En el Día Mundial del Ambiente

Foto Pnuma
Esta iniciativa busca formar ciudadanos más concientes de las consecuencias de su comportamiento en el delicado equilibrio de la naturaleza

El ambiente debió amanecer hoy de celebración, pero el cambio climático no lo deja. El Día Mundial del Ambiente fue decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 5 de junio de 1972, fecha en la cual creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma). Esta iniciativa busca formar ciudadanos más concientes de las consecuencias de su comportamiento en el delicado equilibrio de la naturaleza, más aún cuando el lema de este año es “Unidos contra el cambio climático”.
Los expertos coinciden en que este fenómeno es causado por el incremento de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, como el dióxido de carbono, que pueden durar hasta 100 años en la masa de aire que rodea al planeta.
Estos gases son producidos principalmente por las actividades humanas, de ahí que el llamado es a trabajar de forma conjunta en las soluciones que permitan avizorar una mejor calidad de vida para las futuras generaciones.
De acuerdo a los expertos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, la temperatura promedio de todo el planeta ha aumentado 0,8°C, lo que ha provocado una elevación del nivel del mar en 20 centímetros que puede potenciarse a futuro, además advierten que este incremento en la temperatura provoca veranos más calientes e inviernos menos fríos, lo que trae consecuencias importantes para los ecosistemas.

IMPACTO EN VENEZUELA
Las posibles repercusiones de este cambio global del clima sobre Venezuela están reflejadas en la Primera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático en Venezuela, elaborado por el Ministerio de Ambiente con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.
Esta comunicación presenta escenarios climáticos posibles, basados en los escenarios de emisión de gases de efecto invernadero y en los modelos de simulación británicos (UKTR) y canadienses (CCC-EG), que permiten representar el comportamiento de la temperatura y precipitación futuras.
Los resultados de los modelos aplicados simulan un incremento de la temperatura, estimándose hacia el año 2060 que la temperatura media del país aumente entre 1ºC y 3ºC y en consecuencia, llegará a ser mayor a 28 ºC en gran parte del país. Respecto a la lluvia “la incertidumbre es mucho mayor, ya que algunos modelos simulan un futuro más lluvioso y otros un futuro más seco”.
Tanto el modelo británico como el canadiense, coinciden en considerar “un futuro más seco desde junio hasta febrero en toda la franja central del país, desde los Andes hasta los Llanos Orientales y norte de Bolívar, así como en el extremo sur de Bolívar y extremo norte de Zulia”.
Asimismo, el modelo británico simula menos lluvia en el país para todo el año, excepto durante el trimestre marzo-mayo, siendo las zonas de los Llanos centrales y orientales, el Delta y el sur de Bolívar las más afectadas, con valores de -22% a -27% para el año 2060, mientras que el efecto simulado en los Andes es mínimo.
Por su parte, el modelo canadiense simula un futuro más lluvioso al norte en varios trimestres y el total anual (+7,4% en el peor caso para 2060), mientras que en los Andes es donde simula un futuro más seco (-19,4% en 2060).

CAMBIOS EN PATRONES DE LLUVIA
El documento explica que estos modelos suponen una disminución en los patrones de lluvia, en especial al sur de Bolívar, estimándose unos 800 milímetros al sur de Bolívar y también para la zona norte, que recibiría menos de 1200 milímetros/año. El modelo canadiense señala ligeros aumentos en las lluvias hacia la zona norte-costera con fuertes disminuciones hacia el piedemonte llanero, y extiende el área con menos de 800 milímetros/año en los valles andinos. No obstante, ambos modelos coinciden en que la Cuenca del río Unare, Llanos orientales y sur de Bolívar serán más secos, mientras que para el trimestre junio y agosto simulan menos lluvia en casi todo el país, excepto la costa central y oriental; y para el trimestre septiembre y noviembre simulan menos lluvia al occidente, centro y sur del país.
Los expertos que participaron en la elaboración del informe mencionan que estas temporadas secas “más secas que lo normal, implican balances muy negativos en los embalses, por lo que deben considerarse medidas de adaptación en su manejo, ya que durante la época seca se utiliza más agua para riego, pudiéndose presentar conflictos por el uso del agua".
Asimismo, advierten sobre la ocurrencia de incendios forestales por cuanto “la menor precipitación simulada para diciembre y febrero sugiere la necesidad de tomar medidas de adaptación para enfrentar en el futuro más incendios”. Además, indican que la disminución de la lluvia simulada para junio-agosto, puede tener consecuencias severas en la reposición del nivel de los embalses y en la agricultura realizada durante la época seca.
“La menor precipitación que ambos modelos simulan al sur de Bolívar en varios trimestres, puede tener repercusiones sobre el caudal del Caroní, es decir, sobre la principal fuente de generación de energía hidroeléctrica del país".
Con relación a la zona norte, la comunicación señala que si el modelo canadiense está simulando correctamente el funcionamiento climático, el aumento de precipitación implicaría un mayor riesgo de ocurrencia de deslaves e inundaciones repentinas.

ESTRATEGIAS DE ADAPTACIÓN
Las consecuencias de la disminución de la precipitación son preocupantes y así lo reflejan los expertos en el informe. “En la zona norte del país, donde se concentra la mayoría de la población y la infraestructura productiva, ya existen problemas de disponibilidad de agua. Asimismo, la ocurrencia más frecuente de precipitaciones intensas implica mayor riesgo de inundaciones repentinas y deslaves, especialmente graves en áreas muy vulnerables como son las zonas montañosas fuertemente urbanizadas. El incremento de la temperatura es un problema grave que implica un mayor gasto de agua, que será cada vez más escasa, y de energía, así como un riesgo de salud en humanos y animales”.
Sin embargo, la Primera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático en Venezuela aclara que contar con al menos dos tipos de futuro “puede ayudar a los tomadores de decisiones en la definición de estrategias de adaptación”.

ABC para celebrar
El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) recomienda:

Ahorrar papelBolsas de plástico ¡evítalas!Campañas de limpiezaDesconectar la TVE Excursiones a parques naturalesFestivales sobre medio ambienteGastar menos
Hacer regalos con materiales recicladosIncitar a las autoridades locales a adoptar políticas ambientalesJugar al aire libreKilos de basura recicladosLograr la participación de los vecinos
Mantener su entorno limpioNunca botar basura a la calleOrganizar actos con motivo del día del ambientePlantar un árbolQuebradas limpiasReducir, reusar y reciclarSustituir los bombillos por aquellos que ahorran energíaTener conocimientos de sus derechosUnirse a un grupo ambientalVigilar las emisiones de sus vehículosXerófitas sembradas para controlar las dunasYo protejo el ambienteZonas libres de basura
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...