El colapso del vertedero de Cambalache

Un promedio de 500 toneladas de desechos domésticos, comerciales e industriales se depositan a diario, sin ningún tipo de control sanitario Fotos Francisco Hernández


Desde el año 2000, el sitio de disposición final de la basura en Ciudad Guayana colapsó. Sin embargo, un promedio de 500 toneladas de desechos domésticos, comerciales e industriales (sin contar con los desechos hospitalarios y de laboratorio), siguen depositándose a diario, sin ningún tipo de control sanitario en el vertedero ubicado en Cambalache. Este colapso aunado a la escasa cultura ambiental de los habitantes de Ciudad Guayana, avizoran una tarea nada fácil para la municipalidad, cuyas autoridades aún evalúan la factibilidad de los terrenos propuestos para la construcción del relleno sanitario. Así, han pasado años (y distintos gobiernos municipales) con el “problema” de tomar la decisión sobre el sitio destinado para depositar finalmente la basura.

RELLENO SÓLO EN PALABRAS
El vertedero de Cambalache ubicado a 1.250 metros al sur del río Caroní y a 1.350 metros al suroeste de la Laguna de Cambalache, inició operaciones en 1985, estimándose para la época una vida útil de 12 años, con un periodo provisional de 3 años.
Pero, tal como lo aclara un estudio de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg), para el establecimiento del vertedero “no se realizaron los estudios requeridos para un relleno sanitario: características físicas del sitio; datos geotécnicos; información hidrogeológica y climatológica; condiciones ambientales; estudios sociales de las áreas adyacentes”.
El estudio realizado por Miguel Mata sobre “Gestión ambiental local en el Municipio Caroní: Problemática de los desechos sólidos en Ciudad Guayana”, explica que el área de disposición de la basura, que abarca 25 de las 39,5 hectáreas de superficie aproximada del vertedero, no cuenta con áreas especiales para escombros, cauchos, animales muertos o desechos patogénicos.
“Tampoco existe información disponible que soporte el que se hayan realizado estudios relativos a la cuantificación y caracterización de los desechos que se iban a disponer; proyecciones de población y producción de desechos en Ciudad Guayana; actividades económicas y su probable proyección en el tiempo; estudios sobre el sistema vial y accesos; plan de operaciones, manual; uso final del terreno”.
La investigación de la Uneg advierte además, que “no hay extracción de los gases que se generan por la descomposición de los desechos orgánicos” y que los lixiviados “no son drenados técnicamente, sino que se dirigen a un caño cercano, que descarga en el río Orinoco”.
Al respecto, un estudio realizado de forma conjunta por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Gobierno de Venezuela en 2000, señala que esta situación es crítica ya que es un país con abundantes recursos hídricos superficiales y subterráneos, los cuales están siendo sometidos continuamente a una importante carga contaminante, como es la que constituyen los lixiviados de vertederos operados con poco o ningún control, los cuales “producen una serie de enfermedades tales como intoxicaciones agudas y crónicas, infecciones intestinales, diarreas en general, enfermedades gastrointestinales, tifoidea y parasitarias”.
Una comunicación enviada vía correo electrónico por la comunidad de Cambalache señala que “los lixiviados del vertedero están saliendo por debajo de nuestras casas y patios, afectando gravemente sus estructuras, plantas y árboles sembrados para el sustento de nuestras de familias, igualmente estas filtraciones  de lixiviados están creando problemas para la cría de aves de corral”.
Acerca de los desechos que son quemados, tanto en forma intencional como en forma espontánea, la OPS advierte que “la combustión es incompleta y la cantidad de gases que van a la atmósfera son tan variados como heterogéneos, produciendo contaminación atmosférica”. El estudio añade que en el país no existen estadísticas sobre la cantidad de gases, que por efecto de la quema de desechos van a la atmósfera y tampoco sobre la cantidad de acuíferos que son contaminados por los lixiviados. “Además, también se producen humos y una variedad de partículas en suspensión. A esto se agregan también los malos olores”.

VULNERABILIDAD
El estudio de Mata enfatiza “la vulnerabilidad institucional” para hacerle frente al problema de la basura, manifestada en: Ausencia de una política municipal coherente en la materia; deficiente aparato técnico-operativo para la gestión de los residuos y desechos sólidos; debilidad para hacer cumplir las normativas vigentes; debilidad económico-financiera para hacer frente a los costos del servicio, que es mayormente operado por empresas privadas y cooperativas contratadas para tal fin; y ausencia de programas de educación ambiental y de organización, información y formación de las comunidades en cuanto al manejo de los desechos.

