Acoana fortalece programa de telemedicina en el Caura


Fotos cortesía Acoana

La Asociación Venezolana para la Conservación de Áreas Naturales estará tres semanas impulsando el programa Telecaura que busca promover un mayor acceso a la salud de las poblaciones indígenas más vulnerables

La Asociación Venezolana para la Conservación de Áreas Naturales (Acoana) está convencida de la necesidad de fomentar “ambientes y comunidades saludables”, más aún cuando los índices de malaria en el estado Bolívar, sur de Venezuela, están resurgiendo.
Su trabajo constante en la cuenca del río Caura los ha llevado a crear el programa Telecaura, que tiene como objetivo “promover un mayor acceso a la salud de las poblaciones indígenas vulnerables, así como también mejorar sus oportunidades para llevar a cabo acciones de desarrollo local, educación, conservación ambiental y cultural en sus territorios tradicionales”.
Mariapia Bevilacqua, doctora en Ciencias Biológicas y presidenta de la asociación, anunció que desde ayer y por un lapso de tres semanas estarán recorriendo las comunidades indígenas del Alto Caura a fin de impulsar este proyecto con el cual esperan beneficiar más de 19.000 habitantes del Municipio Sucre, de los cuales 42% corresponde a la población indígena, principalmente de las etnias Ye’kwana y Sanema en áreas muy remotas a lo largo de la cuenca (alrededor de 53 comunidades).
Dijo que el punto central de esta iniciativa es “la adopción de tecnologías de información y comunicación para transmitir, almacenar y recuperar datos para la asistencia en salud y educación, así como contribuir con el suministro de medicinas para la atención primaria de comunidades indígenas muy vulnerables”.

SALUD PÚBLICA
Acoana inició en 2005 el Proyecto Wesoichay (malaria en lengua yekuana) dirigido a formular un modelo de gestión pública para controlar la malaria y mejorar la salud pública en la cuenca del Caura, fortaleciendo las capacidades del gobierno y las comunidades locales para instrumentarlo. Este proyecto contó con la participación de la Organización Indígena Kuyujani, el Ministerio de Salud y el Instituto de Salud Pública del estado Bolívar; recibiendo aportes financieros de la Delegación Europea en Venezuela, el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y el International Development Research Center Canadá.
Entre los principales hallazgos, Acoana evidenció “vacíos de información para la prevención y el control de la malaria; capacidad limitada de atención sanitaria y de investigación; aumento de las oportunidades de contacto hombre-vector promovido por la transformación de los ecosistemas alrededor de las comunidades y patrones de movilización de la población y, baja participación comunitaria para identificar y adecuar respuestas efectivas para mejorar la salud local”.
De hecho, un análisis de las cifras epidemiológicas indicó que a partir de 1995 y hasta 2005, la región del Caura contribuyó con 16.639 casos de la malaria registrada en toda Venezuela.
Refirió Acoana que la malaria es la tercera enfermedad más infecciosa del mundo, la cual genera grandes costos sociales y económicos, “particularmente en regiones tropicales donde su proliferación ha sido vinculada a procesos de cambios climáticos globales, cambios de uso de la tierra, degradación ambiental, pobreza y cambios socio-culturales”.
Precisó que las comunidades indígenas se han visto afectadas en su calidad de vida y en la salud de los ecosistemas debido a “la explotación intensa de los recursos naturales”. Incluso, las informaciones recogidas por esta asociación en las comunidades indígenas ubicadas en zonas remotas de la cuenca del río Caura, afirman que la malarialrepresenta uno de los problemas más importantes de salud pública, siendo percibida como una enfermedad “últimamente incontrolable, que genera costos socioeconómicos e impacta sus esfuerzos de desarrollo y protección de territorios tradicionales”.

TELECAURA
Esta iniciativa de Acoana busca promover “la adopción de tecnologías de información y comunicación para mejorar los sistemas de atención y de información sobre salud en las zonas remotas del estado Bolívar, poco atendidas y tradicionalmente excluidas, con poblaciones indígenas vulnerables y en riesgo; teniendo particular interés en la vigilancia eco-epidemiológica basada en las comunidades locales”.
La propuesta está orientada a la instalación y puesta en funcionamiento de cuatro Centros Remotos de Telemedicina, los cuales permitirán a los enfermeros indígenas, adscritos a los ambulatorios rurales tipo I ubicados en las comunidades remotas, contar con un servicio diferido para acceso a la opinión médica especializada.
De igual forma, con estos centros se establecerán las bases científicas, tecnológicas y de innovación, que vendrán a fortalecer “el sistema de vigilancia eco-epidemiológica y entomológica basado en las comunidades indígenas pertinentes para la prevención y control de la malaria, así como otras enfermedades endémicas y afecciones frecuentes a la salud materno-infantil”.
Este proyecto se encuentra debidamente inscrito y certificado, para aportes Locti, en el Sistema para la Declaración y Control de Aporte de Inversión en Ciencia Tecnología e Innovación. 
Actualmente, cuenta con el apoyo del Instituto de Salud Pública del Estado Bolívar (Distrito Sanitario / Dirección de Salud Ambiental y Contraloría Sanitaria) y Cenasai, como responsables de Vigilancia Epidemiológica; Ministerio de Salud (Dirección de Control de Vectores y Fauna Nociva); Universidad de Carabobo (Biomed) e Instituto de Altos Estudios en Salud Pública “Arnoldo Gabaldón”(Centro de Investigaciones de Campo Francesco Vitanza - Tumeremo) como responsables de Vigilancia Entomológica; Telesalud de Venezuela, responsable de las consultas médicas y de la instalación de la plataforma tecnológica de telemedicina; Organización Indígena de la Cuenca del Caura Kuyujani como responsable de la contraparte local indígena y de la logística de movilización fluvial. Asimismo, ha recibido aportes del Fonacit-Misión Ciencia; Delegación de la Comisión Europea en Venezuela; Inversiones Hillock 3; Políclinica Las Mercedes; Mack de Venezuela C.A. y Mack Vehículos Industriales; y vía Locti através de Ericcson de Venezuela e Instrumentalia, C.A. Los interesados en invertir en esta causa pueden contactar a los coordinadores del proyecto a través del 0212-7631054.

Acoana en Guayana
Desde que fue creada en 1995, Acoana es una institución de carácter ambiental y social “comprometida con la conservación de la diversidad biológica y las áreas naturales del país”. Tal como lo expresa en su página Web www.acoana.org, su trabajo se enfoca hacia la generación de información técnica, la investigación básica y orientada, la formación y capacitación de recursos humanos para la gestión, la divulgación de información, y el desarrollo comunitario; todo ello con el fin de apoyar la toma de decisiones informadas para la conservación del patrimonio natural de Venezuela. Además del programa Telecaura y el proyecto Weisochay, Acoana desarrolla un trabajo para integrar el uso sustentable y la conservación de ecosistemas boscosos en la comercialización de la cestería ye`kwanas y continúa dictando el curso sobre manejo de áreas protegidas con enfoque ecosistémico, utilizando el Parque Nacional Canaima como caso de estudio.
Cifras
30.462 casos de paludismo en el estado Bolívar fueron reportados en 2009 de los 35.725 registrados a nivel nacional.
6092 casos acumulados de paludismo en el estado Bolívar hasta el 20 de febrero, de los cuales el 88% están ubicados en las parroquias San Isidro, Dalla Costa, Ikabarú, Barcelona, Pedro Cova, Guarataro y Asunción Farreras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...