Planeta herido

Hoy se celebra el Día Mundial del Planeta Tierra, momento para recordar la valentía de un grupo de 20 millones de personas que se atrevieron a tomar las calles de Estados Unidos aquel 22 de abril de 1970, exigiendo de sus autoridades, “un ambiente saludable y sustentable”

Hoy no es un día cualquiera. Es un día para celebrar al planeta Tierra, el único hogar que alberga la vida de más de 6.600 millones de personas, cuyo comportamiento está lejos de garantizar su propia supervivencia.
Organizaciones mundiales concuerdan en señalar que el cambio climático, la reducción de la capa de ozono, la deforestación, la pérdida de biodiversidad y la contaminación de las aguas continentales son los principales problemas ambientales a los que el planeta se enfrenta. ¿Lo peor? La poca participación y conciencia ciudadana acerca de los temas ambientales que afectan su vida y su entorno, según reveló un estudio realizado en América Latina y el Caribe por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).


LO QUE DIO ORIGEN
¿Qué pasó con aquel entusiasmo nacido el 22 de abril de 1970 y que dio origen al movimiento ambientalista mundial? Hoy es un día para recordar la valentía de un grupo de 20 millones de personas que se atrevieron a tomar las calles de Estados Unidos exigiendo de sus autoridades, “un ambiente saludable y sustentable”.
Precisamente, la organización venezolana Vitalis, dedicada desde hace siete años a la formación de un ciudadano ambientalmente responsable, recuerda que esa manifestación propició “la creación de la Agencia de Protección al Medio Ambiente de Estados Unidos y la aprobación de leyes relacionadas con el aire limpio, el agua limpia y la conservación de especies en peligro de extinción. A partir de entonces, cada año en esta fecha, el mundo entero reflexiona y se moviliza por una Tierra mejor”.
Una Tierra que se ve amenazada por el calentamiento global, uno de los mayores problemas ambientales que mantiene movilizado a diversas instituciones científicas que estiman posibles incrementos de temperatura entre 1,5 ºC y 3,5ºC, en los próximos cien años.

LA CONTRIBUCIÓN HUMANA
Para la organización ambientalista venezolana Bioparques, en poco más de un siglo, la actividad humana se ha caracterizado por el uso de combustibles fósiles, incrementando así la concentración de dióxido de carbono, metano y otros compuestos en la atmósfera, “La quema de combustibles produce la emisión de miles de estos gases que atrapan el calor del sol en las capas inferiores de la atmósfera, alterando la temperatura de la Tierra y ocasionando el fenómeno que se conoce con el nombre de efecto invernadero. Este efecto trae como consecuencia el calentamiento global que altera los fenómenos climáticos naturales y causa graves daños a los ecosistemas, a su biodiversidad y a los seres humanos, amenazando gravemente la vida del planeta”.
Explica Bioparques que cada año son deforestados millones de hectáreas de bosques tropicales en todo el mundo, para la extracción de madera, la agricultura y la ganadería, sin detenerse a pensar que son bosques necesarios “para regular los ciclos vitales debido a que actúan como grandes pulmones que absorben dióxido de carbono, mantienen el ciclo hidrológico y son albergue de biodiversidad”.
Aunque para Bioparques, lo dramático de la deforestación es que “según los expertos, entre el 20 y 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero son consecuencia de la deforestación y la degradación de bosques. Esta actividad tiene entonces efectos adversos por partida doble”.
Por tal motivo, considera importante resaltar que la gran parte de los bosques de Venezuela están resguardados bajo la figura de Parques Nacionales y otras áreas protegidas, sin los cuales “la salud de nuestros bosques, de nuestro planeta y de todos sus habitantes estaría en grave peligro, porque perderíamos aliados indispensables para reducir el calentamiento global, que ya nos está afectando”.

ACCIONES OFICIALES
Desde el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb) se viene trabajando en las principales líneas de acción definidas en la Comunicación Nacional para el Cambio Climático, en las cuales se señalan la necesidad de concientizar a todos los niveles. “Es necesario lograr un amplio conocimiento de la presencia del cambio climático como fenómeno que nos afecta a todos y en todos los niveles”.
Asimismo, destaca la necesidad de “estimular la investigación orientada a darle soporte a la toma de decisiones relativas a la adaptación y a la mitigación”, haciendo mención en la inversión requerida en los diversos sectores (agrícolas, recursos hídricos, energía, etc.) en cuanto a tecnología “para desarrollar las medidas de adaptación”.De igual forma, el documento del Minamb menciona la importancia de potenciar “la capacidad del país para percibir y responder a los efectos del cambio climático”, por lo que estima necesario “impulsar el desarrollo de todos los sistemas que actúan como sensores para dar información sobre aspectos climáticos y evaluación de recursos costeros, calidad de agua”.Otra de las líneas de acción especifica el desarrollo de la participación, la gestión y la protección ambiental; ampliar y fortalecer el saneamiento y control de ríos y cuencas; y garantizar el desarrollo de la seguridad alimentaria.
Para muchos científicos, la humanidad se acerca cada vez más al desastre ambiental y al “Apocalipsis nuclear”, siendo sus propias acciones, las causantes de la mayor problemática ambiental que amenaza a la Madre Tierra. Es hora de actuar como aquel 22 de abril de 1970.
Acciones desde casa La organización ambientalista Bioparques resume los siguientes consejos útiles para
reducir el calentamiento global desde casa:

1. Ahorre dinero:
apague las luces, los
artefactos eléctricos que no esté utilizando y utilice menos agua caliente en el
baño y en su lavadora.
2. Cambie sus bombillos: Utilice bombillos de luz fluorescente.
3. Recicle más: Prefiera los
productos de envases reutilizables o retornables.
4. Ejercítese más: Camine o utilice el transporte
público donde le sea posible.
5. Contamine menos: Adquiera productos
biodegradables, no desperdicie ni contamine el agua potable.
6. Plante un árbol: reutilice el
papel y manténgase informado sobre cómo participar activamente en la disminución
del Calentamiento Global.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...