Alcaldes deben darle prioridad a la gestión ambiental

A juicio de la organización ambientalista venezolana, Vitalis, las nuevas autoridades municipales deben atender temas prioritarios como la basura, ruidos, acceso al agua potable y ordenamiento vehicular

Nuevos rostros en las autoridades que regirán las alcaldías, pero los municipios exhiben el mismo semblante: basura, contaminación de las aguas y del aire, aprovechamiento ilegal del bosque natural, erosión acelerada de cárcavas, drenajes sin mantenimiento, entre otros tantos, que demandan una gestión ambiental responsable.
Para organizaciones no gubernamentales venezolanas como Vitalis, dedicada desde hace siete años a formar un ciudadano “ambientalmente responsable”, los Alcaldes recién electos están llamados a atender “de manera inmediata y profesional los principales temas ambientales de sus municipios”.
Diego Díaz Martín, presidente de Vitalis dijo que “la mayoría de los problemas ambientales locales pueden solucionarse mediante una eficiente gestión municipal”, para lo cual, tanto los Alcaldes como los miembros de las cámaras municipales, “tienen mucha responsabilidad”.
Desde su creación en el año 2000, Vitalis ha promovido más de 50 proyectos a nivel nacional, impulsando la formación de valores, conocimientos y conductas cónsonos con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable. Asimismo, ha realizado un trabajo de fortalecimiento de la gestión ambiental municipal, incluyendo la transferencia de conocimientos y el desarrollo de destrezas a alrededor de un centenar de funcionarios municipales.
Para el titular de la organización ambientalista “los gobiernos no se han preocupado por internalizar la importancia de lo ambiental, formando ciudadanos ambientalmente responsables, con un perfil sostenible para el nuevo siglo”.
Díaz Martín abogó por gerentes y legisladores municipales “capaces de motorizar a todos los ciudadanos hacia la reconciliación y compromiso con su entorno, buscando el beneficio colectivo, por encima de las posiciones individualistas”. Además, confía en el compromiso ciudadano de “monitorear la gestión de sus funcionarios públicos locales, hacia una mejor calidad de vida para todos”.

GESTIÓN AMBIENTAL
Las atribuciones de los nuevos Alcaldes están delineadas en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, y van desde la atención de acueductos, cloacas y drenajes de aguas residuales; hasta elaborar y aprobar los planes de desarrollo urbano local, promover parques, plazas, balnearios y otros sitios de recreación; pasando por la protección del ambiente y saneamiento ambiental, incluido el aseo urbano y domiciliario.
Sin embargo, el primer encuentro ambiental de Alcaldías del estado Bolívar, celebrado casualmente hace ocho años cuando también se habían recién nombrado nuevas autoridades municipales, identificó cuatro problemas ambientales para los once municipios que integran la geografía estadal: Contaminación de los principales ríos por descargas de aguas servidas de origen urbano e industrial sin algún tipo de tratamiento; manejo y disposición inadecuada de desechos sólidos de origen doméstico en todos los Municipios, desechos industriales en el Municipio Caroní y hospitalarios en el Municipio Piar, contaminación de cuerpos de agua por la actividad minera; e intervención y aprovechamiento ilegal del bosque natural.
Asimismo, ese encuentro determinó tres debilidades que limitaban la gestión ambiental de las alcaldías: presupuesto deficitario, inexistencia de ordenanzas para regular los aspectos ambientales que le competen a las alcaldías y desvinculación de las mismas con los organismos nacionales, universidades, entre otros.
La realidad no ha variado sustancialmente desde entonces. Un estudio sobre el corredor ribereño del Orinoco, coordinado por la UNEG, ubicó 17 puntos de aguas servidas directamente al río padre desde los centros urbanos e industriales Ciudad Bolívar, Matanzas, Puerto Ordaz y San Félix, “sin tratamiento, así como una alta incidencia de parásitos y observación de enfermedades de la piel en los niños de poblaciones ribereñas”. Asimismo, evidenció una alta contaminación de bacterias coliformes totales y fecales en la margen derecha del Bajo Orinoco, durante la temporada de aguas altas “en sectores donde se ubican Ciudad Guayana y su zona industrial y la población de Los Castillos de Guayana”. Por otra parte, cada día se deposita un promedio de 660 toneladas de basura en el relleno sanitario de Cambalache, cuya vida útil ya expiró.

RESPONSABILIDAD AMBIENTAL DEL ALCALDE
De todas formas, para ordenar la compleja lista de tareas municipales, Vitalis compiló las diez funciones que un burgomaestre “responsable” debería cumplir, en coordinación con las otras instancias estadales y nacionales competentes, “y que debería ser conocida por todos los ciudadanos para hacerle seguimiento a la gestión de su nueva autoridad local, independientemente de su tendencia partidista”. En tal sentido, Vitalis considera que un alcalde responsable debe:

1.- Manejar apropiadamente los residuos y desechos sólidos (basura) en su municipio, supervisando apropiadamente a las empresas recolectoras y las plantas de transferencia, promoviendo la reutilización y el reciclaje de residuos tanto como sea posible, y velando porque los desechos sean trasladados a lugares donde sean tratados apropiadamente (plantas de transferencia y rellenos sanitarios).

2.- Controlar y prevenir los ruidos molestos, y ordena el tránsito vehicular.

3.- Velar por el suministro de agua potable a cargo de las empresas hidrológicas o las corporaciones municipales, así como por el tratamiento apropiado de las aguas residuales.

4.- Asegurar las condiciones de salubridad pública, en particular el control de roedores y otros vectores de enfermedades en el ámbito municipal.

5.- Manejar las especies animales domésticas abandonadas y recoge, con prontitud, los animales muertos en las vías.

6.- Monitorear periódicamente la calidad del aire de su Municipio, así como las emisiones de gases de fuentes móviles y fijas dentro de su Municipio, y notifica a las autoridades ambientales nacionales cualquier anormalidad que requiera su inmediata atención.

7.- Promover la educación ambiental y la concientización ciudadana en temas estratégicos prioritarios para la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos.

8.- Mantener en perfecto estado las áreas verdes y parques del Municipio, y lleva un control estricto del estado y tratamiento fitosanitario de los árboles en sus calles y avenidas.

9.- Impulsar con su propio ejemplo el uso eco-eficiente de los recursos naturales con programas de reciclaje en sus instalaciones, de ahorro de energía y de uso eficiente del agua en todas sus dependencias municipales.

10.- Contar con un punto de contacto con los vecinos para recibir y atender sus denuncias con prontitud y responsabilidad, donde además divulga y hace respetar los derechos ambientales de los vecinos y los transeúntes en el Municipio.

Sanear y preservarEl plan de gobierno (2008-2012) del recién electo Alcalde del Municipio Caroní, José Ramón López, hace referencia al tema ambiental cuando plantea el “saneamiento de la ciudad” y la “preservación” de los lagos Macagua y Caruachi, a fin de fortalecer sus potencialidades económicas en armonía con el medio ambiente.
En su plan, López espera “constituir y dirigir un equipo de amplio espectro, conformado por trabajadores, estudiantes, organizaciones campesinas y mancomunidades de consejos comunales, para la planificación y gestión de proyectos para el óptimo uso y preservación de los lagos de Macagua y Caruachi fortaleciendo las potencialidades económicas en armonía con el respeto al medio ambiente”. Asimismo, pretende “incorporar a todos los sectores al saneamiento de la ciudad, haciendo de la basura una fuente de insumos para la fabricación de productos y energía que generen empleos productivos y estables, que garanticen la armonía con la disposición de desechos”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...