La basura lidera informe 2009 de Vitalis

Por cuarto año consecutivo, el inadecuado manejo de los residuos y desechos sólidos encabeza la lista de 51 problemas ambientales registrados en el país durante el año pasado

Por cuarto año consecutivo, la basura encabeza la lista de los principales problemas ambientales de Venezuela, según se desprende del informe que cada año presenta la organización no gubernamental (ONG) venezolana, Vitalis.
Los resultados del informe sobre la gestión ambiental del país durante 2009, se basan en la opinión de 109 especialistas venezolanos de los diferentes sectores tanto públicos como privados, que fueron consultados por la ONG, entre el 15 de noviembre y el 30 de diciembre del pasado año, utilizando el recurso de la encuesta como instrumento para recolectar los datos.
Con esta encuesta, Vitalis, organización creada para promover la formación de valores y conductas cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable en la sociedad venezolana, busca generar “un debate constructivo, propositivo y de altura dirigido a conciliar posiciones e intereses a favor de la conservación y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, así como a explorar los mecanismos y las acciones a emprender a las puertas de un nuevo año en la gestión oficial y no gubernamental en el país”.

10 DE 51
La consulta determina, en un orden de mayor a menor, un total de 51 problemas ambientales (uno más que en 2008), de los cuales se mencionan a continuación los diez primeros:
1. Inapropiado manejo de los residuos y desechos sólidos (principalmente domésticos), tanto desde la fuente como en los sistemas de transporte, tratamiento y/o disposición final, en particular dentro de las grandes ciudades como el área metropolitana de Caracas. Especial preocupación existe por la cantidad de vertederos y botaderos que proliferan en el país, manejados sin criterios sanitarios y ambientales, y la cantidad de desechos que pudieran estarse disponiendo sin el debido tratamiento.

2. Mal manejo de vectores, que ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades que pueden transmitirse de otros animales a seres humanos (zoonosis), o entre los seres humanos a través de insectos u otros animales (zooantroponosis). Entre ellas encontramos al dengue, que debe tratarse no sólo como un problema sanitario, sino también ambiental, y que parece haber afectado a un grupo importante de la ciudadanía.

3. Inapropiado manejo de las aguas servidas, que contaminan las fuentes de agua superficiales y subterráneas, con el correspondiente deterioro de ríos, riachuelos, lagunas, lagos y playas a nivel nacional.

4. Larga sequía que ha afectado el nivel de los embalses y represas, con las subsecuentes consecuencias en el abastecimiento y la producción de energía.
Esta situación se ha visto agravada por la falta de mantenimiento en algunas de las instalaciones, el derroche de agua y energía por parte de la ciudadanía, las empresas y las instituciones públicas, y la limitada inversión oficial en el sector, tanto en la infraestructura de captación y/o distribución, como de generación, utilizando otras tecnologías limpias como la eólica y la solar.

5. Mal manejo de los residuos hospitalarios, tóxicos y peligrosos a nivel nacional. Las empresas operadoras de recolección siguen sin contar con toda la infraestructura necesaria para el manejo de residuos peligrosos y las autoridades ambientales no realizan la debida supervisión. Muchos residuos como baterías de celulares y de vehículos, considerados como peligrosos, por citar solo algunos, son tratados como residuos domésticos. Igual sucede con los agroquímicos, pesticidas y fertilizantes, que parecen estar usándose en forma incontrolada.

6. Falta de coordinación entre el gobierno nacional y los gobiernos estadales y municipales. En particular la descoordinación es notoria entre gobiernos de distintas tendencias políticas, olvidando que el ciudadano y su entorno, son los principales afectados de tales conductas.

7. Contaminación atmosférica debida al limitado mantenimiento del parque automotor en las principales ciudades, tanto de vehículos particulares, como del transporte público. A ello hay que agregar la deficiente supervisión y control de las fuentes fijas y móviles de emisiones a la atmósfera, por parte de las autoridades competentes, y el tráfico excesivo en las principales ciudades que incrementa las emisiones a la atmósfera por mayor consumo de combustible.

8. Pocos esfuerzos en materia educativa ambiental, que formen en valores a la ciudadanía y promueva nuevas actitudes en favor de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Muchos de los esfuerzos desarrollados en el 2009 se articulan más en compañas publicitarias que educativas, olvidando la necesidad de permanecer en el tiempo para lograr los cambios de conducta necesarios en la materia, a los fines de abordar y resolver los principales problemas ambientales que afectan al país.

9. Contaminación sónica en las principales ciudades del país. El uso indiscriminado de sirenas y cornetas destaca entre las principales preocupaciones, sin dejar de lado el hábito criollo de tocar corneta en forma excesiva. Destaca también el volumen excesivo en espectáculos públicos, sin el debido control por parte de las autoridades.

