Iniciativas para una Panamazonia humana y sustentable

Los talleres temáticos simultáneos del seminario "Escenarios y perspectivas de la Panamazonia", atraparon la atención de académicos, líderes indígenas, sociedad civil, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y cooperantes; inspirados en el debate propositivo de ideas


Los espíritus de la selva aún se podían sentir en los pasillos del Centro de Convenciones Hangar de Belén, donde por segundo y último día se lleva a cabo el seminario “Escenario y Perspectivas de la Panamazonia”, evento que congrega las mejores voluntades por conservar el bosque tropical más grande del planeta.
Espíritus de la selva amazónica deambulaban por el seminario.
Los talleres temáticos simultáneos atraparon la atención de académicos, líderes indígenas, sociedad civil, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y cooperantes; inspirados en el debate propositivo de ideas que permitan “un desarrollo más humano, más amigable y más ético en la Amazonía”, tal como lo expresó Sigrid Vasconez, secretaria ejecutiva de ARA (Articulación Regional Amazónica), una de las instituciones organizadoras del evento junto al Foro Amazonía Sustentable.

Un análisis sobre los escenarios y monitoreo de las presiones en la Amazonía ecuatoriana y peruana fueron presentados por la Iniciativa de Conservación Andina Amazónica, mientras que Imazon detalló los alcances del sistema de alerta de deforestación. De igual forma, la Red de Fondos Ambientales Latinoamericanos (REDLAC), Fondo Amazonia, Alianza Clima y Desarrollo (CDKN), Fundo Vale y Avina, explicaron las alternativas de financiamiento para la Panamazonia.
Otra de las salas temáticas permitió conocer las experiencias e iniciativas en el manejo y desarrollo sustentable de la región, en las cuales destacaron las presentaciones de la mesa de coordinación administrativa de Colombia; la mesa forestal establecida en la cuenca del río Napo (Ecuador); el valor de la cultura amazónica precolombina para una producción sustentable en Bolivia; la recuperación cultural e innovación productiva sustentable en el desarrollo local, adaptación y reducción de emisiones adelantada por Bolivia; los municipios verdes en Brasil con la experiencia de la ciudad de Paragominas; y la participación indígena en el desarrollo regional de Perú, enfatizando la consulta, educación y conservación.
Los productos indígenas fueron protagonistas del seminario.
Asimismo, temas como la economía verde y el mecanismo REDD+ (reducción de emisiones de carbono) visibilizó el trabajo del Instituto Ethos de Brasil en promover la transición de empresas a una economía incluyente, verde y responsable; también se presentaron los estudios TEED sobre economía de ecosistemas y biodiversidad y el de ARA Regional sobre REDD+.
La temática referida a las articulaciones transfronterizas interesó a Nicolás Betis, representante de Venezuela en la Confederación de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica), quien consideró importante participar en este evento que busca una visión compartida para la conservación de la cuenca amazónica, de la cual Venezuela es parte. “Hay que plantear un cambio de paradigma como pueblos indígenas de Suramérica y Centroamérica sobre el buen vivir, vida plena en la Amazonía, basado en el principio de la vida, que es distinta a otras propuestas de desarrollo como mercado de carbono, mecanismo de desarrollo limpio, basadas muchas veces en principios del comercio; mientras que nuestra visión es holística, integral, esa es la filosofía de nuestra propuesta. La vida se encuentra en crisis como está la Amazonía”.
Nicolas Betis.
Durante el taller, Betis planteó el tema de los territorios indígenas considerado como transversal. “El derecho al territorio está presente cuando hablamos de medio ambiente, educación, salud, desarrollo, está implícito, por eso debemos insistir en su defensa”. Explicó la experiencia en Venezuela donde se cuenta con una legislación en materia indígena, pero débil en su implementación. “La vicepresidencia de la República preside la Comisión Nacional de Demarcación con la colaboración técnica del Ministerio de Pueblos Indígenas, pero está detenido debido a que no se han designado los delegados indígenas y esto se debe, a la injerencia del ministerio que quiere colocar personas que no son las más adecuadas para estar allí, y hemos protestado al considerar que esa designación le corresponde a las asambleas de pueblos indígenas que deben escoger a sus representantes sin intereses particulares o partidistas”.

