La sequía del Salto Ángel


Los registros oficiales de precipitación que se tienen desde 1979, dan cuenta de un  fenómeno “natural” que sucede cada año durante los meses secos

La soberbia cascada del Kerepakupay-merú, mejor conocida como Salto Ángel, se convierte en una sublime llovizna entre los meses de enero, febrero y marzo.
Así lo confirman los registros oficiales de precipitación que se tienen desde 1979 y que dan cuenta de un  fenómeno “natural” que sucede cada año, durante la época de sequía.
De hecho, datos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) señalan que en febrero de 1980 apenas llovió 9 milímetros (mm) en la cima del macizo Auyantepui, donde se encuentra la famosa caída de agua de 980 metros de altura.
Ubicado en la cuenca alta del río Caroní, el Auyantepui es una de las mesetas (tepuyes) más emblemáticas del sector occidental del Parque Nacional Canaima, con una superficie de 700 kilómetros cuadrados, cuyos bordes alcanzan los 1.600 metros sobre el nivel del mar (m snm) en su flanco norte, y los 2.460 m snm en el sur.
En esta “montaña del infierno” donde habitan los espíritus de Mariwitón y Tramán Chitá, según relata la mitología indígena pemón, la empresa estatal Electrificación del Caroní (Edelca) instaló en octubre de 1979, un pluviógrafo para llevar un registro detallado de la cantidad de agua que cae en esta cumbre.

ESTACIONALIDAD
Estudios científicos señalan que en esta región se manifiesta una estación de “sequía relativa” que va desde enero a marzo, siendo febrero y marzo cuando se acentúa este periodo. Referencias de los investigadores Otto Huber y Gonzalo Febres, recopiladas en el libro “Guía ecológica de la Gran Sabana”, mencionan que estos meses se caracterizan por presentar “lluvias cortas y esporádicas durante las cuales, usualmente cae apenas un 20 a 30 por ciento de las lluvias totales del año”.
Sin embargo, a pesar de que en la temporada seca las lluvias están prácticamente ausentes, en los tepuyes siempre se observa el fenómeno de condensación de agua, el cual ocurre cuando las masas de aire, provenientes de los vientos alisios del este, se encuentran con la presencia de estas fortalezas rocosas, y se ven obligadas a ascender y formar grandes masas nubosas de extraordinario desarrollo vertical que envuelven las mesetas. Es por eso que, aún en sequía, las cimas de los tepuyes mantienen condiciones de alta humedad que permiten como en el caso del Auyantepui, conservar el salto con un mínimo de agua.
Por otra parte, a partir del mes de abril se registra un aumento significativo de las lluvias en la región, condicionado por la activación de la Zona de Convergencia Inter Tropical (ITC), un cinturón de bajas presiones que se extiende sobre el Ecuador donde convergen las masas de aire provenientes de ambos hemisferios. Esta influencia de la ITC marca el periodo de lluvia el cual va de mayo a septiembre, siendo junio y septiembre “los meses más húmedos con lluvias cuantiosas y prolongadas que caen casi a diario”, observándose en esta época una de los más esplendorosos paisajes del Salto Ángel.

DATOS PARA EL CONOCIMIENTO
Los únicos datos oficiales de acceso público que permiten un análisis del comportamiento de las lluvias en el Auyantepui, se encuentran en el portal Web del Inameh (www.inameh.gob.ve); sin embargo, estos registros sólo contemplan la precipitación observada desde 1979 hasta 1997. Cabe destacar que desde esa fecha para acá han pasado 13 años, en los cuales se manifestaron tres eventos del Fenómeno del Niño (1998, 2003 y 2010) por lo que es posible que la precipitación en esta estación haya aumentado o disminuido, pero manteniéndose el promedio muy cerca de la media actual.
Habrá que esperar la difusión de esta información más reciente por parte de los organismos gubernamentales para poder corroborar lo anterior, mientras tanto el análisis del periodo 1979-1997 evidenció que el promedio anual de las lluvias registradas en la estación pluviométrica del Auyantepui, fue de 2661.9 mm, observándose para los meses secos, una media de 85.3 mm (enero 89.8, febrero 81.4 y marzo 84.9).
Incluso, para los años en que Suramérica experimentó uno de los más severos Fenómeno del Niño del siglo (1982-1983), esta estación registró un promedio mensual de 62.6 mm durante los meses secos.
Especialistas consultados estiman que la precipitación en el Auyantepui durante enero y febrero de este año, pudo haber disminuido entre un 50 a 60 por ciento del promedio anual debido a la presencia del Fenómeno del Niño.
Ahora bien, a partir del mes de abril esta tendencia cambia drásticamente y las lluvias en el Auyantepui aumentan a un promedio de 192.1 mm, logrando su máxima precipitación en junio con 334.1 mm, para el mismo periodo analizado (1979-1997)
Por eso, los turistas “hechizados” con estos paisajes saben que junio, es el mejor mes para visitar a uno de los siete lugares nominados a maravillas naturales del mundo.

Imagen captada en diciembre 2009


Cuando El Niño aparece
Los estudios de Edelca sobre la influencia que ejerce el Fenómeno del Niño en la cuenca del río Caroní, indican que cuando ocurre esta anomalía, los caudales anuales históricos de la cuenca disminuyen en un 78 por ciento. Estos resultados se basaron en el análisis del comportamiento del río Caroní para el período 1950-1995, tiempo durante el cual sucedieron 14 años con eventos Niño.  Estos estudios señalan que en los meses con mayor probabilidad de presentar déficit de caudal (por debajo del promedio) comienzan a partir del mes de septiembre, manteniéndose así hasta el fin de año y comienzo del siguiente, culminando su influencia para abril-mayo, por lo tanto es de esperar una disminución de la precipitación en la estación del Auyantepui cuando ocurre este fenómeno.
La sequía es un fenómeno natural, recurrente y de duración imprevisible ante el que se requiere la implicación de todos los ciudadanos, la participación de los agentes económicos y sociales, y la toma de medidas preventivas y paliativas por parte de gobiernos e instituciones internacionales”. I Foro Internacional de la Sequía, celebrado en España 2007.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...