El fenómeno de El Niño


Foto Google
Esta anomalía oceanográfica-atmosférica en la zona ecuatorial del Océano Pacífico, tiene su máxima actividad en época cercana a la fecha que conmemora el nacimiento del Niño Jesús, de ahí su nombre
 
Se le está mencionando con mucha insistencia. Su nombre se escucha en los principales programas de radio y televisión del país, acapara las primeras planas de los periódicos y páginas Web de noticias, pero ¿Qué es el fenómeno de El Niño?
Un estudio elaborado por la empresa Electrificación del Caroní (Edelca, hoy Corpoelec) explica que este término hace referencia a las corrientes de aguas cálidas que descienden a lo largo de las costas peruanas, cambiando la condición de aguas frías a un calentamiento de las mismas, ocasionando una disminución drástica en los nutrientes necesarios para los peces de la región.
Esta aparición periódica de corrientes cálidas en la zona ecuatorial del Océano Pacífico, tiene su máxima actividad en época cercana a la fecha cristiana que conmemora el nacimiento del Niño Jesús, de ahí su nombre.

La basura lidera informe 2009 de Vitalis

Por cuarto año consecutivo, el inadecuado manejo de los residuos y desechos sólidos encabeza la lista de 51 problemas ambientales registrados en el país durante el año pasado

Por cuarto año consecutivo, la basura encabeza la lista de los principales problemas ambientales de Venezuela, según se desprende del informe que cada año presenta la organización no gubernamental (ONG) venezolana, Vitalis.
Los resultados del informe sobre la gestión ambiental del país durante 2009, se basan en la opinión de 109 especialistas venezolanos de los diferentes sectores tanto públicos como privados, que fueron consultados por la ONG, entre el 15 de noviembre y el 30 de diciembre del pasado año, utilizando el recurso de la encuesta como instrumento para recolectar los datos.
Con esta encuesta, Vitalis, organización creada para promover la formación de valores y conductas cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable en la sociedad venezolana, busca generar “un debate constructivo, propositivo y de altura dirigido a conciliar posiciones e intereses a favor de la conservación y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, así como a explorar los mecanismos y las acciones a emprender a las puertas de un nuevo año en la gestión oficial y no gubernamental en el país”.

10 DE 51
La consulta determina, en un orden de mayor a menor, un total de 51 problemas ambientales (uno más que en 2008), de los cuales se mencionan a continuación los diez primeros:
1. Inapropiado manejo de los residuos y desechos sólidos (principalmente domésticos), tanto desde la fuente como en los sistemas de transporte, tratamiento y/o disposición final, en particular dentro de las grandes ciudades como el área metropolitana de Caracas. Especial preocupación existe por la cantidad de vertederos y botaderos que proliferan en el país, manejados sin criterios sanitarios y ambientales, y la cantidad de desechos que pudieran estarse disponiendo sin el debido tratamiento.

2. Mal manejo de vectores, que ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades que pueden transmitirse de otros animales a seres humanos (zoonosis), o entre los seres humanos a través de insectos u otros animales (zooantroponosis). Entre ellas encontramos al dengue, que debe tratarse no sólo como un problema sanitario, sino también ambiental, y que parece haber afectado a un grupo importante de la ciudadanía.

3. Inapropiado manejo de las aguas servidas, que contaminan las fuentes de agua superficiales y subterráneas, con el correspondiente deterioro de ríos, riachuelos, lagunas, lagos y playas a nivel nacional.

4. Larga sequía que ha afectado el nivel de los embalses y represas, con las subsecuentes consecuencias en el abastecimiento y la producción de energía.
Esta situación se ha visto agravada por la falta de mantenimiento en algunas de las instalaciones, el derroche de agua y energía por parte de la ciudadanía, las empresas y las instituciones públicas, y la limitada inversión oficial en el sector, tanto en la infraestructura de captación y/o distribución, como de generación, utilizando otras tecnologías limpias como la eólica y la solar.

