A propósito del Día de la Resistencia Indígena

En el año 1993, se inicia la investigación “Poder, parentesco y sociedad entre los Yekuana de los ríos Caura y Erebato”, desarrollada por el Centro de Investigaciones Antropológicas de Guayana de la Uneg, que concluyó con la Ley de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas

  
Un proyecto de investigación que pretendía conocer las formas de organización social y política de las comunidades indígenas yekuana de la cuenca del río Caura, terminó enarbolando la bandera de los derechos plasmados en la Ley de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas, instrumento jurídico muy recordado cada 12 de octubre, cuando se conmemora el Día de la Resistencia Indígena.
Bajo la coordinación de la antropóloga Nalúa Silva Monterrey, en el año 1993 se inicia la investigación denominada “Poder, parentesco y sociedad entre los Yekuana de los ríos Caura y Erebato”, desarrollada por el Centro de Investigaciones Antropológicas de Guayana (Ciag), adscrito a la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg).
Silva Monterrey, egresada de la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México (1986), con Doctorado en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, señala que el objetivo principal de la mencionada investigación era profundizar el conocimiento científico sobre las distintas formas de organización social y política de las comunidades indígenas mencionadas, así como también ahondar en las distintas relaciones que establecían con la naturaleza, para lo cual se desarrolló una serie de herramientas de análisis y metodologías innovadoras.
Recuerda que el Caura es considerado por muchos científicos, como una de las cuencas vírgenes del planeta que integra cinco figuras jurídicas de protección (a pesar de las incursiones de mineros en la zona) y donde se exhibe una rica diversidad biológica y cultural, aún por descubrir.
La antropóloga Nalúa Silva Monterrey en compañía de Joany Pérez y Ramón Tomedes, de la organización Kuyujani, en una travesía por el alto río Erebato.
UNIENDO VOLUNTADES
En ese proceso de levantar información básica científica para el proyecto científico, surgió una de las propuestas más controversiales en materia ambiental que movilizó a todos los grupos defensores de la cuenca. La empresa hidroeléctrica Edelca (actual Corpoelec) inició los estudios de factibilidad para un posible trasvase del río Caura al río Paragua, lo que implicaba que éste se iba a secar en un 60% de su longitud, inundándose una extensa proporción de tierras.
Silva Monterrey participó en los estudios de impacto ambiental y evaluó las consecuencias a nivel de salud, desplazamiento de las comunidades de su hábitat, pérdida de ecosistemas, organización social, entre otras, que un proyecto de esta envergadura causaría en uno de los ecosistemas privilegiados para el planeta.
Desde ese entonces, y a petición de los pueblos yekuana del Caura, integrados en la Organización Kujujani, la Uneg, a través de sus distintos centros de investigación se comprometió en la defensa de la cuenca del Caura y en apoyar a las comunidades indígenas.
Recuerda Silva Monterrey que la propuesta del trasvase fue “una señal de alarma que se encendió en las comunidades indígenas, al darse cuenta que estaban vulnerables ante cualquier decisión gubernamental y que ellos no tenían nada que soportara la defensa de sus tierras”.
El proyecto “Poder, parentesco y sociedad entre los Yekuana de los ríos Caura y Erebato”, amplió así su enfoque inicial para incluir el tema de los derechos indígenas y del reconocimiento territorial.
La Ley de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras Indígenas se decretó en enero 2001.
UNIENDO CONOCIMIENTOS
El estudio para la demarcación de tierras indígenas se basó en la experiencia emprendida por Guyana y Suriname, con el apoyo de la Forest Peopel Program de Inglaterra, organización que promueve el reconocimiento de derechos humanos en los pueblos ubicados en las selvas del mundo e impulsa el desarrollo sostenible, en el entendido de que las poblaciones que viven en la selva han llegado a un equilibrio con el bosque, contribuyendo a su conservación y a promoverla.
