Investigadores proponen plan de recuperación ambiental en Caura


La Uneg sugiere conformar una comisión interinstitucional para evaluar los daños ambientales causados por la actividad minera. Asimismo, el Ciev confía en un trabajo conjunto que genere una solución sustentable a la depredación de los ecosistemas de la región Guayana  


Ante el deterioro ambiental provocado por la actividad minera ilegal en la cuenca del río Caura, representantes de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg) y el Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela (Ciev), coinciden en señalar la necesidad de abordar de forma conjunta, la conservación de un área considerada patrimonio cultural y natural del país.
Los coordinadores de los centros de investigación de la Uneg, Nalúa Silva (Antropología), Hernán Castellanos (Ecología) y Sergio Milano (Gestión Ambiental y Desarrollo Sustentable), solicitaron ante el Ministro del Poder Popular para el Ambiente, Alejandro Hitcher, la conformación de una comisión interinstitucional que evalúe los daños ambientales causados por la actividad minera en la cuenca del río Caura y proponga planes de recuperación y manejo, de las áreas degradas por dicha actividad.
Sugieren los investigadores que la mencionada comisión pudiera estar integrada por representantes del Ministerio del Ambiente, Ministerio de la Defensa, Fiscalía Ambiental, Uneg y Organización Indígena Kuyujani.
Asimismo, plantean que los ministerios de Minas y Ambiente conjuntamente con la academia, trabajen en el diseño de un plan para la reubicación de los mineros en otras áreas del estado “no sensibles ecológicamente hablando”, asesorando a los mineros reubicados en materia de tecnologías menos impactantes sobre el medio ambiente y sobre el uso del mercurio.
Los investigadores Silva, Castellanos y Milano resaltan la importancia de establecer el impacto social y sanitario que la minería ha tenido en las comunidades indígenas y criollas de la cuenca del Caura.
Proponen la activación de los planes para el desarrollo sostenible de la zona, que la CVG conjuntamente con los demás órganos del Estado, las universidades y las organizaciones locales “han elaborado durante varios años”.
Finalmente, hacen un llamado al Ministerio de la Defensa y a la Fiscalía Ambiental para que, acompañados con las comunidades locales, diseñen planes que impidan nuevas invasiones mineras; así como también ejecutar un plan de concienciación sobre la importancia de la conservación y el desarrollo sostenible de la cuenca del Caura a nivel local, regional y nacional.

EL RETO DE CONSERVAR
Una propuesta para la conservación de la cuenca del Caura, elaborada por los investigadores venezolanos Mariapia Bevilacquia y José Ochoa, sostiene que abordar una gestión de manejo será “un reto para Venezuela y las instituciones responsables de su política ambiental”.
Bevilacqua, bióloga con doctorado en Ciencias Biológicas y José Ochoa, ingeniero agrónomo con doctorado en Ecología Tropical, señalan en su estudio que “la planificación y el manejo eficaz de las actividades asociadas con el uso de los recursos presentes en ella, constituyen prioridades y retos para la gestión ambiental nacional”.
Entre los lineamientos para avanzar en ese reto, los autores plantean:
1. Desarrollo de liderazgos para la instrumentación de una estrategia de conservación. Se requiere de un actor o grupos de actores con legitimidad para convocar un diálogo e impulsar el debate nacional y regional sobre la visión de conservación a construir.
2. Participación activa de los grupos interesados. Uno los desafíos más importantes es incorporar tempranamente, en cada uno de los procesos asociados con la estrategia, a todos los actores que de alguna u otra forma sientan que su bienestar, modo de vida y entorno ambiental dependen de las decisiones que serán tomadas.
3. Voluntad política para promover la cooperación, el diálogo y la participación. Es idealista pensar que todos los grupos de interés podrán constituir un equipo sólido de actores experimentados, bien intencionados y con una visión compartida. Esto requiere de una gran inversión de esfuerzos y, sobre todo, de la férrea voluntad de las organizaciones rectoras y autoridades de gobierno comprometidas con el éxito del proceso.
4. Equilibrio entre las metas de la conservación y el desarrollo. Es necesario articular las actividades e intereses de conservación con las necesidades y metas del desarrollo socioeconómico de la región.
5. Financiamiento. Es indispensable brindarle prioridad a la gestión financiera y a la sustentabilidad económica de una estrategia de conservación. En las primeras etapas es conveniente la búsqueda de cooperación internacional y multilateral para iniciar los programas y actividades. Sin embargo, en la medida que avanza la estrategia se plantea la necesidad de consolidar alternativas económicas de carácter nacional y con una visión de continuidad.
Bevilacqua y Ochoa señalan que “la visión compartida, la corresponsabilidad y la cogestión son fundamentales en este proceso, para así anticipar los conflictos de intereses y brindar oportunidades para un modelo de desarrollo ecológicamente sustentable, con transferencias de beneficios económicos y sociales a escalas global, nacional y local”.

PLAN INCLUSIVO
A una semana de haber iniciado el denominado Plan Caura, el Mayor General Henry Rangel Silva, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Guayana informó que han sido desalojados más de 2 mil mineros ilegales de las cuencas de los ríos Caura, Caroní, Paragua, así como también de las riberas del lago de Guri y en la población fronteriza de Icabarú, en el Municipio Gran Sabana.
En un encuentro sostenido con Alejandro Lanz, director del Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela (Ciev), el funcionario militar anunció que “no sólo están contempladas acciones contra la minería ilegal, sino sobre cualquier ilícito ambiental que comprometa su calidad, desde la deforestación de lotes boscosos, hasta la sobrepesca y extracción ilegal de minerales no metálicos; por lo que en cada una de las cuencas, se fortalecerán los controles para minimizar los ilícitos ambientales”.
El representante del Ciev expresó su apoyo a las acciones emprendidas por las Fuerzas Armadas y coincidió en “la necesidad de cuidar los cuerpos de agua dulce que tiene la región, los más importantes del país. Nosotros hemos realizado estudios y tenemos contacto con diversas comunidades, tanto en el sur como en el occidente de la entidad, quienes nos han pedido inspecciones ante delitos ambientales ocurridos localmente; y toda esta información la estamos facilitando a las Fuerzas Armadas para colaborar con este megaplan que tiende a dar estabilidad a la región, en materia ambiental”.
Al respecto, las Fuerzas Armadas hicieron un llamado “a la participación de instituciones públicas y privadas, universidades, ONG´s, comunidades indígenas y no indígenas para lograr la conservación de nuestros ecosistemas y el desarrollo sustentable para todos los venezolanos”.
Lanz dijo que el trabajo inclusivo entre Fuerzas Armadas, sociedad civil y demás organizaciones que hacen vida en la región, es la forma de “generar una solución sustentable a la depredación de los ecosistema de la región Guayana y garantizar la calidad ambiental de la entidad, para beneficio del país y del planeta”.
Operativo en cifras
Desalojados
2.126 mineros ilegales desalojados de la cuenca de los ríos Caura, Caroní y Paragua, en las riberas del lago de Guri y en la población fronteriza de Ikabarú.

Inhabilitados
21 campamentos184 motobombas16 motores diesel04 turbinas13 motores fuera de borda22.406 metros de mangueras12 balsas mineras06 lanchas4.000 litros de combustible (gasolina)20 tamices y mercurio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...