5. Mal manejo de los residuos hospitalarios, tóxicos y peligrosos a nivel nacional. Las empresas operadoras de recolección siguen sin contar con toda la infraestructura necesaria para el manejo de residuos peligrosos y las autoridades ambientales no realizan la debida supervisión. Muchos residuos como baterías de celulares y de vehículos, considerados como peligrosos, por citar solo algunos, son tratados como residuos domésticos. Igual sucede con los agroquímicos, pesticidas y fertilizantes, que parecen estar usándose en forma incontrolada.

6. Falta de coordinación entre el gobierno nacional y los gobiernos estadales y municipales. En particular la descoordinación es notoria entre gobiernos de distintas tendencias políticas, olvidando que el ciudadano y su entorno, son los principales afectados de tales conductas.

7. Contaminación atmosférica debida al limitado mantenimiento del parque automotor en las principales ciudades, tanto de vehículos particulares, como del transporte público. A ello hay que agregar la deficiente supervisión y control de las fuentes fijas y móviles de emisiones a la atmósfera, por parte de las autoridades competentes, y el tráfico excesivo en las principales ciudades que incrementa las emisiones a la atmósfera por mayor consumo de combustible.

8. Pocos esfuerzos en materia educativa ambiental, que formen en valores a la ciudadanía y promueva nuevas actitudes en favor de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Muchos de los esfuerzos desarrollados en el 2009 se articulan más en compañas publicitarias que educativas, olvidando la necesidad de permanecer en el tiempo para lograr los cambios de conducta necesarios en la materia, a los fines de abordar y resolver los principales problemas ambientales que afectan al país.

9. Contaminación sónica en las principales ciudades del país. El uso indiscriminado de sirenas y cornetas destaca entre las principales preocupaciones, sin dejar de lado el hábito criollo de tocar corneta en forma excesiva. Destaca también el volumen excesivo en espectáculos públicos, sin el debido control por parte de las autoridades.

10. Contaminación de las playas marinas y lacustres, por acumulación indebida de residuos sólidos, disposición de aguas servidas sin el debido tratamiento y el uso indiscriminado de combustibles y lubricantes que son arrojados directamente al mar, entre otras, sustancias de posible naturaleza hidrocarbonada.

LOGROS EN AHORRO ENERGÉTICO
El informe de Vitalis destaca que el 91.06% de los consultados manifestaron avances importantes en la gestión ambiental de 2009, enfatizando en primer lugar el programa de ahorro energético, tanto voluntarios como obligatorios, impulsados durante el año para enfrentar la crisis energética nacional.
Sin embargo, la consulta sugiere que estos programas “demandan mucha mayor coordinación entre los diversos actores, a los fines de lograr consensos que beneficien a la ciudadanía y no obstaculicen el desarrollo”.
Entre otros logros, se mencionan: la reactivación de la Red ARA de ONG ambientales de Venezuela, con la activa participación de diversas organizaciones de todo el país; mayor conocimiento y conciencia en torno a la problemática del incremento del efecto invernadero y el cambio climático por parte de la ciudadanía, en particular en torno a la necesidad de contar con acuerdos específicos que permitan disminuir las emisiones a la atmósfera; el desarrollo de diversas iniciativas ciudadanas, privadas y públicas para celebrar el Día Mundial de la Tierra, el Día Mundial de la Acción Climática (350 ppm), el Día Mundial de las Playas y el Día Mundial del Ambiente; y la culminación de acueductos, ampliación de sistemas de abastecimiento de agua potable en los estados Nueva Esparta, Falcón y Tucupita.
El informe completo puede ser consultado vía Web en la siguiente dirección electrónica: http://vitalis.net/Situacion_Ambiental_Vzla_2009.pdf
BOLÍVAR BAJO LA LUPA
Los problemas ambientales del estado Bolívar se vieron reflejados en el informe 2009 de Vitalis al señalar: la “persistencia de la minería ilegal en el sur del país, en particular en los estados Bolívar y Amazonas”; el comercio ilegal de animales y plantas silvestres, especialmente en las áreas del Delta del Orinoco (Amacuro) y Guayana (Bolívar); y el crecimiento de los pasivos ambientales sin la debida atención de las empresas públicas y privadas responsables de los mismos.
Sanear a Cambalache