PROYECTO DE SANEAMIENTO
Actualmente, las autoridades municipales esperan por el inicio del proyecto presentado por el Ministerio del Ambiente (Minamb), para el saneamiento ambiental y preclausura del vertedero de Cambalache. Este proyecto fue realizado por el Instituto Forestal Latinoamericano de la Universidad de Los Andes y, según explica la Memoria y Cuenta del Minamb 2009, de comenzar a ejecutarse, beneficiará a los “600.000 habitantes del municipio Caroní, generando 19 empleos directos y 25 indirectos, con una inversión de 688.371 bolívares”.
El mismo, forma parte de una cartera de 51 proyectos que serán financiados con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un monto de 250 millones de dólares, destinados a la construcción de rellenos sanitarios y la adecuación o conversión de vertederos a cielo abierto en el país; así como también la capacitación necesaria para que las alcaldías puedan ejecutar una gestión eficiente en la recolección y disposición final de residuos y desechos sólidos.
María Teresa Lembo, funcionaria de la Unidad de Desechos Sólidos del Minamb, informa que el proyecto de sanear a Cambalache fue aprobado y sólo “se espera que bajen los recursos del BID, para iniciar el proceso de licitación”. Detalla que el Minamb será el encargado de ejecutar en conjunto con la Alcaldía de Caroní, este proyecto de saneamiento el cual contempla el control de los incendios, realizar el movimiento de tierra, clausurar algunos sitios de disposición final de la basura y preparar el área que seguirá usándose.
“La Alcaldía tiene que movilizarse para conseguir los recursos que se requieren en cuanto a maquinarias y equipos, a fin de continuar operando hasta tanto se decida el nuevo sitio del relleno sanitario”. Sin embargo, la escogencia del sitio no ha logrado el consenso necesario.

VOLUNTAD POLÍTICA
El consultor ambiental Santos Carrasco, aclara que la mayor responsabilidad en cuanto al manejo de los desechos recae sobre la municipalidad “y hasta ahora lo que se ha hecho es aplicar pañitos de agua caliente”. Exhorta a no seguir con comisiones, comités, estudios o mesas de trabajo para solucionar un problema que, a su entender, “ya hubiese sido resuelto en cualquier país del mundo medianamente serio, porque eso es lo que los técnicos llamamos un problema ambiental básico”.
Asegura que el obstáculo es de voluntad política. “No existe una barrera de conocimientos, porque los estudios que se han hecho han cuantificado la naturaleza y el alcance del problema ambiental y social que significa Cambalache y lo que hay que hacer; tampoco tenemos una barrera tecnológica, porque se sabe que se resuelve por la vía de un relleno sanitario o de un incinerador industrial de alta eficiencia; tampoco hay una barrera económica y financiera porque con los niveles de ingresos petroleros que tiene Venezuela es imposible que no se cuente con dinero para la construcción de un relleno sanitario; tampoco una barrera social porque la comunidad de Cambalache y los habitantes de Ciudad Guayana estamos interesados en resolver ese problema. La última barrera es la política y los niveles decisorios deben entender que Cambalache es un riesgo, además la Ley Orgánica del Poder Municipal le otorga esa competencia al municipio, es su obligación”.

Relleno ¿sin terreno?
En 1995, cuando la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) transfirió el servicio de aseo urbano a la Alcaldía de Caroní, le cedió 40 hectáreas de un terreno ubicado en el sector El Pinar, vía autopista Puerto Ordaz-Ciudad Bolívar; para la construcción del relleno sanitario. Incluso, CVG edificó en ese sitio bienechurías por un monto superior a 200 millones de bolívares: vialidad interna, 2 fosas, pozo profundo, electricidad, etc. Pero, las autoridades de entonces desestimaron este sitio por considerarlo muy lejos para el traslado de los camiones, por lo que la municipalidad no gestionó la declaratoria de posesión de este terreno, que hoy día se encuentra invadido y con un incipiente desarrollo agropecuario en las parcelas aledañas.