AL NOROESTE AMAZÓNICO
Por su parte, Adriana Ramos, secretaria ejecutiva del Instituto Socioambiental de la Amazonia (ISA), ahondó en el trabajo que desde hace 20 años realizan en la cuenca del río Negro, como parte de la articulación del noroeste amazónico que reúne a Venezuela, Colombia y Brasil, denominada Canoa. “Mantenemos relaciones con organizaciones como Wataniba en Venezuela y Gaia en Colombia, en la perspectiva de tener acciones conjuntas de gestión territorial y revalorización cultural de los pueblos indígenas, a fin de garantizar la sustentabilidad de sus territorios”.
Mencionó los proyectos concretos en Brasil donde desarrollan un trabajo de soporte a la educación diferenciada; de apoyo a alternativas económicas; asimismo, dijo que en río Negro impulsan otros proyectos referidos a seguridad alimentaria, formación y capacitación de líderes indígenas y una fuerte participación en acciones de incidencia política, principalmente en Brasil, considerando las políticas indigenistas y socioambientales en general. También trabajan en la cuenca del río Chingú con poblaciones extractivistas, indígenas y productores rurales en los procesos de restauración forestal de sus propiedades.
“Tenemos un programa de monitoreo de áreas protegidas en la Amazonía, en el cual desarrollamos con organizaciones de otros países, una red amazónica de información socioambietal georreferenciada (Raisg), que también fue presentada en este evento, como una iniciativa transfronteriza que tiene la perspectiva de hacer escenarios cartográficos acerca de la Amazonía, ahora estamos estudiando las presiones y las amenazas de impactos de acciones económicas y proyectos de infraestructura sobre territorios indígenas y áreas protegidas”.
Productos medicinales amazonenses.
Explicó Ramos que la principal preocupación es la deforestación, pero también han observado un crecimiento muy grande de actividad minera ilegal, exploración de petróleo y gas “que son la mayor perspectiva de presión que tenemos a futuro; vemos que hay una sobreexposición muy fuerte de esos intereses, con la creación de nuevos proyectos como los hidroeléctricos sobre los territorios de los pueblos indígenas y áreas protegidas”.
Adriana Ramos.

Procesos que a juicio de Ramos, “pueden transformar a la Amazonía en la mayor floresta discontinua del planeta”. Es por eso que ahora se inicie un análisis más localizado de cada región, para que se puedan evaluar los impactos.
Al respecto, Beto Ricardo, investigador de ISA, agregó que en los últimos años han priorizado las relaciones de cooperación con la contraparte de la sociedad civil de los demás países amazónicos para convocar la iniciativa Raisg, que ya tiene contraparte en ocho países de la Amazonía (falta Guyana).
“ISA tiene una oficina en Boa Vista, capital del estado de Roraima, frontera con Venezuela, donde incorporamos un trabajo de muchos años con los yanomami en las áreas de educación, derechos, medio ambiente y es la mayor etnia de bosque tropical del planeta, mitad de la población vive en territorio brasilero y la otra mitad del lado venezolano, entonces el esfuerzo debe ser hacia un trabajo de apoyo a los derechos de los yanomami y coordinar el esfuerzo transfronterizo, porque los virus y las bacterias no respetan las fronteras”. Ricardo dijo que este trabajo exige un alto nivel de especialización “porque hay que hablar las cuatro lenguas yanomami, formar equipo, cuidar y establecer relaciones de convivencia prolongada, y ese es el reto principal”. 
video

Por su parte, Aime Tillett, antropólogo y representante de Wataniba, explicó que trabajan con el pueblo yanomami desde 2008 en el estado Amazonas, principalmente por el vínculo transfronterizo que mantienen con ISA, “una articulación que es permanente, planificamos juntos las líneas de trabajo, los objetivos y compartimos los financistas que apoyan el trabajo”. Dijo que el equipo de Wataniba cuenta con varios expertos en trabajo con yanomami, “hablan su lengua y vienen de trabajar en otras áreas como el plan de salud yanomami, y a partir de este año se integró al equipo una asesora de campo que viene de trabajar con ISA; además en estos momentos los yanomami están preparándose para formalizar la conformación de su organización Horonami, para abordar distintos temas de amenazas en sus territorios como la salud, la invasión de mineros provenientes de Brasil y ese es uno de los temas que nos mantiene articulados, haciendo seguimiento a esta actividad que tanto impacta en el territorio yanomami”.
Ricardo agregó que esta alianza de ISA y Wataniba “es un trabajo cuadrangular de ambas ONGs en cooperación con las organizaciones yanomamis de ambos países”.
Durante el seminario se mostraron las fotografías ganadoras del concurso promovido por ARA Regional.
Precisamente, articular estos desafíos y realidades que son similares para los países de la cuenca amazónica, e intercambiar conocimientos sobre estas iniciativas de conservación y desarrollo sustentable que pudieran multiplicarse e incidir en mejores políticas públicas, resumió el espíritu de un encuentro que sembró la semilla para una visión compartida e integrada de la Panamazonia. Esperemos el próximo encuentro.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...