La ingeniera Yuniel Briceño, coordinadora de la Unidad Ejecutora de Desechos Sólidos del Ministerio de Ambiente, informó vía telefónica, que el proyecto de ingeniería realizado por el Instituto Forestal Latinoamericano (Ifla) para el saneamiento y operación controlada del actual vertedero de Cambalache, se encuentra actualmente en revisión. Dijo que para finales de este mes se darán a conocer los alcances del proyecto, una vez aprobado por parte del organismo ministerial, entre los que destacó el tiempo de vida útil que le queda al vertedero de Cambalache, como sitio de disposición final de los desechos que se generan en Ciudad Guayana.
Asimismo, especificó que la ejecución del proyecto será financiada con recursos aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la misma se prevé para finales del primer semestre de este año. Cambalache forma parte de una cartera de 51 proyectos que serán financiados con recursos del BID por un monto de 250 millones de dólares, destinados a la construcción de rellenos sanitarios y la adecuación o conversión de vertederos a cielo abierto en el país; así como también la capacitación necesaria para que las alcaldías puedan ejecutar una gestión eficiente en la recolección y disposición final de residuos y desechos sólidos.

Reptiles vulnerables

El estado Bolívar, al sur de Venezuela, tiene el privilegio de albergar a la Tortuga Arrau, la Terecay y el Caimán del Orinoco, tres especies de reptiles que se encuentran amenazadas

Se les puede encontrar a lo largo del bien llamado río padre. Desde el Alto Orinoco, en el estado Amazonas, hasta su salida al océano Atlántico, en el estado Delta Amacuro. Aunque su distribución es muy amplia, el Libro Rojo de la Fauna venezolana advierte que la Tortuga Arrau (Podocnemis expanda) y el Caimán del Orinoco (Crocodylus intermedius) se encuentran en peligro crítico, mientras que la Terecay (Podocnemis unifilis) es considerada una especie en estado vulnerable.
El estado Bolívar, al sur de Venezuela, tiene el privilegio de albergar estas especies amenazadas por el saqueo de nidos, la sobreexplotación de sus poblaciones como fuente de alimento y de otros productos así como también, por la destrucción de su hábitat natural.

Hasta 2007 se han liberado 271 mil individuos de la Tortuga Arrau (Podocnemis expanda).

ARRAU
La última edición del Libro Rojo de la Fauna venezolana (LR) detalla que la tortuga arrau era una especie muy abundante hace 300 años. “A principios del siglo 18 Humboldt estimó una población de 330 mil hembras reproductoras, pero a mediados del siglo 20 quedaban 123 mil”. Un proceso que según registros reseñados por el LR, se ha acelerado en los últimos 50 años, encontrándose un total de 991 tortugas anidando en 2003.
La tortuga arrau es un quelonio de agua dulce que puede llegar a pesar cerca de 40 kilos. Es la tortuga más grande de Latinoamérica, la hembra puede llegar a medir hasta 70 centímetros de longitud. El color de su carapacho es casi negro formado por placas lisas y grandes, la parte de abajo llamada peto o plastrón es de color amarillento, las patas son cortas y provistas de fuertes y largas uñas y sus dedos están unidos por una membrana que le permite nadar.
Esta ha sido una de las especies de quelonios de agua dulce más estudiada por los investigadores. Las numerosas publicaciones indican que se alimenta de plantas acuáticas, frutas y semillas que encuentra en el agua, pero también se incluyen en su dieta algunos invertebrados. La tortuga adulta puede llegar a poner hasta 200 huevos de los cuales sólo el 5 por ciento llega a adulto.
El proceso reproductivo de las tortugas arrau comienza en el mes de octubre con el descenso de las aguas en el Orinoco que permite la congregación de la especie; luego durante el mes de febrero las hembras inician el ritual de tomar el sol en las orillas de las islas que comienzan aparecer a lo largo del cauce del río antes del desove. Este asoleo les toma varios días, entre febrero y principios de marzo, hasta el momento en que anidan, proceso que llevan a cabo durante la madrugada excavando hoyos de hasta 80 centímetros de profundidad.
En él depositan entre 50 y 150 huevos blancos y redondos que son cubiertos con arena convirtiéndose el hoyo en una especie de incubadora cuya temperatura determinará el sexo de los individuos. Los estudios señalan que altas temperaturas de incubación establecen una mayor proporción de hembras mientras que las bajas temperaturas determinan un mayor nacimiento de machos. Lo cierto es que al cabo de esta incubación natural que varía entre 45 y 70 días, los tortuguillos arrau salen a la superficie de la arena para enfrentar toda clase de amenazas.


