La ranita de lluvia del Abakapá-tepui


La nueva especie de Pristimantis endémica del tepuy Abakapá. Fotos cortesía Fernando Rojas-Runjaic
Una nueva especie del género Pristimantis fue descubierta en uno de los once tepuyes que conforman el Macizo Chimantá, confirmando así la riqueza biológica que atesora este complejo ecosistema de la Guayana venezolana

Científicos descubren una nueva especie de rana del género Pristimantis en el Abakapá, uno de los once tepuyes que conforman el Macizo Chimantá situado en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar, al sureste de Venezuela.
El equipo está integrado por Fernando J. M. Rojas-Runjaic del Museo de Historia Natural de la Fundación La Salle; Patricia Salerno de la sección Biología Integrativa de la Universidad de Texas; J. Celsa Señaris del Laboratorio de Ecología y Genética de Poblaciones del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y Gregory B. Pauly del Museo de Historia Natural de la ciudad de Los Angeles (EE.UU).

Los resultados de la investigación, realizada durante una expedición al Chimantá en 2011, están publicados en la revista internacional Zootaxa, y tal como lo reseña, Pristimantis abakapa o ranita de lluvia es una especie que solo habita en la cumbre del Abakapá-tepui (2 245 m de altura) y que, junto a la veintena de anfibios endémicos descritos en la última década, viene a confirmar la riqueza biológica que atesora este complejo ecosistema tepuyano.
Detalla el estudio que el macizo Chimantá es una gran formación de arenisca de 1 500 km2 que contiene once tepuyes, los cuales están divididos en dos secciones principales por el valle del río Tirica: la sección norte superior incluye Murei-tepui (el punto más alto del macizo, con 2 600 m de altitud), Eruoda-tepui, Tirepón-tepui, Apakará-tepui, Abakapá-tepui, Agparamán-tepui, Torono-tepui y Chimantá-tepui; mientras que la sección sur está formada por Churi-tepui, Akopán-tepui y Amuri-tepui.  
Sitio donde fueron recolectados los ejemplares de la ranita de lluvia en la cumbre del Abakapá-tepui, durante la noche y encaramados en una bromelia. Señala el estudio que la diversidad de la flora del macizo Chimantá es una de las más ricas de todas la montañas de Guayana, con aproximadamente 400 especies, incluyendo 28 especies endémicas.
HÁBITAT NATURAL
Explican los científicos que la cumbre del Abakapá-tepui presenta un área de 28,13 kilometros2, en la cual predominan superficies rocosas expuestas y praderas húmedas dominadas por una vegetación típica de las cumbres de los tepuyes del Chimantá (Brocchinia, Stegolepis ligulata, Orectanthe, Heliamphora y Drosera).
Precisamente, fue en una Brocchinia (género de la familia de las bromelias) que los científicos encontraron a los dos ejemplares de Pristimantis abakapa durante la exploración nocturna y justo después de haber lloviznado.
Aclaran que con esta especie ya son 23 Pristimantis que han sido registradas para la región del Escudo de Guayana: “algunos son conocidos solamente de una sola cumbre tepui (por ejemplo, Pristimantis abakapa, P. auricarens, P. Marahuaka, P. muchimuk y P. pruinatus). Sin embargo, la mayoría de otras especies tienen distribuciones en dos cumbres tepuyanas vecinas (por ejemplo, P. aureoventris, P. cantitans, P. yaviensis, P. yuruanensis) o tienen distribuciones altitudinal generalizadas, que se producen en las tierras altas y las tierras bajas del escudo (por ejemplo, P. avius  P. dendrobatoides, P. jester, P. marmoratus, P. pulvinatus, P. saltissimus, P. Sarisariñama)”. 
Infografía Elluz Avila
Añaden que el género Pristimantis se compone de 460 especies descritas hasta la fecha, las cuales se distribuyen desde Honduras, a través de América Central, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, norte de Argentina, la Amazonía de Brasil y las Guayanas, con algunos representantes de las Antillas Menores.El estudio plantea que “la mayor diversidad de Pristimantis se encuentra en los hábitats húmedos y bosques de la región andina de Colombia, Ecuador y Perú”, no obstante, los expertos consideran que, a pesar de encontrarse este género también en las Guayanas, no es un componente común de los anuros (ranas y sapos) que se hallan en el ecosistema alto tepuyano conocido como Pantepui (entre 1 500 y 3 100 m de altitud).
Están convencidos que, si bien en la última década muchas nuevas especies han sido descritas a partir de esta región biogeográfica, y otras todavía esperan ser identificadas o confirmar su identidad, exploraciones futuras traerán nuevas sorpresas y quizás aumente el número de especies guayanesas de Pristimantis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...