24 estudios sobre mercurio en Venezuela reconocen riesgo para la salud

Ciclo del mercurio en el cuerpo humano. Infografía Jesús Aguiar.
La toxicóloga Maritza Rojas realizó una revisión bibliográfica de las investigaciones publicadas en las principales bases de datos científicos del país, en la cual “reconoce un importante riesgo humano/ambiental de exposición mercurial, no solo desde el punto de vista ocupacional sino para la población general”

Una revisión a 24 estudios científicos sobre mercurio en Venezuela, realizados durante el periodo 2004-2008, reconoce que la minería del oro “sigue siendo un importante riesgo humano de exposición mercurial, no solo para los mineros en sí, sino para la población general, y para pescadores y sus familias. El mercurio (Hg) además, también es liberado en cantidades importantes a ríos y lagos, lo cual representa un importante riesgo ecológico”.

El análisis bibliográfico estuvo a cargo de la toxicóloga e investigadora Maritza Rojas y sus resultados están publicados en la revista “Salus online”, órgano oficial de divulgación científica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo.
Los estudios consultados provienen de las bases de datos PubMed-Medline, Scielo, Lilacs, Bireme, bibliotecas online de las Universidades Nacional Experimental de Guayana, Central de Venezuela, de Carabobo, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

MÁS AFECTADO
El informe indica que la zona más estudiada resultó el estado Bolívar con 11 investigaciones, representando así el 45,8% del total de los estudios, tal y como era de esperarse, según Rojas, “ya que es la principal área del país donde se realiza la explotación del oro con utilización de mercurio”.
Agrega que es la más afectada por la actividad minera en los ríos Caroní y Caura, siendo este último “un río con una impresionante biodiversidad que cada día se ve más afectado por el uso irresponsable del metal y de la disposición de sus desechos”.
El resto de los otros estudios se ejecutaron en el estado Carabobo (San Diego, Parque San Esteban, Zona Costera Puerto Cabello-Morón y San Joaquín); en el Golfo de Paria, Caracas, Mérida y en el Lago de Maracaibo.

METAL PELIGROSO
El Programa Internacional de Seguridad Química de las Naciones Unidas considera al mercurio como “uno de los seis contaminantes más peligrosos para la vida”. Rojas señala que “este metal se libera de forma natural de fuentes tales como volcanes, evaporación de las superficies del suelo y agua, degradación de minerales y por incendios forestales”, además de ser “un elemento traza del carbón por lo que su amplio uso en las centrales termoeléctricas es una de las principales fuentes de emisión de mercurio al aire en el mundo”. Asimismo, enfatiza que “debido a sus propiedades químicas, ha sido utilizado ampliamente en la industria y la medicina. Sin embargo, genera variados efectos adversos en el Sistema Nervioso en desarrollo, renal e inmunológico, entre otros. Igualmente, es dañino al ecosistema y a la vida silvestre”.

RESULTADOS
Del total de 24 estudios identificados, siete evaluaron mercurio en humanos, 10 ambientales, tres mixtos (aspectos ambientales y humanos), dos técnicos y dos revisiones que también valoraron lo ambiental y lo humano.
Los resultados de las muestras humanas registran un rango de valores para mercurio en cabello entre 0.36-186.4 mg/g (lo permisible es 10 mg/g); mientras que para mercurio en sangre presenta un promedio entre 11.78 a 20 mg/g (lo permitido es 15 mg/g).
Cabe destacar que en aquellos estudios que investigaron signos de salud asociados al mercurio, los síntomas más observados fueron del tipo neurológico (tensión nerviosa, estrés, cefaleas, insomnio, temblores, cambios de humor); afectaciones del tracto gastrointestinal y algunos oftalmológicos.
Ante esta realidad, la especialista Maritza Rojas explica que “los resultados de estos investigadores documentan datos importantes para estudios futuros, acerca del impacto real del mercurio, que pudiese conducir a efectos deletéreos (letales) en el ambiente y/o en la población expuesta”.
En tal sentido, recomienda realizar “suficientes estudios que permitan establecer tanto los efectos ambientales como humanos del metal, entendiendo su ciclo biogeoquímico para poder estimular acciones de prevención y control de la contaminación”.
Ración de mercurio
En Venezuela no existen normas que regulen la pesca por problemas de contaminación de peces por mercurio, en especial para el consumo de estos peces por parte del sector más vulnerable: mujeres embarazadas y en período de lactancia, y niños menores a 15 años de edad. De tal forma que las investigaciones realizadas por el Centro de de Investigaciones de Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Universidad Nacional Experimental de Guayana, en los peces provenientes de los ríos Caroní y Caura, sugieren un consumo de peces carnívoros y omnívoros no mayor de una a dos veces por semana para las mujeres embarazas y niños; mientras que para los adultos de tres a cuatro veces por semana en las siguientes cantidades: 130 gr. de aymara; 220 gr. de curvinata; 90 gr. de payara; 270 gr. de caribe; y 450 gr. de pavón, bien sea sancochado, frito o asado, porque la forma de cocinarlo no alterará la concentración de mercurio acumulada en la carne del pez.

2 comentarios:

  1. hola justo esta semana me dijieron que el cochayuyo servia para, limpiar los metales del cuerpo, realmente no lei todo lo anterior , porque estoy, muy cansada, pero quizas podria ser una manera , de ayudar tambien esta sauna infrarojo que limpia los metales del cuerpo.
    bendicones veronica

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu aporte Verónica, pasaré el dato.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...