Biodiversidad animal en el Delta del Orinoco

Foto Google
Un estudio llevado a cabo por la Fundación La Salle permitió obtener la mayor cantidad de información sobre la fauna acuática y terrestre del caño Macareo, Punta Pescador y áreas adyacentes

Fotos tomadas del libro: Lasso, C y J Señaris (Editores) 2008 "Biodiversidad animal del caño Macareo,
Punta Pescador y áreas adyacentes, Delta del Orinoco". StatoilHydro Venezuela-Fundación La Salle

En un área de 2 millones 763 mil hectáreas, se encuentra uno de los mayores humedales de Suramérica, con bosques de pantano, islas deltaicas y praderas aún por descubrir.
Las planicies del delta del Orinoco y el golfo de Paria, al noreste de Venezuela, son consideradas por los científicos como uno de los ecosistemas mejor conservados del mundo y aunque su biodiversidad ha sido estudiada en las dos últimas décadas, insisten en que aún se encuentran vacíos de información.
Un reciente estudio llevado a cabo por un grupo de científicos de la Fundación La Salle de Ciencias Naturales sobre “Biodiversidad animal del caño Macareo, Punta Pescador y áreas adyacentes, Delta del Orinoco”, permitió obtener la mayor cantidad de información sobre su fauna acuática y terrestre así como detectar las principales amenazas al ecosistema de la zona conocida como “una de las regiones más productivas del trópico”.
Esta investigación contó con el patrocinio de la empresa petrolera StatoilHydro Venezuela AS, encargada de operar el Bloque 4 de la plataforma deltana para la exploración de gas costa afuera.

RESULTADOS PARA CONSERVAR
El informe de la Fundación La Salle, editado por los científicos Carlos Lasso y Josefa Señaris, describe el área de estudio como un ecosistema dominado por grandes brazos de ríos, caños menores, playas arenosas y abundantes formaciones boscosas de manglar, albergando éste último la mayor diversidad de anfibios, reptiles, aves y mamíferos.
Aunque señalan que el nivel actual de amenaza para el delta del Orinoco es bajo y los bosques de manglar exhiben condiciones prístinas, acotan que la cercanía a la isla de Trinidad y otras zonas pobladas del sur de la península de Paria, pudiera incidir en la explotación de los recursos naturales de la región, al tiempo que advierten sobre la “ausencia de una vigilancia y guardería adecuada a pesar de ser limítrofe con la Reserva de Biosfera Delta del Orinoco”.
Precisamente, esta condición limítrofe le confiere a esta zona, según señalan en el informe, “excelentes oportunidades de conservación”, al actuar como un área de amortiguamiento de la reserva de biósfera.
También el informe hace mención a la modificación “significativa” que han observado en la fauna acuática debido a la sobreexplotación de este recurso, enfatizando los cambios en la comunidad acuática del caño Macareo “donde existe pesca de arrastre desde hace más de 20 años”.
Entre otros significados biológicos, destacan la función del delta como área de reproducción para numerosas especies acuáticas residentes y migratorias de peces y crustáceos, tanto aquellos procedentes de agua dulce como los provenientes del lado oceánico. Mencionan la importancia que reviste para la fauna terrestre al ser una vía de paso o migración de especies de tortugas marinas como la laúd (Dermochelys coriacea) y la carey (Eretmochelys imbricada) hacia las playas de Guyana donde van a desovar.
Además, el informe registra dos áreas de descanso para la corocora roja (Eudocimus ruber) y el arrendajo común (Cacus cela) e indica la escasez de loros y guacamayas observadas durante la investigación, “probablemente debido a la tala de los bosques de mangle, cacería y tráfico ilegal de estas especies”.
Asimismo, da cuenta de las especies y subespecies de aves endémicas como el telegrafista punteado (Picumnus nigropunctatus), carpintero amarillo (Celeus flavus semicinnamomeus), trepatroncos marrón (Dendrocincla fuliginosa deltana), trepatroncos subesube (Xiphorhynchus picus deltanus) y titirijí manchado (Todirostrum maculatum amacurense); así como también de dos especies de mamíferos propios del Sistema Deltaico como la comadreja del delta (Philander deltae) y el picure deltano (Dasyprocta guamara).
La alta diversidad acuática es resaltada en este estudio al afirmar que “más de un tercio de todas las especies de peces conocidas para toda la cuenca del Orinoco (incluye tanto especies dulceacuícolas como de aguas salobres) están presentes en el Delta, lo que determina que ésta sea un área extremadamente importante para la conservación de la ictiofauna en general”.

RECOMENDACIONES
La investigación de la Fundación La Salle concluye con una serie de recomendaciones para la conservación de este importante humedal de Surámerica, entre las que menciona:
1. Impulsar futuras evaluaciones sobre los ecosistemas de agua dulce aguas arriba del caño Macareo y en la desembocadura de los caños Cocuina y Mariusa; así como también de los herbazales, islas deltaicas y bosques de pantano.
2. Iniciar un plan de monitoreo de la biodiversidad acuática de las áreas ya prospectadas a fin de abarcar las diferentes fases hidrológicas.
3. Evaluar y proponer áreas protegidas que funcionen como refugio para muchas especies.
4. Aplicar algún tipo de protección a ciertas especies como el pez sapo, rayas marinas y bagres dorados, lau lau y valentones.
5. Monitorear las especies exóticas de invertebrados una vez confirmado su existencia.
6. Iniciar un estudio ecológico sobre las islas flotantes de bora y gramíneas que derivan por los caños aguas abajo hacia el mar.
7. Realizar muestreos de la fauna terrestre durante la estación lluviosa.
8. Realizar estudios puntuales para conocer el estatus poblacional y monitoreo de reptiles de mediano y gran porte, así como también de las 15 especies de mamíferos que según el Libro Rojo, se encuentran en la categoría de amenaza.
9. Iniciar investigaciones biológicas y monitoreo de al menos 24 especies de aves en el sector de Punta Pescador.
10. Medir y monitorear la abundancia y distribución de las especies consideradas emblemáticas de la zona como la corocora roja, el pelícano y los playeros.

Hallazgos
Bentos
56
especies33 familias38 géneros6 nuevos registros para el delta del Orinoco: Balanus pallidus, Balanus eburneus, Balanus reticulatus y Chthamalus bisinuatus, Bursa spadicia y el bivalvo taladrador (Neoteredo reinei)

Crustáceos decápodos
33 especies21 géneros14 familias 1 nuevo reporte para el Atlántico venezolano: Apiomithrax violaceus1 nuevo reporte para Venezuela: Cycloplax pinnotheroides

Peces
123 especies16 órdenes50 familias14 nuevos registros para el delta del Orinoco: tiburón martillo (Sphyrna tiburo), raya chola (Rhinobatos percellens), anchoas (Anchoa argentus, Anchoa hepsetus, Lycengraulis limnichthys), bagres dulceacuícolas (Brachyplatystoma platynemun, Propimelodus sp.), cuchillos o peces eléctricos (Apteronotus apurensis, Microsternarchus billineatus), curvinas, gallinetas y otros (Isopisthus parvipinnis, Micropogonias cevegei, Pachypops cf. trifilis, Prionotus punctatus y Peprilus paru).

Reptiles y anfibios
63
ejemplares8 especies de anfibios13 especies de reptiles

Aves
82 especies27 especies aves acuáticas2 especies migratorias

Mamíferos
43
especies10 órdenes22 familias1 nuevo registro para el estado Delta Amacuro: murciélago hoja de lanza (Phylloderma stenops)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...