Insiste la antropóloga que “uno de los elementos que permite conservar las culturas y los ecosistemas, es conseguir la estabilidad de esas comunidades que viven en el bosque, porque en sí, los bosques son resultado también de la acción del hombre, al actuar éste como dispersador de semillas, y al tener un conocimiento ancestral de manejo de bosques”.
La organización inglesa transfirió al equipo técnico del Ciag, toda la tecnología que se había desarrollado para el mapeo de territorios indígenas de Guyana y Suriname. Según explica Silva Monterrey, trabajaron los aspectos de cartografía, el social y el análisis espacial en situ. Asimismo, se diseñó un curso de formación para doce jóvenes de las comunidades indígenas yek´wana y sanema, a fin de que también pudieran abordar estos tres aspectos de la investigación.
“Los yek´wana son sociedades altamente descentralizadas, cada comunidad es autónoma, tiene su propio jefe, su propio consejo de ancianos, no reciben órdenes de otras comunidades. Por eso decidir los límites comunes de todas las comunidades en un espacio determinado requirió un esfuerzo de organización y reflexión histórica, social y tradicional muy rico, que fue acompañado por los técnicos del Ciag y del Forest People Program”.
Un esfuerzo mancomunado que se vio materializado en la primera gran demarcación de territorio de una comunidad indígena, a nivel nacional. El mapa se concluyó en 1998 con una valiosa información sobre ríos, monumentos simbólicos, zonas de conuco, cacería, pesca, recolección y pueblos antiguos ubicados en 4.2 millones de hectáreas de la cuenca del Caura.
El Cauraes una de las cuencas vírgenes del planeta.
DECISIONES
Pero, el proyecto no concluyó allí. Con la Reforma Constitucional del año 1999, las organizaciones indígenas solicitaron el apoyo del Ciag para presentar una propuesta sobre los derechos de los pueblos indígenas, que finalmente quedó plasmada en el capítulo 8 de la nueva Constitución Nacional.
Luego, en el año 2000 acompañaron a las organizaciones indígenas en el desarrollo de las leyes que permitieran implementar lo que mandaba la Constitución y así fue como la investigadora Silva Monterrey terminó siendo artífice de ese primer borrador que abrió la discusión sobre lo que sería la Ley de Demarcación y Garantía de Hábitat y Tierras de los Pueblos Indígenas.
Silva Monterrey es una acérrima defensora de la investigación básica porque a su juicio el conocimiento científico obtenido, y la capacidad de relacionarse y entender lo que estaba pasando en las comunidades, fueron las herramientas que permitieron el diseño de un proyecto de investigación complejo, pero que a su juicio, se desarrolló con éxito.
“Para hacer aplicación de la ciencia, se debe pasar por una fase de generación básica de conocimiento que permita después desarrollar propuestas innovadoras y serias que transformen la sociedad. Lo demás es sentido común aplicado". 
Desde las 12 Ventanas
Creado en 1995, el Centro de Investigaciones Antropológicas de la Uneg, con sede en la antigua Casa de las Doce Ventanas (Ciudad Bolívar), es un espacio científico para la reflexión de las dinámicas socio-culturales que caracterizan a la Región Guayana y sus áreas de influencia, a fin de conocer mejor, divulgar sus características, revalorizarlas, asesorar, planificar y ejecutar, programas que permitan mejorar la calidad de vida de sus habitantes, al tiempo que  ayuda a la salvaguarda de los intereses geopolíticos estratégicos de la nación y forma a nuevos investigadores. Entre sus líneas de investigación destacan: Identidad y discursividad; cultura y desarrollo sostenible; territorialidad; poblamiento; interculturalidad y educación; y derechos de las poblaciones locales. 
Con más de 38 publicaciones en revistas nacionales e internacionales, el equipo de investigadores activos está conformado por: Luis d´Aubeterre (coordinador), Alexander Mansutti, Nalúa Silva Monterrey, Zulema Melendez, Wajari Velásquez y Eric Lares.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...