16.928 especies amenazadas de extinción



El asno salvaje asiático (Equus hemionus)
está en la categoría de peligro.
(Foto Jean-Christophe Vié)


El picozapato (Balaeniceps rex)
está en la categoría de vulnerable. (Foto Jean-Christophe Vié)


El reciente informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza advierte que la crisis de la vida silvestre es peor que la crisis económica

La Aponogeton distachyos está en la categoría de preocupación menor.
(Foto Craig Hilton-Taylor)


La vida en la Tierra está gravemente amenazada”. Así concluye el reciente informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) dado a conocer el pasado jueves y en el cual advierten que “pese al compromiso de los dirigentes mundiales de invertir la tendencia”, el objetivo planteado en 2002 por los distintos gobiernos del planeta de reducir la actual tasa de pérdida de biodiversidad para 2010, como contribución a la mitigación de la pobreza y en beneficio de todas las formas de vida en la Tierra, “no se realizará”. Mediante un comunicado de la Uicn se informa que de las 44.838 especies incluidas en la Lista Roja, 16.928 especies están amenazadas de extinción. El estudio titulado “La vida silvestre en un mundo cambiante”, que se publica cada cuatro años, analizó el estado de conservación de sólo el 2,7% de las 1,8 millones de especies descritas, lo que según el informe “constituye una fotografía útil de lo que está sucediendo a todas las formas de vida en la Tierra”.
La Lista Roja de la Uicn ofrece información completa acerca de las amenazas a las que se enfrentan las especies, “sus requerimientos ecológicos, los lugares donde viven, y las acciones de conservación para reducir o impedir su extinción”.
Los datos indican que las aves, los mamíferos, los anfibios y los corales “muestran una declinación continua, particularmente rápida en el caso de los corales”. Asimismo los índices para especies de anfibios, mamíferos y aves utilizados para alimentos y medicamentos “muestran que las especies de aves y mamíferos utilizadas con estos fines están mucho más amenazadas. La disminución de estos recursos tiene un impacto sobre la salud y el bienestar de las poblaciones que dependen directamente de ellos”.
El hipopótamo (Hippopotamus amphibious)
se encuentra en la categoría de vulnerable.
(Foto Jean-Christophe Vié)

AMENAZAS
El informe señala que la sobrepesca, el cambio climático, las especies invasoras, el desarrollo costero y la contaminación están impactando sobre una amplia gama de especies marinas. Además indica que la destrucción de los hábitats, a través de la agricultura, la construcción y la explotación forestal, es la principal amenaza en algunos grupos de plantas, como las coníferas y las cicadáceas.
En el caso de los anfibios, el informe advierte sobre una enfermedad causada por un hongo (quitridiomicosis), la cual está afectando “gravemente a una cantidad creciente de especies, dificultando la acción de conservación”. Respecto a las causas que amenazan a las aves, señala a las especies invasoras y la caza, encontrándose una mayor proporción de aves amenazadas en las islas oceánicas. Con relación a los mamíferos, la caza insostenible es el mayor peligro, después de la destrucción de hábitats, registrándose un mayor impacto en Asia, donde la deforestación avanza también a ritmo acelerado.
El elefante marino del sur (Mirounga leonine)
está en la categoría de preocupación menor.
(Foto Jean-Christophe Vié)

CAMBIO CLIMATICO
Aunque según el informe, el cambio climático no es actualmente la principal amenaza de las especies silvestres, advierte que la situación puede cambiar próximamente. “Tras examinar las características biológicas de 17.000 especies de aves, anfibios y corales de arrecife, una proporción significativa de las especies que hoy no están amenazadas de extinción son vulnerables al cambio climático. Se cuentan entre ellas el 30% de las aves no amenazadas, el 51% de los corales no amenazados y el 41% de los anfibios no amenazados, todos los cuales tienen rasgos que los vuelven vulnerables al cambio climático”.
El Pinguino de Magallanes (Spheniscus magellanicus)
se encuentra en la categoría de casi amenazada.

LA EMPRESA MÁS GRANDE DEL PLANETA
El principal redactor del informe y director adjunto del Programa de Especies de la Uicn, Jean-Christophe Vié, dijo que las acciones emprendidas por los gobiernos para reducir la pérdida de biodiversidad logran ciertos éxitos de conservación, "pero todavía distamos mucho de invertir la tendencia”.
“Imagínense las pesquerías sin peces, la explotación forestal sin árboles, el turismo sin arrecifes de coral u otras especies silvestres, los cultivos sin polinizadores. Imagínense el perjuicio para nuestras economías y sociedades si todo ello se perdiese. Todas las plantas y animales que configuran la extraordinaria vida silvestre del planeta tienen un papel específico y aportan bienes esenciales, como alimentos, medicamentos, oxígeno, agua pura, polinización de los cultivos, almacenamiento del carbono y fertilización de los suelos. Las economías dependen completamente de la diversidad de las especies. Las necesitamos a todas, en grandes cantidades. Literalmente, no podemos permitirnos perderlas”.
De tal forma que a su juicio es tiempo que las sociedades reconozcan “que la naturaleza es la empresa más grande del planeta, que trabaja para beneficio del 100% de la humanidad y lo hace gratis. Los gobiernos deberían dedicar el mismo esfuerzo, si no más, a salvar a la naturaleza que a salvar a los sectores económicos y financieros”.


El lémur de collar en blanco y negro (Varecia variegate)
se encuentra en peligro crítico.
(Foto Jean-Christophe Vié)
No todo son malas noticias
El informe de la Uicn aclara que las especies pueden recuperarse con acciones concertadas de conservación. “Se estima que se evitó la extinción de 16 especies de aves en los últimos 15 años gracias a programas de conservación. Debemos seguir alertando a los decisores acerca de los riesgos que conlleva la inacción y la necesidad de abandonar estrategias políticas de corto plazo que se basan sólo en resultados económicos. Como lo muestra la crisis económica y financiera, es preciso escuchar a quienes dan la voz de alerta. Las especies silvestres requieren más atención y nuestra sociedad debe emprender grandes cambios para salvaguardar su propio futuro”.
La mantella de oro (Mantella aurantiaca)
está en peligro crítico. (Foto Jean-Christophe Vié)

Especies amenazadas de extinción


17% de las 1.045 especies de tiburón y de raya
12,4% de los meros
6 de las siete especies de tortugas marinas
27% de las 845 especies de corales de arrecife, 20% están casi amenazadas y 17% no cuentan con datos suficientes para
evaluarlas

27,5% de las aves marinas está en peligro de extinción, comparado con 11,8% de las terrestres
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...