La GSI busca garantizar la integridad ecológica del Escudo de Guayana


Son seis los países del Escudo de Guayana: Surinam, Guyana, Colombia, Guyana Francesa, Brasil y Venezuela.
 El taller regional de la Iniciativa del Escudo de Guayana se realizó esta semana en Surinam donde asistió la representante de Venezuela, Judith Rosales, investigadora de la Uneg

Fotos Google y guianashields.org

Durante los días 26 y 27 de octubre, se llevó a cabo en la ciudad de Paramaribo, Surinam, el taller regional de la Iniciativa del Escudo de Guayana (GSI, siglas en inglés), con el objetivo de revisar el estado de conocimiento de la ecología y los desafíos del desarrollo sostenible, en una región que reúne 25% de los bosques prístinos del mundo y 15% de la disponibilidad de agua dulce del planeta.
Según explica en su portal Web, la GSI es un proyecto eco-regional “ambicioso” que busca desarrollar un mecanismo financiero sostenible para la conservación de los ecosistemas únicos e intactos del Escudo de Guayana. La GSI advierte que “sin estabilidad financiera para la conservación y sin actividades de desarrollo sostenible, los recursos naturales de una de las pocas áreas remanentes de extensas superficies continuas de bosque primario, desaparecerán por causa de las actividades destructivas tales como la minería, la silvicultura, la agricultura y los proyectos de infraestructura pobremente planificados, que solo darán ganancias financieras a corto plazo”.
"El Escudo de Guayana es una eco-región de significancia global, al contener diversos ecosistemas que proveen hábitats para una alta biodiversidad".
ALIANZA ESTRATÉGICA
Esta iniciativa es financiada por la Unión Europea, el Gobierno de los Países Bajos a través de su embajada en Colombia, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Comité Nacional de los Países Bajos de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN); y la misma se desarrolló en dos fases.
La primera fase, de 2000 a 2004, se centró en la recopilación de información, producción de documentos de trabajo y el establecimiento de prioridades; mientras que la segunda fase, financiada por la Unión Europea y ejecutada desde 2006-2011, se enfocó en promover el desarrollo sostenible del Escudo de Guayana por medio de una política de manejo integral desde lo político, institucional y financiero, diseñada para dar oportunidad a los seis países de la eco-región (Surinam, Guyana, Colombia, Guyana Francesa, Brasil y Venezuela) y a sus habitantes, a través de mecanismos financieros innovadores para la conservación de los bosques y el desarrollo sostenible que permitan:
  • El desarrollo de contratos de manejo ecosistémico y mecanismos de compartir beneficios para la implementación del mecanismo financiero.
  • El desarrollo e implementación de un sistema de monitoreo ecosistémico, como una herramienta de verificación para el mecanismo financiero.
  • El estudio de los mecanismos de mercado y sistemas de pago para servicios ecosistémicos.
El proyecto de la GSI advierte sobre las actividades destructivas tales como la minería.
REDUCCIÓN DE LA POBREZA
Para la GSI “preservando funciones ecosistémicas (como por ejemplo la regulación climatológica e hidráulica y la preservación de la biodiversidad), se beneficiarán actores a niveles locales, nacionales y globales; y se asistirá a los países a cumplir con las obligaciones nacionales en relación a los Acuerdos Ambientales Multilaterales”.
Insisten que “al preservar la naturaleza, y así los recursos naturales para el sustento humano, los habitantes locales contribuirán significativamente con la reducción de la pobreza y el manejo de recursos”.
No obstante, la GSI subraya la importancia de incentivar la participación de los gobiernos nacionales; la toma de conciencia sobre los servicios de los ecosistemas en las comunidades locales; y la considerar la política, la cultura local y las necesidades de desarrollo en la determinación de la composición de la compensación de servicios del ecosistema.
De ahí que las próximas acciones de la GSI se orientarán hacia la consolidación de un mecanismo de multidonantes, liderada por la Unión Europea y el PNUD, “para la financiación a largo plazo de las actividades necesarias que garanticen la integridad ecológica de la eco-región del Escudo de Guayana”.
Estos esfuerzos, a juicio de la GSI “han dado lugar a la creación de conciencia sobre la importancia de la eco-región, así como el reconocimiento y compromiso de los políticos, científicos y conservacionistas de continuar los esfuerzos para conservar esta área ambientalmente estratégica, a través de una compensación justa y equitativa a las comunidades locales por la implementación de actividades de conservación y desarrollo sostenible”.
Venezuela presente
Al evento asistió la profesora e investigadora de la Universidad Nacional Experimental de Guayana, Judith Rosales, representante de Venezuela en el Comité Asesor de la GSI, quien expresó que los mecanismos compensatorios por servicios ambientales, son una herramienta novedosa en el país, y que no necesariamente debe reflejarse en dinero, “el prestar un servicio y que se le pueda mejorar la infraestructura de servicios a una comunidad y apoyarlos en sus unidades de educación, pueden ser considerados mecanismos de compensación para que una comunidad participe”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...