Estudiantes y docentes participan en estudio sobre golondrinas migratorias


Golondrina de río (Progne tapera fusca).
Un grupo de escuelas de San Félix participaron en el registro de datos para el estudio de las golondrinas que llegan a la Plaza de las Ciencias del Sur en Puerto Ordaz, procedentes de los países del sur del continente americano

“No sabía de este evento, es divertido, interesante y debemos apreciarlo”.

Las jóvenes Génesis y Yolysbeth, estudiantes de la Escuela Básica Nacional “José Tomás Machado”, se encontraban caracterizando los distintos elementos que se encuentran en la Plaza de las Ciencias del Sur, donde cada año se concentra la mayor cantidad de golondrinas procedentes de los países del sur del continente americano.


Ellas, junto a maestras y estudiantes de las escuelas Teresa de la Parra, Andrés Bello, Joaquina Sánchez, Pozo Verde y Fronteras de Guaiparo, ubicadas en San Félix, participaron del taller de inducción al estudio de las aves migratorias que, desde hace tres años, ofrecen Rosauro Navarro, coordinador del Grupo de Investigaciones Ornitológicas (GIO); Nay Valero, docente e investigadora de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg) y Yemayá Padrón de la Colección Ornitológica Phelps de Caracas. El objetivo de los organizadores es establecer la red de monitoreo de las aves migratorias australes desde las escuelas, un proyecto que cuenta con el apoyo de Aves Internacionales, grupo de investigadores dedicado al estudio y conservación de las especies que migran dentro del continente suramericano.
Tanto Génesis como Yolysbeth estaban sorprendidas de saber que esta plaza, ubicada en la carrera Caicara de Puerto Ordaz (frente a Fundacite Bolívar, CVG Ferrocasa, Del Sur y Hyundai), sirve como dormidero de las más de 500 mil golondrinas de río (Progne tapera fusca) y los casi tres mil Atrapamoscas tijereta (Tyrannus savana) que, escapando del frío austral, encuentran abrigo en las 18 frondosas ceibas que adornan la plaza.
Además, aprendieron que estas golondrinas forman parte de las 232 especies de aves que se desplazan hasta los países del norte de Suramérica mientras dura el invierno en sus lugares de origen (Argentina, Paraguay y Uruguay); un evento natural considerado por los científicos como el tercer movimiento migratorio de aves más importante del planeta. 

Rosauro Navarro, coordinador del GIO, repasa con los alumnos lo aprendido en el taller teórico antes de proceder a registrar los datos de las especies capturadas para ser anilladas.
“Este evento migratorio te enseña lo importante que es cuidar a las aves, darle valor a la naturaleza y ser honestos con ellas cuando vienen a la ciudad y limpiar la plaza, porque es un espectáculo que nos inspira”.
Las niñas Paola, Jhoisiel, Jhairit, Mileidys y Andimar, alumnas del cuarto y quinto grado de educación primaria de la escuela “Andrés Bello”, se asombraron de ver la gruesa capa de excrementos o guano que a diario depositan las golondrinas migratorias en el suelo de la plaza, cuando regresan al dormidero luego de pasar todo el día en las riberas de los ríos Orinoco y Caroní alimentándose de insectos, una función de control que beneficia a la comunidad.
Por eso, no entendían el porqué las autoridades municipales no iban a limpiar todos los días la plaza, para así poder presenciar –sin ese olor tan penetrante que dejan las excretas- el espectáculo que tanto les inspira para realizar cuentos, dibujos y exposiciones en sus escuelas sobre estas visitantes aladas. Saben que es necesario mantener la higiene en ese sitio porque la estadía de las aves migratorias dura más de cuatro meses, desde que llegan a mediados de abril y hasta que retornan a principios de septiembre. 

Nay Valero, profesora e investigadora de la Uneg, sostiene en sus manos un individuo de Progne tapera fusca mientras las alumnas detallan sus características.
"Me gusta mucho cuando las golondrinas llegan a dormir a las ceibas y hacen esos vuelos tan lindos, yo creo que la comunidad toda debe aprovechar para venir a verlas y cuidarlas”.
La pequeña Crisbelis, cursante del cuarto grado en el colegio “Teresa de la Parra”, observaba con emoción el momento en que comienzan las golondrinas a realizar piruetas en el aire, antes de buscar acomodo en las ramas de las ceibas.
Libreta en mano, anotaba la hora en que entraban fugaces a las ceibas y hasta el sonido que hacían. Luego de la captura de algunos ejemplares en las redes, registró junto al resto del grupo, todos los datos: peso, tamaño del ala, cola, tarso, pico, hora de captura; para finalmente, colocarles un anillo de color blanco en una de sus patas que permitirá su seguimiento en otras latitudes. Crisbelis fue una de las nueve niñas escogidas para liberar a las golondrinas objeto de estudio. La sonrisa en su rostro resultó la mejor prueba del éxito de estos talleres.

La emoción invade a los futuros ornitólogos cuando empiezan a llegar las golondrinas al dormidero.

Conocer para luego conservar
Para Nay Valero, especialista en Educación Ambiental, promover este tipo de talleres implica, desde el punto de vista pedagógico, formar un estudiante que se reconozca más en su entorno, a través de la observación y descripción de las especies, y en esa medida “empezar a tener más identidad, a conservar, defender o tener curiosidad por estudiar algún área afín de la ecología”. Dijo que durante el taller se enseñan nociones básicas sobre el uso de las herramientas necesarias para la observación de aves, que luego son utilizadas en la salida de campo: la libreta de campo, los binoculares, la cartilla, el horario, los registros y la ubicación espacial.
Las alumnas del Andrés Bello y Teresa de la Parra enseñan las bolsas donde están resguardadas las golondrinas.
El dato
Desde que comenzaron a llegar las golondrinas migratorias, a mediados de abril, la Alcaldía de Caroní aún no ha enviado cuadrillas de limpieza a la Plaza de las Ciencias del Sur donde ya se acumula una gruesa capa de excretas o guano que genera un fuerte hedor, incómodo para las personas que viven en el sector y aquellas que acuden cada día a las 5:30 PM a observar el evento natural.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...