Biodiversidad en cuenta regresiva

Hoy, cuando se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad, se hace un esfuerzo en América del Sur para alcanzar la Meta 2010 establecida en el Convenio de Diversidad Biológica de 1992

“Quedan sólo 590 días para salvar la biodiversidad del planeta”. Una frase que impacta, más aún cuando hoy se debería “celebrar” la riqueza de las formas de vida que habitan la Tierra.
Pero, el Día Mundial de la Biodiversidad o Diversidad Biológica llega con un panorama nada alentador para América del Sur. El análisis de expertos de doce países y organizaciones de Sudamérica y Europa reunidos hasta hoy en Lima, Perú, para evaluar la situación de la biodiversidad en la región y el futuro de la Meta 2010 del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), exhorta a las naciones a realizar “mayores esfuerzos para detener la pérdida de la biodiversidad. La economía, la salud, la alimentación, la industria, el turismo y cualquier forma de vida y desarrollo dependen de ella”.
Así lo reseña el comunicado enviado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el cual destaca que América del Sur es una región clave, con el 40% de la biodiversidad, 25% de los bosques y 26% de fuentes renovables de agua dulce de todo el planeta. De los 200 países que existen en el mundo, 17 son considerados megadiversos y dentro de los 10 primeros se encuentra Venezuela.

UNA META DIFÍCIL DE ALCANZAR
Los objetivos de la Meta 2010 fueron establecidos en el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), el primer acuerdo mundial para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad firmado en el marco de la Cumbre de la Tierra (Río de Janeiro, 1992). Este instrumento busca la implementación de una manera más efectiva y coherente de los tres objetivos del Convenio, a saber:
1. La conservación de la biodiversidad
2. El uso sostenible de los componentes de la diversidad biológica
3. La participación justa y equitativa en los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos.
Según menciona la UICN, la meta es llegar al año 2010 con una reducción significativa de la tasa actual de pérdida de biodiversidad a nivel global, regional y nacional como una forma de contribuir al alivio de la pobreza y beneficiar toda forma de vida sobre la tierra.
Sebastian Winkler, representante de la UICN y director mundial para la Cuenta Atrás 2010, resaltó la necesidad de “asegurar que la diversidad biológica esté integrada a la toma de decisiones en todos los departamentos de gobiernos y todos los sectores de la sociedad y la economía”.
Por su parte, David Cooper, representante del Secretariado del CDB resaltó dos acciones concretas para alcanzar la Meta 2010: la conclusión y aprobación de estrategias y planes de acción nacional sobre biodiversidad y el desarrollo de la Estrategia Regional de Biodiversidad de la Comunidad Andina. Venezuela ya lleva un paso al frente al concretar la Estrategia Nacional para la Diversidad Biológica.

ADN DE VENEZUELA
En Venezuela se han realizado acciones desde el sector público como la planificación nacional del desarrollo, la aprobación de la Ley de Diversidad Biológica, la Estrategia Nacional para la Conservación y Uso de la Diversidad Biológica; así como también iniciativas del sector privado enmarcadas en la publicación de los libros rojos de flora y fauna venezolana y planes de acción para algunas especies amenazadas tales como tortugas marinas, tortuga arrau, caimán del Orinoco, caimán de la costa, flamenco, cóndor y cotorra cabeza amarilla.
Jesús Manzanilla, director general de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio de Ambiente (Minamb), explicó en una nota de prensa, que el Estado venezolano ha definido líneas estratégicas que abordan la extinción de las especies, la conservación del hábitat, la amenaza de las especies invasoras y los organismos genéticamente modificados, el aprovechamiento sustentable de las especies, el tráfico ilegal de especies y el manejo de la información como temas relevantes, todas ellas conceptualizadas dentro del Plan Nacional Simón Bolívar para el desarrollo económico y social de la Nación.
En la misma menciona como un logro “la prohibición de la pesca de arrastre, un arte de pesca depredador considerado por la FAO como una amenaza a la Diversidad Biológica y a la seguridad alimentaria, acción con la que se reivindica el verdadero valor de la Diversidad Biológica, considerándola un elemento fundamental para el desarrollo, el bienestar social, la soberanía y la independencia”.
Además resalta el reciente reconocimiento obtenido por parte de la Unesco que otorgó el aval a la Reserva de Biosfera Delta del Orinoco para su inclusión en la Red Mundial de Reservas de Biosfera.
Acciones que deben contar con la participación activa de la comunidad venezolana en defensa de sus recursos, tal como lo expresó Carliz Díaz, directora de Bioseguridad y Biocomercio del Minamb: “la diversidad biológica de Venezuela constituye un reservorio de ADN, tomando en cuenta que este elemento está presente en todas las formas de vida (animales, plantas y seres humanos), por lo tanto, es el patrimonio genético de la Nación. De allí la importancia de conservar nuestros recursos genéticos y mantener la soberanía sobre ellos”.

10 estrategias para la conservación
La Estrategia Nacional de Biodiversidad Biológica del Minamb (1997) contempla:

1. Prioridad a la investigación de biodiversidad en el país.
2. Realizar las acciones necesarias para conservar la biodiversidad.
3. Promover programas de sustentabilidad.
4. Contribuir a la participación activa de las poblaciones locales
e indígenas en la conservación y sustentabilidad.
5. Promover la divulgación del valor de la biodiversidad y crear
conciencia ecosistemas por las actividades económicas como pesquerías, industria
petrolera, farmacia, urbanismo e industrias.
7. Prevenir y controlar la introducción de especies exóticas a los
diferentes ecosistemas en el país.
8. Promover el desarrollo de la biotecnología que haga un uso sustentable de la
biodiversidad, regulando el acceso genético del recurso.
9. Prevenir y controlar los riesgos derivados de uso de organismos
modificados genéticamente.
10. Promover la participación de la sociedad civil en el conocimiento, conservación, manejo y divulgación de la biodiversidad biológica.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...