Sorpresas botánicas en Los Pijiguaos

Foto UCV
 
Dos especies botánicas, nuevas para la ciencia, fueron descubiertas en el camino que conduce a uno de los principales yacimientos de bauxita del mundo

Fotos cortesía Ing. Luís Ruíz Pérez/Ilustraciones Lic. Bruno Manara

¿Quién iba a creerlo? Dos especies botánicas, nuevas para la ciencia, sobreviven en un hábitat amenazado por la actividad extractiva del principal mineral utilizado en el proceso de producción del aluminio.
El camino que conduce a la mina de bauxita en Los Pijiguaos (operada por la empresa Bauxilum, filial de la Corporación Venezolana de Guayana) les deparó sorpresas a los investigadores, mientras realizaban el inventario florístico de esta zona del noroeste del estado Bolívar, al sur de Venezuela.

Aechmea bauxilumii
Familia
Bromeliácea
Pertenece a la subfamilia Bromelioideae
Subgénero Aechmea
Hojas erguidas
Flores no vistas
Semillas alargadas
El color de las abundantes flores de la Aechmea bauxilumii, una nueva especie de la familia de las Bromeliáceas, impactó por su intenso tono fucsia, mientras que la sutileza de la Haplolophium bauxilumii, una especie de la familia de las Bignoniáceas, sorprendió por su tono violáceo, a unos científicos deseosos por describirlas.


Haplolophium bauxilumii
Pertenece a la subtribu Pithecocteniineae
Familia Bignoniácea
Género Haplolophium
Fruto elíptico, 10,5 x 4 cm
Semillas oblongas,
con los márgenes laterales lacerados.
Hojas opuestas
El equipo de investigadores estuvo integrado por Ángel Fernández, científico miembro del Proyecto Biomedicinas del Bosque Tropical del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC); José Ramón Grande Allende biólogo de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV); Luís Ruíz Pérez, funcionario de la Superintendencia de Protección de Recursos Naturales de CVG Bauxilum y Bruno Manara divulgador científico de la naturaleza e ilustrador reconocido por sus numerosas publicaciones sobre la flora venezolana.
Según los especialistas, ambas especies constituyen “hasta los momentos”, las únicas plantas con flores de las Angiospermas (una de las dos divisiones del reino vegetal), cuya distribución está restringida a los yacimientos de bauxita del noroeste del estado Bolívar, ubicados cerca del límite norte de la Región Guayana.
Además advierten que su ubicación en “localidades con fuerte impacto humano en sus alrededores”, amenazan su estado de conservación, por lo que esperan que con la descripción de estas nuevas especies “se pueda asegurar la supervivencia futura de éstas y las demás especies presentes en el área de estudio así como del bosque que las contiene”.
Ambas especies fueron bautizadas con el epíteto de bauxilumii en honor a los trabajadores de CVG Bauxilum, empresa que adelanta el Proyecto Flora de Los Pijiguaos.

A ORILLAS DEL CAMINO
Sólo 19 especies del género Aechmea se han reportado para la Guayana venezolana de las 200 especies señaladas para el Neotrópico (América del Sur, Centroamérica y el Caribe), de ahí la importancia que los investigadores le otorgan a esta nueva especie.

Es descrita por el científico del IVIC, Ángel Fernández, como una planta terrestre robusta, entre 1,3 y 1,5 metros de alto, notable por el color fucsia de sus brácteas del escapo (pequeñas hojas). Sus frutos son de un tono verde-amarillentos y hojas de un matiz verde grisáceo pálido en cuyo margen se observan espinas oscuras, rectas o encorvadas.
“Tiene como hábitat los bosques húmedos siempreverde de ladera y entalles del piedemonte, que conducen al área de la mina y que están insertos en los bosques altos a medios”. Asimismo, menciona que la especie “crece en suelos descubiertos de vegetación arbórea cerca de la carretera y es notable por el tono fucsia de las brácteas del escapo y por lo abundante de las mismas”.
Aclara que la urgencia por presentar la descripción de esta especie sólo con frutos, se debió a que en sucesivas salidas de campo a la zona “no encontramos más ejemplares de A. bauxilumii, por otra parte el área fue accidentalmente quemada”.

PRIMER REGISTRO PARA VENEZUELA
Aunque sus flores de color violeta no son aromáticas, la nueva especie del género Haplolophium descubierta en Los Pijiguaos, es de una sutil belleza.
El especialista José Ramón Grande Allende de la Escuela de Biología de la Facultad de Ciencias de la UCV, describe a la Haplolophium bauxilumii como una planta trepadora leñosa de especial relevancia por ser “el primer registro del género Haplolophium para Venezuela”. De tal forma que según las apreciaciones del investigador, incluyendo a esta nueva entidad, Haplolophium se compone de 5 especies: H. bauxilumii, H. bractetaum, H. glaziovii, H. nunezii y H. rodriguesii.
Destaca que esta especie botánica pertenece a la familia de las Bignoniáceas de las cuales se conocen 800 especies agrupadas en 110 géneros y 4 tribus, distribuidas “principalmente a lo largo de los trópicos del viejo y nuevo mundo y presentan su mayor centro de diversificación en Suramérica”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...