Ingeniería de la Unexpo aplicada en salud

Análisis de fallas en los implantes, proyectos en telemedicina y dispositivos electrónicos para discapacitados, son algunas de las investigaciones con aplicación social, que esta casa de estudios desarrolla para beneficio de la comunidad

La comunidad suele percibir a la Universidad Nacional Experimental Politécnica de Puerto Ordaz (Unexpo), como un espacio donde sólo se trabaja con ingeniería, sin conocer las múltiples aplicaciones que tiene esta rama de la ciencia en ámbitos tan importantes como la salud.
Una percepción que la coordinación de Investigación y Postgrado de esta casa de estudios busca cambiar, impulsando una mayor conexión entre la comunidad y la universidad. El primer paso fue la realización de las Jornadas de Investigación en Salud celebradas esta semana, y en la que se pudo conocer los avances de los proyectos que se desarrollan en los distintos centros de investigación de la Unexpo.
Minerva Arzola, coordinadora de Investigación y Postgrado explicó que los asistentes conocieron el estudio que desarrolla el Centro de Corrosión y Biomateriales en conjunto con la Unidad de Traumatología del Hospital Uyapar, destinado al análisis de las fallas que presentan los implantes o prótesis. Asimismo, los proyectos en telemedicina implementados por el Centro de Biomedicina y los dispositivos electrónicos para discapacitados desarrollados en el Centro de Tecnologías para la Actividad Física.
Arzola explicó que la jornada permitió establecer alianzas con los distintos actores que intervienen en el sector como la Secretaría de Salud de la Gobernación del estado Bolívar y Fundacite Bolívar.
“Queremos establecer una sinergia frente a la crisis global que también nos afecta. Estos organismos públicos tienen los recursos, la infraestructura y el personal médico, y la Unexpo está dotada de tres centros de investigación en el área de salud, por lo que sólo falta establecer esos mecanismos de integración para adelantar o disminuir los tiempos de desarrollo de los proyectos y complementar los conocimientos, en beneficio de la calidad de vida de los ciudadanos”.

HERRAMIENTAS PARA DISCAPACITADOS
Andis Rodríguez, coordinador del Centro de Investigaciones para el Desarrollo de Tecnologías para la Actividad Física (Citader), expuso los resultados de las aplicaciones electrónicas desarrolladas en este centro destinadas a solucionar problemas que afectan a las personas con discapacidad auditiva, visual y en algunos casos, con dificultad de aprendizaje.
Explicó el investigador que los proyectos se han enfocado en desarrollar herramientas que les sirvan a las personas ciegas conducirse en ciertos ambientes, para lo cual se han diseñado unos sensores ultrasónicos en modalidad de bastón que permite a la persona invidente detectar los obstáculos y censar la proximidad del mismo. “Ese mismo elemento se diseñó como unos lentes-gorra para evitar los obstáculos aéreos. Asimismo, se diseñó un semáforo que avisa cuándo cruzar la calle”.
Rodríguez comentó que otro de los desarrollos del Citader consiste en una herramienta de software para el apoyo del proceso enseñanza aprendizaje en personas con deficiencia auditiva. “Con esta herramienta se busca mejorar el aprendizaje del lenguaje de señas y palabras con mayor rapidez. De igual forma se ha desarrollado un software basado en el género de la tira cómica adaptada a niños con discapacidad auditiva que le permite seguir la historieta mediante el lenguaje de señas”.
También han desarrollado un software que busca facilitar el aprendizaje utilizando el diseño en tercera dimensión para simular el rostro y lograr que el niño sordo siga la articulación de los gestos y trate de reproducir sonidos (vocales, frases básicas). “Al ver la gesticulación, y cuando el sonido coincida con el de la pantalla, el software lo recompensará con un aplauso. Eso se está empleando como una terapia”.
Rodríguez dijo que se encuentran en conversaciones con los institutos de la zona que atienden a las personas con deficiencia auditiva y visual, para aplicar estos prototipos, los cuales fueron presentados en la feria universitaria de tecnologías de apoyo a las personas para las personas con discapacidad que se realizó en noviembre de 2008 en Caracas y donde lograron establecer contacto con el Ministerio de Educación, a fin de popularizar el software a nivel nacional.
"Esperamos conseguir el apoyo de la Gobernación, Fundacite y el Ministerio de Educación para que estas herramientas puedan desarrollarse a mayor escala y beneficiar a las personas con discapacidad”.

