Comunidad de Aripao conserva 88 mil hectáreas en la cuenca baja del río Caura


La alianza con la Asociación Civil Phynatura cuenta con el apoyo del Ministerio de Ambiente y los recursos financieros aportados por Conservation International y la empresa Givaudan
 
Es el único pueblo afrodescendiente que se encuentra desde Caicara del Orinoco hasta Ciudad Bolívar. Ubicada en el Municipio Sucre del estado Bolívar, al sur de Venezuela, la comunidad de Aripao convive ancestralmente con toda una riqueza natural desbordada en la ribera derecha del río Caura y con una flora y fauna única que la ha llevado a comprender el valor de su preservación.
El pasado 12 de febrero sellaron la alianza con la Asociación Civil Phynatura a fin de conservar 88 mil hectáreas de bosques ubicadas en la Reserva Forestal El Caura, para beneficio de las actuales y futuras generaciones.
Este compromiso contó con el apoyo del Ministerio de Ambiente y el patrocinio financiero de la organización no gubernamental Conservation International, por intermedio de su Programa de Custodios de Conservación, y la empresa Givaudan, consumidora de insumos para perfumería preparados a partir de sarrapia.
Tal como lo detalla el acuerdo de conservación, se inicia un nuevo convenio entre el Comité de Conservación del Consejo Comunal de Aripao y la Asociación Civil Phynatura, ente implementador del presente acuerdo, a fin de darle continuidad al pacto prescrito en julio de 2008 con la entonces Conservación Internacional Venezuela, que cesó sus funciones en el país en 2009.

ÁREA DE CONSERVACIÓN
Suapure es el área escogida para su conservación, la cual abarca desde el caño Guayapo y el límite norte de la Reserva Forestal El Caura; los Caños Mato y Cuchiverito hasta la divisoria de agua de la serranía de Guayapo.
Luís Jiménez, representante de Phynatura recuerda que desde tiempos ancestrales, la comunidad de Aripao ha utilizado esta área como sitio de colecta de sarrapia, además de ser el área de cacería comercial y de subsistencia, así como el establecimiento ocasional de conucos y pesca. “La ocupación por temporadas de familias de Aripao sobre el área es reconocida por otras comunidades e, informalmente, por el Estado”.
Menciona que su principal fuente de ingresos económicos es la pesca en el río Caura, aunque no menos importantes son los ingresos por la recolección de sarrapia y cacería.
Agrega que el acuerdo se basa en controlar las amenazas de caza y pesca comercial, extracción de productos forestales primarios, explotaciones mineras y avance de frontera agrícola, haciendo vigilancia frecuente en el área de conservación para reportar a las autoridades competentes cualquier actividad irregular o no permitida.
“A cambio reciben el beneficio económico previsto y apoyo técnico en el desarrollo de proyectos productivos vinculados al área de conservación y a la comunidad como el aprovechamiento de sarrapia, el aceite de copaiba y otros productos no maderables del bosque, agroforestería, organización y administración de empresas comunitarias”.
Jiménez explica que para conocer los valores de biodiversidad, la Fundación La Salle levantó la línea base de fauna en julio de 2008 y enero de 2010, así como también realizó la línea base socioeconómica en la comunidad en octubre de 2009; mientras que la biodiversidad vegetal se orientó hacia recolección de información de potenciales especies con fines de usos no maderables, actividad ejecutada por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) en abril de 2009.

ACTIVIDADES PERMITIDAS
El acuerdo permite sólo tres actividades en el área establecida para su conservación: el patrullaje y monitoreo, la recolección de sarrapia y otros productos no maderables, y la pesca en las épocas permitidas.
“Hasta enero de este año, 42 personas habían participado directamente en 13 jornadas de patrullaje y monitoreo, recibiendo el beneficio correspondiente de 60 bolívares fuertes por persona/día, adicionalmente, para los patrullajes se utilizan motores y lanchas de la comunidad, recibiendo una bonificación adicional cada motorista. Por otro lado, indirectamente se benefician aquellas personas de la comunidad que tienen pequeños comercios donde se hacen compras de víveres e insumos para la logística de los patrullajes o por el uso de automóviles para llevar estos enseres hasta el puerto”.

ACTIVIDADES PROHIBIDAS
Cabe destacar que los responsables del convenio acuerdan prohibir la cacería con fines comerciales, llevar perros y cualquier otro animal doméstico, la tala de madera y la quema de vegetación de cualquier tipo, introducir especies vegetales no nativas del lugar (exóticas); asimismo, el establecimiento de conucos, pescar en épocas de veda y portar armas de fuego, excepto aquellas debidamente autorizadas por las autoridades civiles y militares con la advertencia de que “la persona que bajo caso de excepción porte arma de fuego será responsable de las acciones causadas por su uso dentro del área de conservación”.
El representante de Phynatura resalta que, desde la implementación del acuerdo, se han registrado las picas sarrapieras con la utilización del geoposicionador satelital GPS; investigaciones de monitoreo de fauna incorporados a las base de datos de Fundación La Salle, incluso “se hizo una denuncia sobre tala ante el Ministerio de Ambiente y la comunidad ha mejorado su percepción sobre la importancia de la conservación de los recursos naturales”. Para conocer mayor información sobre el acuerdo pueden escribir a phynatura@hotmail.com.
 


Misión: Conservar
Con sede en Ciudad Bolívar, la misión de la organización ambientalista Phynatura es la conservación de la biodiversidad y manejo sustentable de los recursos naturales de Venezuela. Ha trabajado con comunidades indígenas en la cuenca del Caura y en el Parque Nacional Canaima, formulando y ejecutando proyectos socio ambientales y de desarrollo sustentable a través de convenios con los gobiernos locales y con las comunidades organizadas. Entre las problemáticas abordadas por esta asociación civil se destacan la expansión de la frontera agrícola, amenazas por desarrollos mineros y madereros, necesidades básicas de las comunidades indígenas y defensa de sus territorios, entre otros.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...