Flora endémica de Guayana

El Libro Rojo de la flora venezolana indica que La Neblina es uno de los sitios en Venezuela con el mayor número de especies únicas

Fotos Google y Libro Flora de la Guayana venezolana

La flora de la Guayana venezolana fascina por su alto nivel de endemismo. Esta condición especial es considerada muy importante, porque tal como lo explica el Libro Rojo de la flora venezolana, constituye un criterio fundamental al momento de diseñar políticas de conservación.
Esta publicación, editada en 2003 por la organización ambientalista Provita, Fundación Polar y Fundación Instituto Botánico de Venezuela “Tobías Lasser”, contó con la autoría de los botánicos Silvia Llamozas, Rodrigo Duno de Stefano, Winfried Meier, Ricardo Riina, Fred Stauffer, Gerardo Aymard, Otto Huber y Rafael Ortiz; y la colaboración especial de Ernesto Foldats, Franklin Rojas-Suárez, Gustavo Romero, Lya Cárdenas, Leyda Rodríguez, Julián Mostacero y Bruno Manara; quienes recopilaron el estado de conservación de las especies de flora de Venezuela.
Explican los autores que en Venezuela, “a pesar de los notables avances botánicos logrados en las últimas décadas, no se cuenta con una obra sobre flora que cubra el país completo”. Mencionan que los estudios permiten el conocimiento de la flora de Guayana, Isla de Margarita, Táchira, Parque Nacional el Ávila y Morrocoy, y los páramos. Asimismo, agregan que esclarecer las amenazas que enfrentan las especies de plantas venezolanas “es una tarea de especial dificultad dada la megadiversidad de Venezuela y la falta de suficientes estudios en el área”.

TAXÓN ENDÉMICO
Tal como explica el Libro Rojo de la flora venezolana, “un taxón (animal o vegetal) es endémico si se encuentra confinado en un área particular por razones históricas, ecológicas o fisiológicas. El taxón puede pertenecer a cualquier categoría, aunque generalmente se considera desde el nivel de la familia hacia abajo (familia, género, especie, etc), y el área que ocupa puede ser desde muy grande (un continente) hasta muy pequeña (unos pocos kilómetros cuadrados).
Asimismo, destaca la importancia del endemismo en la conservación de la biodiversidad (genes, especies y ecosistemas) por cuanto permite delimitar áreas de protección “interrelacionadas con otras propiedades de las comunidades de plantas, tales como hábitats con características ecológicas especiales”.
Al respecto, ejemplifica los casos de endemismos en los páramos venezolanos y en los tepuyes o mesetas de areniscas de la Gran Sabana debido a la diversidad de plantas presentes en estos ecosistemas.
No obstante, aclara que “una especie endémica no es siempre rara, y aunque algunas especies se hallen restringidas a un área relativamente pequeña, éstas pueden ser localmente muy abundantes”.

ABUNDANCIA
El Libro Rojo señala que las regiones Andina y Guayana destacan por su alto endemismo y diversidad, por lo que considerada “urgente” tomar medidas para su conservación. Indica que de la flora estimada en unas 9.400 especies para Guayana, se han registrado al menos 2.136 especies endémicas de las cuales 766 se encuentran sólo en las cumbres de los tepuyes (montañas); mientras que para la región Andina se han totalizado 506.
Entre los tepuyes que mencionan como los que presentan el mayor número de endemismo, se encuentran: Sierra de La Neblina (192 especies), Macizo de Chimantá (99), Cerro Duida (76) y el Cerro Sipapo (61 especies).
“La Sierra de La Neblina, al igual que el resto de las montañas guayanesas, está protegida por varias figuras legales como son Parque Nacional, Monumento Natural y Reserva de Biosfera, lo cual deja ver la importancia biológica que posee; sin embargo, la presencia creciente de mineros en La Neblina constituye una gran amenaza para la integridad de esta área protegida”.
Precisamente, el Libro Rojo indica que La Neblina es uno de los sitios en Venezuela “con el mayor número de endemismos con relación al área considerada”; sin embargo, añade que en las tierras bajas de la Guayana se encuentran áreas como la cuenca del río Pasamoni donde se han registrado 39 especies endémicas; los alrededores del cerro Yapacana con al menos 24 especies; la cuenca del río Atabapo y la cuenca del río Guainía con 22 especies cada una.
Aunque el Libro Rojo aclara que se han dado avances significativos para la conservación de áreas ricas en diversidad y endemismo vegetal, con la creación de parques nacionales y otras áreas de protección a lo largo de todo el territorio nacional, “sin embargo, se debe ir todavía a otros niveles y aplicar medidas de conservación dirigidas a propósitos más específicos, como sería el caso de preservación de los hábitats de especies raras y endémicas, las cuales no siempre se localizan dentro de las áreas bajo régimen de administración especial”.

Futuro especial
Para el investigador Paul Berry, profesor de Botánica de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), la flora de la Guayana venezolana,  “tiene una historia y un futuro muy especial”. Su recorrido, a lo largo de los últimos años estudiando este ecosistema, le permite afirmar que es una flora caracterizada por su alto nivel de endemismo, es decir que no existe en ninguna otra parte del mundo.
“Especialmente en la cima de los tepuyes, con 120 géneros y 3.750 especies ubicadas sólo en esta vasta extensión de territorio. La cuarta parte de las especies endémicas que crecen encima de las mesetas tepuyanas se dan en ciertos y determinados tepuyes”.
Insiste en la necesidad de emplear este conocimiento florístico “en estudios que arrojen luz sobre la evolución de la flora y de las impresionantes radiaciones adaptativas que han ocurrido en la zona”. Como ejemplo, menciona las Rapateaceae, Bonnetiaceae, Heliamphora, Saccifolium, y Pakaraimaea, entre otras especies de plantas.

3 comentarios:

  1. ¿Cómo se llega a la sierra de la Neblina? Es posible ascender a ese tepuy tal como se hace al Roraima?

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno a dar conocimiento de nuestra flora gauayanesa. Al público en general mas debemos apoyar las investigaciones de la ciencia, desde nuestras universidades, como por ejemplo, la UNEG, los pequeñísimos aportes que hemos dejado en el camino de la investigacion, recientemente de zonas más intervenidas, cercanas a las ciudades y que poseemos también flora endémica... Miles useche

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios. A la sierra La Neblina se puede ir remontando el Orinoco y el Casiquiare, puedes conseguir información en los siguientes portales Web:
    portofinotravels.com
    monumentaltoursca.com
    nafitours.com

    Al Sr. Miles Useche, concuerdo con usted, por eso desde Ciencia Guayana siempre le hemos dado cabida a la divulgación local, publicando los resultados de las investigaciones adelantadas por la UNEG (nuestra principal fuente de información) e incluso, las nuevas especies de orquídeas encontradas en Los Pijiguaos. Le invitamos a navegar por los siguientes links:

    cienciaguayana.blogspot.com/.../los-bosques-nublados-de-guayana.html

    http://cienciaguayana.blogspot.com/2009/01/el-reencuentro-con-las-riberas-del.html

    cienciaguayana.blogspot.com/.../sorpresas-botanicas-en-los-pijiguaos.html

    cienciaguayana.blogspot.com/.../la-orquidea-habenaria-lisenarum.html

    Entre otras...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...