aro 

Una exuberante riqueza de paisajes enigmáticos atrapa el interés de turistas y científicos, al conocer una de las áreas bajo régimen de administración especial menos explorada de la Guayana venezolana.
Sus características naturales de clima, suelos y vegetación, confieren a la Zona Protectora Sur del Estado Bolívar un papel importante en el comportamiento hidrológico de la región, condición que justificó su creación el 27 de mayo de 1975 según Decreto N°942.

Ratón del Roraima: De hábitat exclusivo

El ratón del Roraima es la única especie del género Podoxymys. Imagen cortesía Wikieva.org
El ratón del Roraima, como su nombre común indica, solo vive en la cima del más visitado de los tepuyes del sector oriental del Parque Nacional Canaima  

Incansable, se la pasa merodeando el único hábitat que conoce en busca de su alimento predilecto: insectos y lombrices de tierra. Es el ratón del Roraima (Podoxymys roraimae), un escurridizo y diminuto roedor, adicto a la noche y al andar solitario, considerado por la ciencia como un endemismo “raro y poco conocido” del tepuy al cual debe su nombre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...