Ambiente en la lupa de Vitalis


De nuevo, la situación ambiental generada por la minería, los pasivos ambientales y el impacto sobre la biodiversidad en el estado Bolívar destaca en el informe anual de Vitalis.
Minería, pasivos ambientales y biodiversidad son algunos de los problemas ambientales del estado Bolívar que destacan en el informe anual de la ONG venezolana 



Con acciones concretas que pueden desarrollarse durante el período 2013-2014, la ONG Vitalis presentó su más reciente estudio sobre la situación ambiental del país en 2012, en el cual destaca el estado Bolívar con los problemas generados por la minería y los pasivos ambientales de las empresas básicas.

El estudio identifica 65 problemas y 63 logros en base a la consulta de 91 profesionales representantes de los diversos sectores del país (31% universidades, 24% ONG y organizaciones de base, 11% gobiernos, 7% empresas privadas, 3% consejos comunales, entre otros) y el mismo, busca “promover una mayor eficiencia y eficacia en la gestión, conservación y uso sustentable de nuestros recursos naturales y del ambiente en general en Venezuela”. Vitalis es una organización creada para promover la formación de valores y conductas cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable en la sociedad venezolana.
DESDE LO LOCAL

El informe menciona algunos problemas ambientales del estado Bolívar al referir “la persistencia de la minería ilegal en el sur del país, en particular en los ríos Paragua y Caroní, con consecuencias lamentables en la calidad de los cuerpos de agua, en particular por la contaminación por mercurio”.

Igualmente, incluye al estado Bolívar como una de las regiones del país donde existe “poca claridad en el manejo de los pasivos ambientales”. De la misma manera, enfatiza la limitada inversión en el manejo de las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae), en particular de los parques nacionales, los monumentos naturales, los refugios y santuarios de fauna silvestre, que en el estado Bolívar totalizan 23; así como también la insuficiente presencia de guardaparques, guardafaunas, guardabosques y otros profesionales.

A la par, destaca la persistencia del comercio ilegal de animales y plantas silvestres, especialmente en las carreteras; la escasa información compartida con la ciudadanía sobre el patrimonio natural del país y la falta de estímulo al desarrollo de planes nacionales de conservación de especies faunísticas como jaguar, manatí (propias del estado Bolívar), oso frontino y cardenalito, especies consideradas de gran valor científico, cultural y nacional.

La actualización cartográfica del río Caroní resalta como uno de los logros de la gestión ambiental pública en 2012, con la creación del Plan Nacional de la Gestión Integral de las Aguas, que incluye el Sistema de Información Geográfica de las Aguas (Siga) y que, según el informe de Vitalis, se ha actualizado los mapas de 16 regiones hidrográficas del país.



GESTIÓN EN CIFRAS

Desde el Gobierno nacional hasta los grupos estudiantiles, ninguno escapa de ser calificado por su participación en promover una adecuada gestión ambiental en el país. Según los datos del informe de Vitalis, el 93% de los especialistas consultados evalúa la gestión ambiental nacional “de regular a muy mala”, seguido por la gestión municipal con 96,5% y la estadal con 99%.

Asimismo, “de muy mala a mala” fue calificada la gestión de instituciones oficiales como la Contraloría General de la República (la mayor votada con 88%) acompañada de la Fiscalía General de la República (con 78%) y Asamblea Nacional (65%), instancias que, a juicio del análisis de Vitalis, no muestran “diferencias significativas a los resultados de años anteriores”. En el renglón “de muy mala a regular” se encuentra la gestión ambiental de las asociaciones de vecinos, los consejos comunales y los organismos de guardería ambiental en un porcentaje de 91, 93 y 83 respectivamente.

De igual forma, 93% de los consultados consideró que las organizaciones productivas privadas presentan una gestión catalogada “de muy mala a regular” para las pequeñas y medianas industrias, y 87% para las grandes industrias, “lo cual representa un pequeño incremento en la crítica a la gestión ambiental para las primeras, en comparación con años anteriores”.

Hasta la gestión ambiental de las asociaciones estudiantiles fue evaluada 74% de muy mala a regular, “con lo cual se incrementa la valoración negativa a la participación de los movimientos universitarios en la gestión ambiental”. Por su parte, la labor ambiental que ejecutan las ONG, universidades públicas y privadas, y los medios de comunicación social, es considerada por los especialistas “de regular a buena” en porcentajes de 77, 69, 69 y 69 respectivamente, reflejando los tres primeros “un decrecimiento aproximado del 3% en su buena evaluación, en tanto que los medios de comunicación reflejan un leve incremento de aceptación en comparación con años anteriores”.
Propuestas de acción
1. Actualización o adecuación de 26 instrumentos jurídicos respecto a las normas ambientales a raíz de la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. 
2. Dotar a las ciudades con la infraestructura apropiada para manejar sus residuos y desechos.
3. Promover la permanente actualización de los inventarios de flora, fauna, paisajes y ecosistemas.
4. Controlar las invasiones, en particular dentro de áreas protegidas, que atentan contra la preservación de los procesos ecológicos esenciales, sus fenómenos evolutivos, la flora, la fauna y el paisaje en general.
5. Impulsar el desarrollo de campañas de sensibilización e información ambiental que contribuyan a valorar el agua y la energía.
6. Elaborar y promulgar el reglamento a la Ley de Aguas, basado en una amplia y sustantiva consulta a todos los sectores de la sociedad venezolana.
7. Impulsar los planes y programas de adecuación ambiental de los sectores de la pequeña, mediana y gran industria, públicos y privados, a los fines de promover la adopción de mecanismos de producción y desarrollo limpios.
8. Continuar los programas de ahorro energético, impulsando la creación de mesas técnicas que permitan a los ciudadanos expresar sus ideas e inquietudes y llegar a consensos.
9. Instar a los Alcaldes a asumir con responsabilidad sus principales competencias ambientales.
10. Proponer al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela la creación o puesta en funcionamiento del Consejo Nacional del Ambiente
11. Crear el Fondo Nacional del Ambiente, con aportes públicos y privados, que permita el desarrollo de proyectos y programas locales, regionales y nacionales. Para conocer el resto de las propuestas enlazar aquí


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...