Un nuevo Guitío para el Río Orinoco

La Synallaxis beverlyae había sido reportada tanto para la cuenca alta como el Delta del Orinoco, pero investigadores locales han encontrado esta ave en la cautivante isla de Mamo

Fotos Carlos Valeris

Una nueva especie de Guitío (Synallaxis) había pasado desapercibida, hasta que su canto llamó la atención de los especialistas en aves que se encontraban realizando trabajos de campo en el corredor ribereño del Bajo Orinoco.
Se trata de la Synallaxis beverlyae que había sido reportada para Puerto Ayacucho (estado Amazonas) y el Delta del Orinoco, pero el afinado sentido auditivo del ornitólogo Rosauro Navarro, coordinador del Grupo de Investigaciones Ornitológicas (GIO), la percibió entre los arbustales de la isla de Mamo.
Esta cautivante isla se ubica frente al poblado ribereño Las Galderas donde la planicie de inundación del río Orinoco tiene su mayor amplitud.

ENTRE CANTOS
El experto en aves explica que esta nueva especie fue observada por primera vez, por los ornitólogos Steven Hilty y David Ascanio el 23 de junio de 1996, pero su gran parecido, en cuanto a forma y estructura, con el Guitío Gargantiblanco (Synallaxis albescens), los hizo enmarcarla sólo hasta el genero Synallaxis, perteneciente a la familia Furnaridae dado que, a pesar de su parecido morfológico, el canto era marcadamente diferente.
Luego en mayo del 1999, una caracterización realizada por los investigadores Lentino, Ascanio, Rivero y Carreño permitió ubicar esta nueva especie en los islotes adyacentes a Puerto Ayacucho, estado Amazonas, “en islas aluviales con vegetación semipermanentes o de rápida sucesión y de afloramientos rocosos”.
Añadió Navarro que en años recientes, el experto David Ascanio logró observar de nuevo la especie en el Delta del Orinoco, describiendo su hábitat en la vegetación que crece en las playas de sedimentos del río padre.
Finalmente, el hallazgo definitivo de esta nueva especie de Synallaxis fue publicado hace dos meses en la reconocida revista arbitrada, especializada en ornitología, “The Auk”.
El artículo revela que la nueva especie Synallaxis beverlyae, fue coleccionada en un hábitat de vegetación arbustiva de las islas del río Orinoco, en la sección media del río al sur de Puerto Ayacucho, cerca de la frontera colombo-venezolana, y en la sección baja del mismo Orinoco, en Venezuela. “Esta especie había permanecido sin identificar, probablemente porque las islas formadas por sedimentos no fueron examinadas en expediciones anteriores. Con respecto al plumaje, esta especie es similar a S. albescens, pero con respecto a sus vocalizaciones tiene más similitud con S. albigularis, S. hypospodia, y S. spixi. La nueva especie está asociada, hasta donde sabemos, a vegetación secundaria arbustiva sujeta a inundación estacional en islas y bordes del río. Su distribución restringida y requerimientos ecológicos específicos, la convierten en una especie de preocupación en torno a su conservación”

TAMBIÉN EN EL BAJO ORINOCO
Las sorpresas han sido muchas para los investigadores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg) y el Grupo de Investigaciones Ornitológicas (GIO) que estudian la funcionalidad ecosistémica de la avifauna del corredor ribereño del Bajo Orinoco.
Navarro comenta que el pasado mes de octubre de este año, en trabajos de campo realizados como parte de la fase dos del proyecto de investigación que desarrollan ambas instituciones en la isla de Mamo, se observaron unos ejemplares, que según descripción, coincidían con la nueva especie. “En este primer avistamiento fue grabado su canto, luego se contactó a David Ascanio quien había reportado por primera vez esta ave, y gustosamente nos envió el formato del canto y al compararlo, se verificó que se trataba de Synallaxis beverlyae”.
En una segunda visita a la isla, tanto Navarro como el biólogo de la Uneg, Carlos Valeris, lograron capturar dos ejemplares del nuevo Guitío del Orinoco, a los cuales se les tomaron las medidas morfométricas correspondientes.
Los datos de observación y captura ubican a esta especie en vegetación emergente de las islas aluviales y en la etapa hidrológica del Orinoco que se conoce como subida de aguas (abril, mayo y junio), meses en los cuales el río aun mantiene cotas muy bajas y se observan remanentes de este tipo de vegetación, que en aguas altas desaparecen.
“Sin embargo en la isla de Mamo, lo reportamos en el mes de octubre (comienzo de bajadas de aguas), en paisajes internos de la isla, en grandes arbustales permanentes, asociados a caños de conexión que unen paisajes internos (bosques altos) con el canal principal de río”.

AL VAIVÉN DEL ORINOCO
Navarro dijo que con esta observación “podemos especular que esta ave se mueve al compás del pulso de inundación del río”. Este pulso de inundación, según detalló, es considerado por muchos autores (Junk, Bayley y Spark) como la fuerza responsable de la existencia, productividad e interacciones de la biodiversidad, siendo clave para el mantenimiento de la complejidad paisajística de las áreas ribereñas.
“Nuestra observación sugiere además que tiene una distribución a lo largo del río Orinoco. Ahora corresponde seguir investigando para conocer la biología de esta ave, y solicitar a la presente generación, a los entes gubernamentales, a las organizaciones no gubernamentales y a las comunidades locales, dar el cuido y resguardo correspondiente a estos paisajes, para que sean también aprovechados para el disfrute y goce de las futuras generaciones”.

Nido que protege
Tal como lo describe Gustavo Jiménez, ornitólogo e ilustrador (ecoturave.com), el Guitío es muy activo, poco arisco, y se moviliza ocasionalmente en bandadas pequeñas. Su época reproductiva va de abril a julio, haciendo nidos de palitos y hierbas, adherida y en forma oblonga, de manera de proteger los huevos o las crías. La entrada del nido es por arriba, teniendo un paso largo y tubular hasta el sector donde se colocan dos o tres huevos de color blanco. Esta ave se alimenta principalmente de insectos y probablemente también de arácnidos.
Guitíos de Venezuela
Del género de Synallaxis se conocen más de 30 especies y en Venezuela, según la Sociedad Conservacionista Audubon, se tienen registros de nueve especies de Guitío, a saber:
Guitío Gargantiblanco (Synallaxis albescens), Guitío Canelo (Synallaxis cinnamomea), Guitío Gargantinegro (Synallaxis castanea), Guitío de Azara (Synallaxis elegantior), Guitío de Bosque (Synallaxis macconnelli), Guitío Espinoso (Synallaxis gujanensis), Guitío Rufo (Synallaxis unirufa) y Guitío Rojizo (Synallaxis rutilans)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...