3 comentarios:

  1. Hola y buenos dias espero que estes muy bien y animada,supermotivada como siempre. Tenemos que aprender a gobernar y administrar bien al pais de los 28 millones de habitantes y 916. 050km2. En lo tocante al tema en cuestion habría que proyectar un vertedero nuevo basado en criterios de reciclaje que tome en cuenta la lejania suficiente de los dos rios, el crecimiento de Puerto Ordaz hacia Ciudad Bolívar y la variable aeropuerto internacional de Ciudad Guayana II,al menos.
    Se puede fomentar un concurso de diseño y ejecucion de la obra.
    Se podría privatizar parte del nuevo sistema y adecuar el existente. Con gran parte del biocompost se podría hacer una planta termoeléctrica que alimente a esta nueva industria del reciclaje. Tambien parte de este compost sería útil para una planta de fertilizantes y abonos,
    con los que se arborizaría con especial cuidado en cuanto a las especies plantadas el vertedero existente-colapsado y reduciría el impacto ambiental. Es definitivo que toda la poblacion humana de Cambalache sea reubicada en un lugar seguro y digno. Además se precisa de una gran planta de tratamiento de desechos y sistematizar el reciclaje en la comunidad.
    Que sea una ordenanza municipal y una ley, más su reglamento de carácter nacional con aplicacion de urgente obligatoriedad. Una estrategia de educación en reciclaje multinivel-áreas y hacer convenios intermunicipales e interestatales como parte de una primera etapa o fase.
    Crear un plan y una estrategia Guayana para el problema propio, asesoría y convenios, seguimiento y control, evaluacion y continuidad en el tiempo,continuidad. Si todos generamos desechos todos debemos reciclar. Ahora, ¿cómo se recicla en un edificio? Hay normas Covenin para estos casos? y los contenedores por toda la ciudad con su código de colores? y los camiones para cada tipo de desechos? Pienso que se podría usar un grupo de trenes multipropósito para transportar estos productos de reciclaje al nuevo vertedero. Hay más capacidad,mayor volumen por vehiculo,es económico,ecológico,las vías férreas serían multiuso,una serie de vagones podrían tener sus códigos de colores cada cierto intervalo para sistematizar el trabajo.Sería interesante un concurso de ingenieria por cada estado colegiado y que el estado pueda converger en ello iniciando las obras prontamente. De todas maneras ha llegado la hora del ahora o nunca. Por eso, será que no se publican los estudios de la calidad del agua? ya se sobrepasó la toxicidad permitida internacionalmente,verdad? y va a tener que hacerse todo esto antes de que lleguen las epidemias y colapse el sistema de desechos a nivel nacional.
    Sería importante y vital una serie de campañas a través de los medios de comunicación diariamente. Solo así y con la concientización esto se convertiría en una conducta ciudadana normal y corriente. Entonces todo transcurrira sin novedad.- Gracias.
    Saludos y todo mi aprecio para ti.
    Éxitos y victorias.
    atte,
    Jose L. Valero B

    ResponderEliminar
  2. Habría que proyectar un vertedero nuevo basado en criterios de reciclaje que tome en cuenta la lejania suficiente de los dos rios, el crecimiento de Puerto Ordaz hacia Ciudad Bolívar y la variable aeropuerto internacional de Ciudad Guayana II,al menos.
    Se podría privatizar parte del nuevo sistema y adecuar el existente. Con gran parte del biocompost se podría hacer una planta termoeléctrica que alimente a esta nueva industria del reciclaje. Tambien parte de este compost sería útil para una planta de fertilizantes y abonos,
    con los que se arborizaría con especial cuidado en cuanto a las especies plantadas el vertedero existente-colapsado y reduciría el impacto ambiental. Es definitivo que toda la poblacion humana de Cambalache sea reubicada en un lugar seguro y digno.Una estrategia de educación en reciclaje multinivel-áreas y hacer convenios intermunicipales e interestatales como parte de una primera etapa o fase.Si todos generamos desechos todos debemos reciclar. Ahora, ¿cómo se recicla en un edificio? Hay normas Covenin para estos casos? y los contenedores por toda la ciudad con su código de colores? y los camiones para cada tipo de desechos? De todas maneras ha llegado la hora del ahora o nunca. Por eso, será que no se publican los estudios de la calidad del agua? ya se sobrepasó la toxicidad permitida internacionalmente,verdad? y va a tener que hacerse todo esto antes de que lleguen las epidemias y colapse el sistema de desechos a nivel nacional. Sería importante y vital una serie de campañas a través de los medios de comunicación diariamente. Solo así y con la concientización esto se convertiría en una conducta ciudadana normal y corriente. Entonces todo transcurrira sin novedad.- Gracias.
    Saludos y todo mi aprecio para ti.
    Éxitos y victorias.
    atte,
    Jose L. Valero B

    ResponderEliminar
  3. este vertedero tiene que ser sacado de la comunidad y no adecuarlo primero estaba la comunidad que la basura como van a reubicar 10.000 personas con el deficit habitacionalque hay en el pais eso decirlo es muy facil pero aqui no ha habido voluntad politica de ningun gobernante de sacar ese vertedero porque a eso le sacan bienestar personal y mas nada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...