Venezuela recicla sólo 20% de la basura


Fotos Google

Así lo afirma Vitalis, organización ambientalista venezolana que apuesta por la técnica del reciclaje que en menos de un año podría generar 250 mil empleos directos y más de un millón indirectos

Sí, este papel periódico que sus manos sostienen puede descomponerse en un año, pero esa lata del refresco que se piensa tomar tardaría hasta 10 años en convertirse en óxido de hierro. La buena noticia es que ambas pueden reciclarse y hoy, cuando se celebra el Día Internacional del Reciclaje, es un momento para emprender acciones.
El 17 de mayo fue la fecha escogida por un grupo de activistas defensores del ambiente de Texas, Estados Unidos, en el año 1994 para promover el reciclaje y la producción de artículos elaborados con estos materiales.
Para la organización ambientalista venezolana Vitalis, el país no cuenta con una política nacional que haga “atractiva y rentable” la práctica de esta actividad.
De las 18.600 toneladas de residuos que se producen diariamente en Venezuela, alrededor del 80% pudieran ser reciclados, según se desprende del informe elaborado por Vitalis y que se encuentra publicado en la página Web de esta ONG dedicada a promover la formación de valores y conductas cónsonas con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable en la sociedad venezolana.
Según Vitalis, con la técnica del reciclaje “no sólo resolveríamos el primer problema ambiental del país, sino hasta pudiéramos generar alrededor de 250 mil empleos directos y más de 1 millón indirectos en un año. Sin embargo en el país, no se recicla ni una quinta parte de los residuos”.
Las estadísticas que maneja Vitalis así lo confirman: en Venezuela se recicla 95% del aluminio, 90% de hierro, 30% de vidrio, 3% de materia orgánica, 25% de papel y cartón, y alrededor del 20% en plásticos. Cifras que a juicio de la ONG pudieran duplicarse y hasta triplicarse “en el caso del papel, los plásticos y el vidrio, en tanto que el aprovechamiento de los residuos orgánicos pudiera incrementarse hasta un 1000%”.

TRANSFORMAR LA BASURA
Vitalis explica que reciclar "es cualquier proceso donde los residuos o materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas".
Añade que la importancia de esta técnica radica en que “se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero”.

PILAR DE LA ECOEFICIENCIA
Liduvina Valderrama, directora del Programa de Ecoeficiencia de Vitalis, indicó que “el reciclaje es uno de los pilares fundamentales de la Ecoeficiencia y no sólo de los residuos tradicionales como el papel, el vidrio y los plásticos”. Señala que el reciclaje alcanza una variada gama de acciones ambientales responsables en el sector industrial, que abarcan la “decantación de sólidos, la recuperación de solventes, el reciclaje de agua, lodos y desechos en general, la recuperación de averías, la recuperación de materias primas por medio de condensación y hasta la recuperación de calor, entre otros”.
Pero, para esta ONG lo primero es que cada persona comience a concientizar la importancia del reciclaje a través de acciones tales como:
1. Disminuir la cantidad de basura que genera en casa y reutilizar aquellos residuos orgánicos que pueden servir para abonar sus plantas.
2. Reutilizar lo más posible los envases y demás recipientes en el hogar, el colegio o el trabajo.
3. Reciclar: diversas empresas compran vidrio, papel, cartón, plásticos y hasta radiografías médicas.
4. Informarse de los horarios de recolección de basura en su calle o avenida. En caso de no cumplirse, comuníquese con la empresa recolectora y formalice su reclamo.
5. Disponer la basura en bolsas herméticamente cerradas. Evite la proliferación de insectos, perros y roedores.
6. Evaluar la gestión de su alcalde. En la práctica es la máxima autoridad ambiental de su municipio y por ende el principal responsable del problema de basura de su localidad.
Asimismo, Vitalis hace un llamado para que se apruebe la reforma a la Ley de Residuos y Desechos Sólidos que se encuentra en la Asamblea Nacional para su discusión y aprobación. La actual ley dedica una sección (Art. 54 al 57) al aprovechamiento de los residuos sólidos en la que destaca como sistemas: el reciclaje, la recuperación, la reducción, el compostaje, la lombricultura y otros que la ciencia y la tecnología desarrollen, teniendo el aval de las autoridades competentes.

INCENTIVAR EL RECICLAJE
Según Vitalis, en Venezuela no existe un plan nacional que articule todos los esfuerzos públicos y privados para resolver muchos de los problemas creados por la inadecuada generación y tratamiento de la basura, y que además, “contemple suficientes incentivos para hacer esta actividad atractiva y rentable, sin mencionar sus incalculables beneficios ambientales”.
Sin embargo, aclara que los problemas sociales relacionados con el reciclaje no se solucionan solamente con la educación. “Las sociedades tienden a resistirse a los cambios. El ciclo tradicional de adquirir - consumir - desechar es muy difícil de romper. Reciclar en la oficina o en el hogar requiere de un esfuerzo extra para separar los materiales. Siempre parecerá más conveniente el hábito de arrojar todo hacia afuera”.
Al respecto, un análisis sobre la situación de los residuos sólidos en Venezuela realizado por la Organización Panamericana de la Salud en junio de 2000, señala que “países con condiciones similares a Venezuela han tenido éxito en el fomento de las microempresas dedicadas a la recolección separada de los materiales segregados en el origen, entre ellos se tiene la experiencia de Brasil y Colombia como las más exitosas” Un éxito que según el informe de la OPS, se logra induciendo y fortaleciendo “la conciencia ambiental y la educación sanitaria en la comunidad en general, ya que sin su participación activa no es posible hacer la actividad en forma sostenible”.

Basura al aire libre
Fuente Vitalis.net

1 añoEl papel, compuesto básicamente por celulosa, no le da mayores problemas a la naturaleza para integrar sus componentes al suelo.
5 añosUn trozo de chicle masticado se convierte en ese tiempo, por acción del oxígeno, en un material duro que luego empieza a resquebrajarse hasta desaparecer.
10 añosEse es el tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de gaseosa o de cerveza al estado de óxido de hierro. Los vasos descartables de polipropileno contaminan menos que los de poliestireno -material de las cajitas de huevos-.
30 añosLos envases tetra-brik no son tan tóxicos como uno imagina. Lacas y espumas son algunos de los elementos más polémicos de los desechos domiciliarios.
La aleación metálica que forma las tapitas de botellas puede parecer candidata a una degradación rápida porque tiene poco espesor.
100 añosDe acero y plástico, los encendedores descartarles se toman su tiempo para convertirse en otra cosa. Las botellas de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Los corchos de plástico están hechos de polipropileno, el mismo material de las pajitas y envases de yogur.
150 añosLas bolsas de plástico, por causa de su mínimo espesor, pueden transformarse más rápido que una botella de ese material.
200 añosLas zapatillas están compuestas por cuero, tela, goma y, en algunos casos, espumas sintéticas.
300 añosLa mayoría de las muñecas articuladas son de plástico, de los que más tardan en desintegrarse.
1.000 añosTiempo que tardan en desaparecer las pilas.
4.000 añosLa botella de vidrio, en cualquiera de sus formatos, es un objeto muy resistente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...