Las orquídeas dominan la flora venezolana

La Sobralia liliastrum se da en Guayana y no sobrevive al ser extraída de su hábitat natural.
 
El más reciente inventario del Herbario Nacional identifica 
15.820 especies de la flora venezolana de las cuales, 1.506 corresponden a las orquídeas

Fotos Google

Con 1.506 especies identificadas en Venezuela, la familia de las orquídeas resulta ser la más dominante y abundante de la flora venezolana, según el más reciente inventario realizado por el Herbario Nacional.
El catálogo de la flora venezolana registra 15.820 especies, entre helechos, plantas con flores y los pinos (gimnospermas), de los cuales, la familia de las orquídeas lidera con 1.506 especies, seguida de la familia de las leguminosas (caraotas, etc.) con 996 especies, la familia de las asteráceas (frailejón, margaritas) con 780 especies y las rubiáceas (familia del café) con 777 especies.
Omaira Hokche, botánica e investigadora del Herbario Nacional destaca que en el país se tiene un conocimiento bastante actualizado de la diversidad vegetal, en la que no se incluyen los hongos, líquenes ni musgos, cuyos estudios se recopilan en el reciente catálogo publicado. Resalta la especialista que Venezuela ocupa el sexto lugar en América del Sur con la mayor biodiversidad de flora así como el décimo puesto a nivel mundial.
Asimismo, Hokche detalla que otro de los hallazgos interesantes del inventario y que refleja el sitial de la flora venezolana respecto a otros países, es que el 19% de las especies registradas son endémicas, es decir que sólo se dan en el territorio nacional. “Tenemos una buena representación de especies que son típicas, lo cual se observa mucho en la Guayana venezolana, especialmente hacia la zona de los tepuyes”.
Añade que en el grupo de las orquídeas es donde más número de especies endémicas se han encontrado para Venezuela, sin embargo advierte que es uno de los más amenazados por su comercio.

-->La Cattleya violacea fue identificada por el botánico Foldast como una de las más amenazadas.

ORQUÍDEA AMENAZADA
Las orquídeas son consideradas uno de los grupos más amenazados a nivel mundial y así lo enfatiza el Libro Rojo de la flora venezolana, publicación editada en 2003 por la organización ambientalista Provita, Fundación Polar y Fundación Instituto Botánico de Venezuela “Tobías Lasser”, que recopila el estado de conservación de las especies de plantas de Venezuela.
Entre las causas que han permitido la disminución de las especies de orquídea, el Libro Rojo señala:
1. La recolección de todas las plantas de una población.
2. El daño a las plantas remanentes.
3. El traslado de las plantas a un lugar de clima totalmente diferente.
4. La colección de plantas con fines comerciales.
5. El estímulo al saqueo por la compra de plantas a indígenas o vendedores ambulantes, en carreteras o mercados locales y por encargo a campesinos de regiones remotas donde se encuentran orquídeas valiosas.

-->Todas las orquídeas del género Phragmipedium se encuentran entre las especies de mayor peligro.

Explica el Libro Rojo que botánicos como Steyermark reportó varias especies de orquídeas como amenazadas, en peligro o casi desaparecidas por la presión de los comerciantes y “porque no sobreviven al ser extraídas de su hábitat natural”. Igual hizo Foldats al señalar 47 especies con algún grado de amenaza, basándose en criterios como valor ornamental de la planta, estabilidad del hábitat, acceso a las poblaciones silvestres, leyes y efectividad de protección en parques nacionales y relación oferta-demanda. Entre las más amenazadas, Foldast menciona a la Cattleya lawrenceana y Cattleya violacea.
El Libro Rojo menciona a la Isla La Orquídea, al sur de Canaima, un lugar considerado en su momento el santuario de estas especies y que hoy “es casi imposible conseguirlas, siendo la principal causa de su desaparición la extracción por parte de los turistas”.
De hecho, las orquídeas están incluidas en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), acuerdo internacional que establece medidas para velar por una comercialización que no constituya una amenaza para la supervivencia de las especies de flora y fauna.
En Venezuela, el Ministerio de Ambiente es el encargado de mantener un registro de los viveros que exportan orquídeas, “pero no existen medidas efectivas para el control del comercio interno y como consecuencia se mantienen las ventas ilegales de plantas extraídas de la naturaleza”.
Asimismo, el Libro Rojo advierte sobre la necesidad de iniciar estudios sobre las especies que han sido comercializadas local o internacionalmente y de continuar impulsando proyectos de recuperación de orquídeas en vías de extinción, como el realizado en la Gran Sabana de forma conjunta entre la Universidad Central de Venezuela y CVG Autoridad Gran Sabana, el cual permitió la reintroducción de más de 200 mil plantas jóvenes de diferentes especies nativas propagadas in Vitro, “una iniciativa clave que debería tomarse como referencia para su implementación en otras regiones del país”.

-->La Eriopsis biloba es una orquídea que solo sobrevive en su hábitat.

Conservar el hábitat

El Libro Rojo de la flora venezolana determina que la destrucción, fragmentación o deterioro de los hábitats, sigue siendo la principal causa de la reducción o desaparición de las poblaciones naturales para casi todos los grupos de plantas. Al evaluar el estado de conservación de 1.598 especies, el Libro Rojo reconoce 341 especies amenazadas y con prioridad de tratamiento en un corto y mediano plazo.
El inventario florístico indica que de estas 341 especies, 54 están en peligro crítico, 74 en peligro, 211 son vulnerables y sólo 2 fueron categorizadas como probablemente extintas debido a los profundos cambios experimentados en sus hábitats naturales donde fueron reportadas (estados Trujillo y Carabobo).
Apunta que de las especies evaluadas, 179 enfrentan destrucción de hábitat con fines agropecuario, industrial y urbano; y 277 especies se enfrentan no sólo a las causas mencionadas anteriormente, sino también a la explotación con fines maderables, ornamentales y medicinales.
Señala a las orquídeas y a las bromelias como el grupo de plantas más amenazado, “con una distribución restringida, tamaños poblacionales reducidos y sometidas a la destrucción del hábitat o a la explotación de las poblaciones naturales”.
El dato
25.000 especies de orquídeas en el mundo
1.506 especies de orquídeas registradas en Venezuela
698 especies de orquídeas identificadas en Guayana

3 comentarios:

  1. Cuando estudiaba en la Uneg, era un apasionado conservacionista y por recomendación de un profesor deje el único interés sobre las orquídeas para observar mas familias. Luego los estudios eclesiásticos me apartaron definitivamente de la botánica sistemática. Pero este ano la Iglesia Católica vuelve su interés durante la Cuaresma sobre la ecología y mi felicidad se hace presente. Debemos entregar proyectos ecológicos y mi interés ha sido siempre desde las orquídeas. Necesito información sobre regeneración de orquídeas para ornamentar en la ciudad como proyecto ecológico.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. En la Universidad Nacional Experimental de Guayana puedes contactar al Prof. Hernán Castellanos quien pertenece a la Sociedad de Orquideología de Guayana, seguro puede orientarte y quizás establecer una alianza para ese proyecto ecológico que menciona. Saludos

    ResponderEliminar
  3. soy un novicio en las conservación de orquideas .. actualmente tengo una planta de orquideas que le brotaron 52 botones es normal esto estoy impresionado jamas antes lo había visto alfredo.bencomo@hotmail.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...