10. Contaminación de las playas marinas y lacustres, por acumulación indebida de residuos sólidos, disposición de aguas servidas sin el debido tratamiento y el uso indiscriminado de combustibles y lubricantes que son arrojados directamente al mar, entre otras, sustancias de posible naturaleza hidrocarbonada.

LOGROS EN AHORRO ENERGÉTICO
El informe de Vitalis destaca que el 91.06% de los consultados manifestaron avances importantes en la gestión ambiental de 2009, enfatizando en primer lugar el programa de ahorro energético, tanto voluntarios como obligatorios, impulsados durante el año para enfrentar la crisis energética nacional.
Sin embargo, la consulta sugiere que estos programas “demandan mucha mayor coordinación entre los diversos actores, a los fines de lograr consensos que beneficien a la ciudadanía y no obstaculicen el desarrollo”.
Entre otros logros, se mencionan: la reactivación de la Red ARA de ONG ambientales de Venezuela, con la activa participación de diversas organizaciones de todo el país; mayor conocimiento y conciencia en torno a la problemática del incremento del efecto invernadero y el cambio climático por parte de la ciudadanía, en particular en torno a la necesidad de contar con acuerdos específicos que permitan disminuir las emisiones a la atmósfera; el desarrollo de diversas iniciativas ciudadanas, privadas y públicas para celebrar el Día Mundial de la Tierra, el Día Mundial de la Acción Climática (350 ppm), el Día Mundial de las Playas y el Día Mundial del Ambiente; y la culminación de acueductos, ampliación de sistemas de abastecimiento de agua potable en los estados Nueva Esparta, Falcón y Tucupita.
El informe completo puede ser consultado vía Web en la siguiente dirección electrónica: http://vitalis.net/Situacion_Ambiental_Vzla_2009.pdf
BOLÍVAR BAJO LA LUPA
Los problemas ambientales del estado Bolívar se vieron reflejados en el informe 2009 de Vitalis al señalar: la “persistencia de la minería ilegal en el sur del país, en particular en los estados Bolívar y Amazonas”; el comercio ilegal de animales y plantas silvestres, especialmente en las áreas del Delta del Orinoco (Amacuro) y Guayana (Bolívar); y el crecimiento de los pasivos ambientales sin la debida atención de las empresas públicas y privadas responsables de los mismos.
Sanear a Cambalache

La ingeniera Yuniel Briceño, coordinadora de la Unidad Ejecutora de Desechos Sólidos del Ministerio de Ambiente, informó vía telefónica, que el proyecto de ingeniería realizado por el Instituto Forestal Latinoamericano (Ifla) para el saneamiento y operación controlada del actual vertedero de Cambalache, se encuentra actualmente en revisión. Dijo que para finales de este mes se darán a conocer los alcances del proyecto, una vez aprobado por parte del organismo ministerial, entre los que destacó el tiempo de vida útil que le queda al vertedero de Cambalache, como sitio de disposición final de los desechos que se generan en Ciudad Guayana.
Asimismo, especificó que la ejecución del proyecto será financiada con recursos aportados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la misma se prevé para finales del primer semestre de este año. Cambalache forma parte de una cartera de 51 proyectos que serán financiados con recursos del BID por un monto de 250 millones de dólares, destinados a la construcción de rellenos sanitarios y la adecuación o conversión de vertederos a cielo abierto en el país; así como también la capacitación necesaria para que las alcaldías puedan ejecutar una gestión eficiente en la recolección y disposición final de residuos y desechos sólidos.

1 comentario:

  1. Ing° Yvan Albornoz17 de marzo de 2011, 07:01

    Me preocupa de forma contundente que el Proyecto de Cierre Tecnico del Vertedero de Cambalache y la Apertura del Proyecto del nuevo Relleno Sanitario de Ciudad Guayana no tenga visibilidad en los medios de comunicacion masiva de la Tv, Radio y Periodicos locales, naconales e internacionales.
    El Banco Interamericano de Desarrollo ( B.I.D. )debe tener mas Participacion con los paises en via de desarrollo como el nuestro a nivel Internacional Nacional, estadal y Municipal. Este es el Comentario del Ing| Yvan Albornoz. Director de Educacion Ambiental, Organizacion y Participacion Ciudadana de la Alcaldia Socialista Bolivariana del Municipio Caroni del Estdo Bolivar y Estudiante del Doctorado en Petroleo, Petroquimica, Siderurgia y Ambiente de la UBV. Especializado en Ciencias de los Materiales en la UNEG y 35 años de graduado de Ingeniero Quimico en la Universidad del Zulia en la Ciudad de Maracaibo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...