La mágica avifauna del Chimanta

Zonotrichia capensis sobre un bosque de Bonnetia. Foto cortesía Weidmann.
En el macizo Chimanta existe una avifauna que habita en bosques y laderas con un rango altitudinal entre 400 y 1 300 msnm; mientras que por encima de los 1 200 msnm se encuentran otras especies de aves

Aves que soportaban temperaturas de hasta 3ºC, mientras aleteaban por la cima del macizo Chimanta, sorprendieron a la especialista en ornitología Glenda Medina-Cuervo, haciéndola reflexionar sobre la complejidad de uno de los ecosistemas más enigmáticos y seductores de la Guayana venezolana.
Como integrante del grupo científico que durante tres años de expediciones realizó diversos estudios en el conjunto de mesetas o tepuyes que conforman el macizo Chimanta, ubicado en el sector occidental del Parque Nacional Canaima, Medina-Cuervo dedicó más de 1 700 horas a observar la dinámica de las aves y en especial, lo bien adaptadas que estaban para soportar las extremas condiciones climáticas en la cima del tepuy, incluso con “actividad en todas las especies a temperatura de hasta 3ºC”.

La flora única y exuberante del Chimanta

Flor de la Acopanea ahogadoi. Foto Weidmann

Para el botánico Otto Huber, la flora presente en la cumbre del macizo Chimanta, “estimula” el quehacer científico “sobre un mundo vegetal extraordinariamente bello e interesante”

A una altura de 1 900 msnm, en la altiplanicie suroriental del Akopán-tepui, uno de los once tepuyes que conforman el macizo Chimanta en el Parque Nacional Canaima, los científicos Steyermark, Luteyn y Huber detuvieron su paso.

Chimanta: centro más importante del endemismo y la diversificación en especies de la Guayana venezolana


Foto Alexander Rommel
El macizo Chimanta es una de las montañas más enigmáticas y seductoras del Escudo de Guayana debido al alto grado de especies únicas en flora y fauna que atesora este complejo ecosistema tepuyano


Un género nuevo para la ciencia botánica (Acopanea), cuatro especies de fauna endémica y aves que soportan temperaturas de hasta 3ºC, son algunas de las riquezas biológicas que atesora una de las montañas más enigmáticas y seductoras del complejo de mesetas o tepuyes del Escudo de Guayana.

El vanidoso mono capuchino del Orinoco


Foto Google.
La destrucción de su hábitat, la cacería indiscriminada con fines comerciales y la captura para usarlo como mascota, son las principales amenazas que enfrentan esta especie de la Guayana venezolana

  

Resulta que es un vanidoso. Cuando el mono capuchino del Orinoco se dispone a beber agua, pone especial cuidado en no mojarse su peluda –pero muy arreglada- barba. Un gesto que le llamó tanto la atención al conocido naturalista Alejandro de Humboldt que terminó bautizándolo con el nombre de Chiropotes: “el que bebe con la mano”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...