Kuawäi: dispersando conocimientos

Esta semana fue bautizada la revista arbitrada del Departamento Hombre y Ambiente de la UNEG, aporte editorial para la generación y difusión del conocimiento, dirigido no sólo a la comunidad académica sino también a la colectividad en general

Todo era emoción en la sala de usos múltiples de la Uneg en Chilemex. Y no era para menos, un nutrido grupo de la comunidad universitaria asistía al nacimiento de “Kuawäi”, revista arbitrada del Departamento Hombre y Ambiente de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg).
Flores de flamboyán, orquídeas y trinitarias sellaron con sus aromas silvestres, el bautizo de un anhelado sueño del equipo humano que conforma el departamento con mayor número de investigadores de la Uneg y que el Fondo Editorial de esta casa de estudios plasmó en 500 ejemplares.
Las sentidas palabras de quienes, de una u otra forma, colaboraron para materializar este órgano de divulgación científica, reflejaron el compromiso de seguir estimulando la producción editorial como aporte a la generación y difusión del conocimiento, dirigido no sólo a la comunidad académica sino también a la colectividad en general.



Los investigadores Carmelo Díaz, Ana Jorge y Nay Valero durante el bautizo del primer número de la revista arbitrada del Departamento Hombre y Ambiente de la UNEG. Foto cortesía UNEG

FECUNDIDAD ACADÉMICA
Kuawäi significa “árbol de todos los frutos”, y según el antropólogo e investigador de la Uneg, Alexander Mansutti, es considerado por los piaroa símbolo de fecundidad representado en el tepuy Autana del Estado Amazonas, de tal forma que este esfuerzo editorial “busca recoger el espíritu dispersor de la montaña…pero ahora aplicado a los frutos del saber, convertidos en resultados de actividades científicas desarrolladas por investigadores locales, nacionales e internacionales”.
Para quien integra el comité de arbitraje de la revista, Kuawäi es aún más significativo porque editará artículos relacionados a la ecología básica y aplicada, en temas inherentes a la biodiversidad, socio diversidad y las relaciones socio ambientales, ejes fundamentales del departamento Hombre y Ambiente de la Uneg.
La revista, que será editada cada seis meses, estará abierta a toda contribución inédita entre artículos científicos, ensayos, ponencias y reseñas bibliográficas. Asimismo, contará con una sección dedicada a resaltar la riqueza ecológica del Macizo de Guayana a través de las imágenes fotográficas tomadas por lo propios investigadores durante sus actividades de campo, denominada Espacios de Guayana.
Para el equipo del comité editorial, integrado por los académicos Nay Valero, Carmelo Díaz, Pedro Colina, Agnés Jackson, Arlenys Márquez, Sara Julia Leal, Ramona Rojas, Ana Jorge, Hernán Castellanos, José Carpio e Isley Zambrano, Kuawäi es “un instrumento para el diálogo desde el espacio universitario, estableciendo redes que permitan descifrar las relaciones del ser humano y el ambiente con el objeto de contribuir a su conocimiento”.

EN DETALLE
El primer número de Kuawäi presenta tres artículos arbitrados, un estudio de los investigadores Wilmer Díaz y Judith Rosales sobre los bosques inundables del corredor ribereño del bajo río Orinoco para conocer su composición florística; un estudio interpretativo del sociólogo Sergio Milano sobre la relación existente entre los símbolos de la minería del oro y diamante en la subjetividad del minero en pequeña escala; y una tercera investigación de Pedro Colina y Anirys Xiques sobre la producción artesanal del queso guayanés en los municipios Piar y Pedro Chien del estado Bolívar ante el ingreso de Venezuela en el Mercosur.
Entre los ensayos, destaca la reflexión del biólogo Hernán Castellanos sobre la importancia de conservar la cuenca del río Caura y el escrito del investigador Sergio Milano sobre los alcances del Instituto Iberoamericano de Investigaciones en la Salud Ocupacional, Ambiente y Sociedad.
La nota de color se encuentra en la sección Espacio de Guayana con imágenes de la flora de los bosques de Sierra de Lema, al sur del estado Bolívar, enmarcada en el proyecto coordinado por el investigador Elio Sanoja quien ha registrado hasta los momentos 300 especies arbóreas de las cuales dos son nuevas para la ciencia.
Bien lo decía el científico Marcel Roche, “ciencia que no se divulga no existe”, y con Kuawäi se asume ese compromiso, tal como la expresa el investigador Mansutti “de dispersar en nuestro entorno y más allá de él, conocimientos que tengan la potencia de modelar para bien, nuestras relaciones socio ambientales”.
Labor del Fondo Editorial Ana María Contreras, directora del Fondo Editorial de la UNEG, resaltó el apoyo de los profesores e investigadores de la Uneg para la culminación de esta publicación, “es el trabajo en equipo lo que ha permitido este logro”. Explicó que aunque la actividad editorial depende del presupuesto ordinario, es autogestionaria por cuanto “no se percibe una alta rentabilidad sino la recuperación de la inversión, para seguir aportando a la edición de nuevas publicaciones”.
Mencionó Contreras que uno de los objetivos del Fondo Editorial es difundir el conocimiento “pero de una forma asequible a la comunidad en general y no sólo a la gente asociada a la investigación”. Indicó que los productos editoriales se pueden conseguir en las librerías locales y en el Museo Jesús Soto y en el aeropuerto de Ciudad Bolívar, mientras que a nivel nacional se distribuyen a través de la red de librerías Kuai Mare.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...