Semana Santa en Canaima


Aproveche este asueto para sorprenderse ante tanta riqueza biológica y cultural que nos revela el sexto parque más grande del mundo y el segundo de Venezuela

Semana Santa llegó y con ella un momento de esparcimiento para disfrutar en familia, pero también para fortalecer la conciencia ecológica de quienes visitan los paisajes únicos e irrepetibles del Parque Nacional Canaima (PNC).
Ubicado en el extremo sureste del estado Bolívar, el declarado Patrimonio Natural de la Humanidad tiene una extensión de 3 millones de hectáreas, siendo el sexto parque más grande del mundo y el segundo de Venezuela (el primero es el Parima-Tapirapeco en el estado Amazonas).
Está dividido en dos sectores, el oriental y el occidental, este último conocido como Canaima, abarca un millón de hectáreas delimitadas entre el río Karuai al este y el río Caroní al oeste. El sector oriental del PNC, mejor conocido como la Gran Sabana, ocupa una extensión de 2 millones de hectáreas que abarca desde Sierra Lema hasta la frontera con Brasil.

En ambos sectores la fauna y la flora se exhiben exponencialmente: más de 500 especies diferentes de orquídeas, 536 especies de aves, de las cuales 32 son endémicas y de distribución restringida; asimismo, 25% de las especies de aves que se reproducen en los míticos tepuyes o mesetas son endémicas; mientras que 145 especies de mamíferos de las 351 conocidas en Venezuela, son propias del PNC. Especies de fauna como el Ratón del Roraima (Podoxymys roraimae) y la Comadreja Tepuyana (Marmosa tyleriana) son únicas de este ecosistema.
Sin embargo, estudios realizados por las organizaciones conservacionistas BirdLife International y Conservación Internacional revelan que este parque está siendo amenazado, entre otros factores, por la quema recurrente, la demanda turística, la extracción de plantas ornamentales, oro, cuarzo y diamante.
De igual forma, organizaciones ambientalistas venezolanas como Bioparques y Vitalis advierten sobre la contaminación, la pesca ilegal, los incendios forestales, la urbanización y el turismo descontrolado, la falta de equipamiento e infraestructura para los Guardaparques y el desconocimiento por parte de los usuarios sobre cómo comportarse cuando visitan un parque nacional.

TURISMO RESPONSABLE
Por lo anterior, si tu destino es el Parque Nacional Canaima recuerda tomar en cuenta las siguientes recomendaciones para disfrutar “responsablemente” de las maravillas naturales de este frágil ecosistema:
La Roraima Tepuy, única y de una belleza que impacta
1. Cuando te acerques a disfrutar de los particulares paisajes que ofrece nuestro patrimonio natural de la humanidad recuerda contribuir con la conservación de nuestros recursos naturales y causar el menor impacto posible en tu visita.
2. No enciendas fogatas. Puedes causar graves incendios difíciles de controlar, molestas a la fauna silvestre e incluso tú puedes sufrir lesiones.
3. Es ilegal comprar la fauna y flora silvestre: perezas, monos y loros (solo por citar algunos ejemplos). No son animales domésticos y suelen sufrir y morir en cautiverio. El tráfico de fauna y flora esta penado por la ley, no te hagas cómplice de un delito. 
¡No enciendas fogatas! Esto es lo que ocurre después de un incendio en la frágil vegetación del PNC
4. No alteres el ecosistema, no caces ni pesques en temporada de veda, evita sustraer animales o minerales, no arranques plantas, flores, hojas o ramas, ni rayes piedras ni árboles. En la medida de lo posible tratemos que nuestra huella sea lo menos perceptible.
5. Movilízate con tu vehículo por los caminos que ya existen (respeta las señalizaciones). No abras nuevos senderos.
6. Las quebradas, ríos y lagunas nos dan agua y alimentos, también constituyen el hábitat de muchos animales: NO las contamines. En caso de necesitar detergente para lavar, utiliza jabón azul o biodegradable.
7. Haga sus necesidades fisiológicas lejos de los ríos y caminos. Entierre sus heces y papel higiénico.
8. Recuerda colocar la basura en los sitios previstos para ello. Si no encuentras donde depositarla, por favor colócala en una bolsa, y llévala de vuelta hasta conseguir un lugar apropiado donde desecharla. El mantener nuestros espacios limpios es responsabilidad de todos, así evitamos la propagación de enfermedades.
9. Denuncia ante los organismos competentes cualquier situación irregular que observes. Si te encuentras dentro del Parque Nacional y necesitas alguna información adicional, acude al puesto de Guardaparques más cercano.
10. Sea respetuoso y tolerante a las diferencias culturales. Recuerde en todo momento que aunque esté en el PNC, usted está visitando un territorio donde habitan las comunidades de los pueblos indígenas pemón.
11. No les de limosnas a los niños pemón, aunque suene duro: eso no le hace ningún bien, mucho menos regalarles grandes golosinas. Las comunidades que reciben más visitantes son también las que tienen los mayores índices de caries infantil.
12. No intente cruzar ríos grandes con su vehículo. Si éste se queda atascado y no logra sacarlo en un tiempo prudencial, déjelo y diríjase a la orilla.
13. No meta manos ni pies donde no puede ver, en el área del parque hay varias especies de serpientes venenosas y alacranes ponzoñosos.
14. Evite caminar por las piedras grandes de los ríos y acercarse a los bordes de las cascadas, pueden derrumbarse. Fuentes consultadas: Bioparques y Guía Ecológica de la Gran Sabana.
Razones para su conservación
Las organizaciones ambientalistas del país recuerdan que existen razones suficientes para proteger los parques nacionales porque más del 80% del agua potable que consumimos los venezolanos proviene de ellos. 
Además, representan fuentes económicas alternativas  para las comunidades locales, sus bosques actúan como grandes pulmones que absorben la contaminación que afecta nuestra salud y son una muestra de los diferentes ecosistemas del país y altamente atractivos para el turismo: es una de las que genera más empleo y dinero en el todo el mundo. 
Asimismo, son el hábitat de numerosas especies de plantas y animales, y espacios para la recreación de todos los venezolanos y para la investigación científica, ofreciendo curas potenciales a muchas enfermedades. Ah! Representan más del 20% de nuestro territorio ¿quieres más razones para conservarlos?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...