Día Mundial de las Aves Migratorias

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente impulsó en 2006 el Día Mundial de las Aves Migratorias para sensibilizar a la humanidad sobre la conservación de estas especies y sus hábitats

Las aves migratorias y la gente: juntos a través del tiempo” es el lema que celebra la existencia de las viajeras aladas que, a lo largo de la historia, han fascinado a las distintas culturas.

El Día Mundial de las Aves Migratorias fue instaurado en el año 2006 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), con el objetivo de impulsar durante el segundo fin de semana de mayo una campaña para “sensibilizar a la humanidad sobre la conservación de estas especies y sus hábitats” a fin de “preservar los lazos culturales que tenemos con las aves migratorias y los vitales beneficios económicos y medioambientales que mantienen”.
Un lazo que en Puerto Ordaz se viene afianzando desde que la Golondrina de río (Progne tapera fusca) y la Tijereta (Tyrannus savana), dos de las 262 especies de aves migratorias australes, escogieran la Plaza de las Ciencias del Sur como su sitio predilecto para dormir, mientras dura el invierno (abril-septiembre) en sus lugares de origen (Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia y sur de Brasil).


Plaza de las Ciencias del Sur, frente a Fundacite Bolívar, dormidero de las aves migratorias australes.
MIGRACIONES
Rosauro Navarro, coordinador del Grupo de Investigaciones Ornitológicas (GIO) en el estado Bolívar, explica que existen tres movimientos migratorios de aves en el planeta: el austral, referido a las aves que se desplazan dentro del subcontinente suramericano; el boreal, alusivo a la migración que hacen las aves desde la parte norte de Norteamérica, incluyendo Alaska, hasta la tierra del fuego en Suramérica; y el movimiento ártico que se hace desde Europa hasta Asia.
“Estos dos últimos movimientos migratorios son muy conocidos y estudiados, pero no así el movimiento austral, por eso llama tanto la atención de los científicos de otros países lo que ocurre en la Plaza de las Ciencias del Sur de Puerto Ordaz, donde se concentra la mayor cantidad de individuos de una sola especie migratoria (Progne tapera fusca) que viene exclusivamente del sur y donde puede haber una representación poblacional de todo el subcontinente, no todas están acá, pero podrían estar representadas las diferentes poblaciones que están distribuidas en Chile, Argentina y sur de Brasil porque la cantidad es muy grande”. 

Las aves migratorias australes realizan una ruta de 4 500 kilómetros desde los países del sur, vuelan a lo largo de la Amazonía brasilera, entrando por los llanos colombianos y ubicándose en los países del norte de Suramérica.

GOLONDRINA DE RÍO

Las observaciones realizadas desde 2006 por Navarro, conjuntamente con la investigadora Sara Julia Leal, estiman un aproximado de 500 mil golondrinas de la especie Progne tapera fusca que llegan a la plaza, aunque también se han identificado otros dormideros en los estados Lara, Carabobo, Yaracuy, Zulia y Nueva Esparta, “pero la cantidad de Progne tapera fusca en el dormidero de Puerto Ordaz es superior”.

El ornitólogo aclara que parte de la investigación que realizan con el apoyo de Aves Internacionales (red de investigadores del movimiento austral) es desarrollar un método efectivo para contarlas, además del monitoreo y seguimiento a su ecología y dinámica de vida.
Progne tapera fusca. Foto Google
Tyrannus savana. Foto Google
“Por ejemplo, esta especie se reproduce en su lugar de origen, aquí vienen hacer parte de su madurez; duermen acá y se van a la planicie de inundación del Orinoco y el Caroní donde tienen seguro una gran variedad de alimento; pero debemos conectar de donde vienen estas aves y a donde van, que en ecología se llama conectividad de población, y ya teniendo dos puntos de referencia de donde vienen y a donde van, podemos monitorear si ese patrón se mantiene durante el ciclo anual y de ahí ya se pueden hacer programas de conservación mucho más efectivos”.
TIJERETA

Con relación a las Tijeretas (Tyrannus savana) -especie que llega a esta plaza en una proporción estimada en 3 mil individuos- los estudios que realiza la red Aves Internacionales en Colombia y Venezuela, revelan que su llegada coincide con el inicio de las lluvias en el norte de Suramérica.
“Estas lluvias torrenciales desencadena la salida de insectos y disponibilidad de fruta en varios árboles frutales. Las tijeretas llegan al norte del continente con plumas desgastadas y en un estado precario. Estas aves migratorias aprovechan estos recursos para sobrevivir la época no-reproductiva y al mismo tiempo cambiar (mudar) sus plumas que traen desde el año anterior. Al final de su temporada de invierno (septiembre) estas aves vuelan 4 500 km para conseguir pareja en el sur del continente, ya con un plumaje nuevo y atractivo”.


Bandadas de golondrinas llegando al dormidero. Foto Gabriel Picón
IMPORTANCIA
Esta red destaca la importancia del estudio de la migración de aves en Suramérica por cuanto ellas sirven como indicador de los cambios climáticos; asimismo, las poblaciones en otros sistemas están disminuyendo y “no se conoce la situación en que se encuentran las poblaciones de muchas especies migratorias australes”; además, son importantes vectores de enfermedades, “varias cepas de virus, de la Influenza Aviar, Newcastle y West Nile que se encuentran en las aves silvestres a nivel mundial son transportadas entre continentes y países mediante la migración. Para poder predecir donde se podrían encontrar en el futuro los virus transportados por las aves, se necesita primeramente estudiar a donde y cuando viajan estas especies y monitorear a los virus que portan”.

Salubridad
Con respecto a la salud, Rosauro Navarro, coordinador de GIO en el estado, dice que en las reuniones organizadas desde 2009 por Fundacite Bolívar “se han invitado a la Alcaldía y al Distrito Sanitario, pero no ha habido receptividad; los vecinos se han quejado de problemas respiratorios por las polillas que se liberan al entrar y salir las golondrinas, por eso fue la idea de hacer la red para empezar a ayudar y tratar de informar; esta especie no representa ningún riesgo para el humano más bien lo libera de insectos, y si la municipalidad se compromete a limpiar la calle regularmente se puede aprovechar ese lugar como un símbolo de Puerto Ordaz”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...