Desde que se inició el programa de conservación de tortugas continentales en el río Caura (2005) se han liberado un total de 6 mil tortuguillos de terecay.

TERECAY
El LR la describe como una tortuga de agua dulce de tamaño mediano entre 40 y 50 centímetros de longitud máxima (siendo la hembra más grande que el macho), que suele alcanzar un peso entre 9 y 12 kilos. Se distingue de las otras especies de Podocnemis por su caparazón de color café oscuro y negro, con forma convexa, ovalada y más ancha por detrás; la parte de abajo llamada peto o plastrón es de color amarillento, las patas son cortas y provistas de fuertes y largas uñas y sus dedos están unidos por una membrana que le permite nadar. Las crías destacan por las vistosas manchas de color amarillo naranja que se observan sobre la cabeza.
A diferencia de la tortuga arrau, la Terecay prefiere anidar sola o en pequeños grupos y es capaz de utilizar bancos de arena, arcilla o barro e incluso áreas de cultivos abandonados. Su alimentación es omnívora, encontrándose en su dieta principalmente vegetales, crustáceos, moluscos e insectos.
Diversos estudios indican que su reproducción se realiza entre los meses de enero a marzo, correspondiendo estos meses al período de verano, teniendo un número entre 25 y 31 de huevos por nido. El LR explica que la cacería de esta especie se permite pero sujeta al calendario anual de casa deportiva que es definido por el Ministerio de Ambiente, el cual establece la temporada de casa y el número de piezas que pueden ser tomadas.

El Caimán del Orinoco (Crocodylus intermedius) es una especie en peligro crítico. Hasta 2004 se reintrodujeron un total de 3.747 individuos en su hábitat natural.

UNICA DEL ORINOCO
Como su nombre lo indica, es un reptil que se encuentra sólo en la cuenca del río Orinoco, la cual abarca los territorios de Venezuela y Colombia, aunque en el vecino país se considera prácticamente extinto. Aunque su tamaño lo hace una especie intimidante, el crecimiento del Caimán del Orinoco es lento. Cuando llega a la madurez, lo cual suele ocurrir a los 13 años, alcanza un tamaño de 3 metros, sin embargo, puede llegar hasta seis metros o un poco más, pero siendo un animal tan buscado por el hombre, es difícil que un caimán logre llegar a estos tamaños sin ser cazado y hoy la mayoría de los caimanes observados miden entre 3 y 4 metros.
Suele reproducirse entre los meses de enero y febrero. La hembra construye su nido con ramas de árboles y arena, a la orilla de los ríos, donde deposita entre 40 y 70 huevos. Entre marzo y abril, cuando van a nacer los caimancitos, la hembra regresa al nido y ayuda a sus hijos a llegar al agua, donde los protegerá de otros depredadores.


Refugios de vida
El Libro Rojo de la Fauna venezolana enfatiza la necesidad de continuar las investigaciones para conocer la historia natural de estas especies a fin de diseñar planes de conservación. De ahí la importancia de seguir fortaleciendo el refugio de fauna silvestre y zona protectora de la Tortuga Arrau, creado por el Ministerio de Ambiente en el Orinoco medio, así como también los cuatro centros principales de cría existentes en Venezuela: los hatos Masaguaral (Guárico), El Frío y Puerto Miranda (Apure), y la Estación Biológica de la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora (Unellez), con sede en Guanare (Portuguesa).
Con respecto al Caimán del Orinoco, el Parque Nacional Santos Luzardo y el refugio de fauna silvestre Caño Guaritico fueron ampliados para proteger los hábitats más importantes de esta especie. Por su parte, la Terecay encuentra en el zoocriadero Wasaña en la localidad de Maripa del estado Bolívar, un lugar ideal para su reproducción en cautiverio gracias al programa de conservación que desarrollan de forma conjunta Fundación La Salle, Ministerio de Ambiente y el zoocriadero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...