Excretas de aves migratorias serán abono orgánico


En plena faena aplicando solución a base de humus que acelera proceso de descomposición del excremento o guano
Esta semana, representantes de organismos públicos y privados, comerciantes, empresarios y comunidad organizada, articularon esfuerzos para iniciar el programa de saneamiento de la Plaza de las Ciencias del Sur, sitio predilecto de las aves migratorias para pernoctar durante el invierno austral

Los excrementos o guano que depositan las más de 500 mil aves migratorias, que cada año visitan Puerto Ordaz durante el invierno austral, dejarán de ser una calamidad para convertirse en una oportunidad única de manejo y conservación ambiental mediante la aplicación de la técnica de biorremediación.
Esta semana, representantes de organismos públicos y privados, comerciantes, empresarios y comunidad organizada, unieron esfuerzos para iniciar el programa de saneamiento de la Plaza de las Ciencias del Sur, sitio predilecto de las aves migratorias para pernoctar por las condiciones de abrigo que ofrecen las 14 ceibas que ornamentan esta plaza, ubicada en la Calle Caicara del centro de la ciudad.
Los Boys Scouts de Caroní también participan del plan de saneamiento
MIGRACIÓN ÚNICA
Litzinia Aguirre, coordinadora del Programa BioGuayana de Fundacite Bolívar, indicó que este evento migratorio austral se viene observando desde hace cinco años, siendo el tercero más importante del planeta debido al número de especies que participan. “Expertos han visitado la Plaza de las Ciencias del Sur y han manifestado su asombro y comentado que esta migración estaría representando la más grande del continente en cuanto a número de aves de una misma especie reunido en un solo espacio”. 
Recordó que desde 2009, Fundacite Bolívar inició una serie de reuniones y charlas para informar a la colectividad sobre la importancia de este evento natural e incluso, apoyó diversas tesis académicas y proyectos de los centros de ciencias de las escuelas locales para socializar el conocimiento sobre las especies migratorias identificadas: el Atrapamoscas tijereta (Tyrannus savana) y la Golondrina de río (Progne tapera fusca), siendo esta última la más numerosa en individuos.  
De acuerdo a los estudios realizados desde hace tres años por los científicos Sara Julia Leal y Rosauro Navarro del Centro de Investigaciones Ecológicas de la UNEG, las aves comienzan a llegar en mayo y junio debido a que para esa fecha, entra el invierno austral en países del sur del continente como Argentina, Uruguay y Paraguay, permaneciendo hasta finales de septiembre.
Según las investigaciones, estas aves son de hábitat ribereño de ahí que salen a los ríos en grupos pequeños, donde pueden encontrar muchos insectos para comer; además no se reproducen durante su estadía, vienen a comer y se regresan al sur cuando comienza la primavera. Otro de los aspectos que más resaltan los investigadores, es que estas aves consumen tres veces su peso corporal en insectos, llegando a eliminar un aproximado de 60 toneladas diarias de mosquitos.
Los árboles de la Plaza de las Ciencias del Sur albergan a las 500 mil aves migratorias australes
 CALAMIDAD AMBIENTAL
Sin embargo, este evento natural ocasiona molestias a quienes viven y trabajan en los alrededores de la plaza, por la ausencia de un adecuado manejo de los excrementos o guano que generan tal cantidad de aves migratorias en un mismo lugar. De tal forma que Fundacite Bolívar articuló la búsqueda de soluciones a través de la participación de CVG Ferrocasa, Fundación Ecoemprendedores, Fundacite Bolívar, Angostura Humics, Ulsan Motor de Hyundai, Boys Scouts, Okinawa, Banco Del Sur, UniSeguros, Red de Plantas Medicinales y Aromáticas, Centros de Ciencias del Ministerio de Educación, investigadores de la UNEG, Guardería Ambiental, Taller 283, Bomberos Municipales y Consejo Comunal Bicentenario.
Martín Pinto, director de Ecoemprendedores, (fundación para el desarrollo de soluciones ecológicas con dos años de creada) explicó que el programa de biorremediación y restauración de plaza, consiste en aplicar una solución a base de ácidos húmicos provenientes del río Caroní (humus), “los cuales permiten acelerar los procesos de descomposición de la materia orgánica que proviene de las excretas de las aves, neutralizando los malos olores y convirtiéndose en un fertilizante para las mismas plantas; de manera tal que se puedan hacer desarrollos sociales dentro de la plaza”.
Agregó que el tratamiento se aplicará dos veces a la semana hasta que se descomponga todo ese guano. “Durante el proceso de limpieza trabajarán 15 personas y luego durante las próximas tres semanas, hasta el próximo año que lo haremos de forma continua, durante el periodo que se encuentren las aves migratorias”.
Al respecto, Litzinia Aguirre añadió que los días lunes y viernes se rociarán humus líquido y cal para disminuir los olores del excremento de las aves, mientras que los días miércoles y viernes se regará, con ayuda de los Bomberos Municipales, una mezcla de ácido acético (vinagre) con agua, para finalmente, reforestar la plaza con plantas ornamentales, medicinales y aromáticas.
Bomberos del Municipio Caroní aplicarán una mezcla de agua y vinagre para ir eliminando el mal olor
Humus del Caroní...
Angostura Humics, fundada por el innovador Roberto Schemel, es la empresa que desarrolló la técnica para “extraer el humus de los ríos venezolanos que lo contienen en forma disuelta para ser refinados y utilizados en nuestros suelos. La tecnología permite procesar grandes cantidades del compuesto para ser aplicado en grandes extensiones de terreno a costos muy competitivos”.  
Schemel explicó que las aguas del río Caroní contienen ácidos húmicos y fúlvicos que le dan ese color anaranjado, y es esa fracción orgánica (humus) la que se extrae de estas aguas “mediante una tecnología venezolana y única en el mundo, con el objeto de convertirla en fertilizantes orgánicos”. La productora de humus está ubicada en la planta de tratamiento de agua potable de Toro Muerto en Puerto Ordaz, y cuenta con una capacidad instalada de 20 mil litros diarios de ácidos húmicos concentrados. Schemel puntualizó que el humus ha sido utilizado en diferentes tipos de cultivos: pastos, cítricos, hortalizas, plantas ornamentales y gramíneas, y en suelos arenosos, arcillosos, arcillo-arenosos y ácidos; “produciendo siempre el efecto deseado de incrementar su crecimiento y calidad”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...