CONTROL DE IMPLANTES
Linda Gil, coordinadora del Centro de Corrosión y Biomateriales (Cecob) explicó los alcances de la investigación que vienen desarrollando en conjunto con la Unidad de Traumatología del Hospital Uyapar a cargo del médico Ernic Domínguez, destinada al análisis de las fallas en los implantes que se utilizan en cirugía ortopédica, traumatológica y neurológica.
Precisamente, uno de los casos presentados fue el de un paciente con cáncer a quien le falló un implante colocado en la rodilla, provocando un impacto no sólo económico por lo costoso de estos productos, que pueden alcanzar los 15 ó 20 mil bolívares fuertes, sino también en lo anímico.
Gil mencionó que la investigación desarrollada desde el Cecob ha generado resultados importantes, determinando las causas en las fallas de estos implantes con problemas asociados a la calidad del material importado, en cuanto a corrosión y metalurgia, así como también problemas asociados a las técnicas quirúrgicas.
“Esta investigación permite la educación de los especialistas en traumatología en cuanto al cuidado que deben tener con los implantes y como los combinan”.
Dijo que con esta investigación se evidenció que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales tiene que hacer un sistema de control de calidad, “porque la mayoría de estos materiales no están siendo evaluados y desde la Unexpo estamos en capacidad de servirle como un centro de control de estos materiales que son importados”.

TELEMEDICINA
Mabel Pardo, coordinadora del Centro de Ingeniería Biomédica (CIB) presentó las aplicaciones tipo software y hardware para telemedicina, cuyos prototipos han sido validados y probados con impacto en la región.
Explicó que las investigaciones en este campo han permitido desarrollar plataformas Web, diseñadas en software libre, que digitaliza las historias clínicas del paciente y monitorea los signos vitales. También elaboraron un software para dispositivos móviles (como los celulares) que permite consultar una base de datos, y a través del hardware, detectar los sonidos cardíacos a la vez que se digitalizan.
También cuentan con dispositivos para presión sanguínea con aplicaciones en telemedicina y desarrollan una plataforma para la historia clínica electrónica ocupacional, lo que vendría a cubrir las necesidades que existen de herramientas tecnológicas en el área de salud laboral.
Dijo que esta última ha sido la plataforma que más interés ha despertado para ser aplicada a nivel nacional, a través del Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel), organismo adscrito al Ministerio del Trabajo. “Estamos en conversaciones con el Inpsasel para ver de qué manera este producto pueda ser efectivamente, aplicado y utilizado”.
Paralelo a estas innovaciones, el CIB realiza servicio comunitario llevado a cabo por los estudiantes de ingeniería electrónica e informática, que trabajan en los hospitales de la región y con el Instituto de Salud Pública (ISP).
“La idea es motivar estas iniciativas y relacionarnos con la realidad y las necesidades de nuestra región, y cómo el sector salud nos puede ayudar para aplicar estas herramientas para ser más efectivo el proceso sanitario, de atención, consulta y de información en salud que todos necesitamos”.
Al final del evento se llevó a cabo una mesa de trabajo entre los representantes de las distintas instituciones presentes a fin de establecer y consolidar los distintos proyectos de investigación, acordándose para este jueves 30 de abril un segundo encuentro para diseñar el plan de trabajo.
Apoyo vía LoctiCiro Quiroga, gerente de Mantenimiento de la empresa Global Material Service de Venezuela, estuvo presente en las jornadas apoyando la investigación del Centro de Corrosión y Biomateriales de la Unexpo, luego del aporte de 60 mil bolívares fuertes realizado por esta empresa en el marco de la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti). Destacó la satisfacción de la empresa al invertir dinero en una causa tan noble “determinando aquellos factores que están incidiendo en que esos elementos vitales utilizados en el ser humano y que resultan tan costosos, están fallando”.
Dijo que este tipo de inversión en ciencia y tecnología dirigida directamente a un centro de investigación garantiza el uso adecuado de los fondos además de destinarla a causas nobles con aplicación en salud. “Es satisfactorio ver como personal de la zona puede alcanzar metas tan importantes que nos coloca al nivel de otros países”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...