La difícil tarea de unir voluntades


El séptimo Congreso Venezolano de Ecología realizado esta semana en Ciudad Guayana fue el punto de encuentro para reflexionar sobre la necesidad de integrar los sectores oficiales, científicos y productivos del país

El séptimo Congreso Venezolano de Ecología realizado esta semana en Ciudad Guayana, culminó dejando dos sensaciones contrapuestas.
La primera de éxito en cuanto a la organización y participación masiva de estudiantes e investigadores (más de 800 inscritos) ávidos de intercambiar información científica valiosa que se está produciendo en el país; y una segunda sensación de incertidumbre por saber si esa información científica se verá traducida en políticas públicas y en soluciones a los problemas ambientales del país o continuará represada dentro de las “torres de marfil” que se alzan tanto en el sector oficial como en el sector científico.

Breves del Congreso de Ecología

CI exhorta a trabajar juntos por Los Andes venezolanosConservación Internacional dio a conocer las acciones emprendidas para la conservación de Los Andes venezolanos, ecorregión prioritaria con más riqueza y endemismos de especie del mundo. Más de 1300 especies de vertebrados, 180 endémicos y unas 5 mil plantas habitan en este ecosistema, por lo que Conservación Internacional advirtió ayer sobre el impacto que los cambios en el uso de la tierra puede ocasionar en ciertas áreas de Los Andes, entre los cuales mencionó la desaparición de ciertas comunidades de plantas y animales. Exhortaron a crear espacios de planificación para el esfuerzo conjunto entre actores claves en defensa del mantenimiento de la biodiversidad única del planeta.

A conservar sapos y ranasExisten evidencias del descenso de algunas especies de sapos y ranas (anfibios anuros) a lo largo de las cordilleras de Los Andes y de la Costa, según dieron a conocer ayer representantes de la Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio de Ambiente durante el taller “Propuesta para una estrategia nacional para la conservación de los anfibios de Venezuela y su plan de acción”. Ante la amenaza a la supervivencia de esta especie el MINAMB y Conservación Internacional Venezuela, con la participación de Fundación La Salle y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas conformaron un equipo que trabajó en la mencionada propuesta de conservación la cual fue presentada ayer con el objetivo de incorporar las opiniones de los asistentes al congreso.

Proponen Sistema de Información de Museos y Colecciones de ZoologíaAyer se llevó a cabo una reunión de las instituciones que participan en la conformación del Sistema de Información de Museos y Colecciones de Zoología (Simcoz), una herramienta para la planificación, ordenamiento, conservación y uso sustentable, la cual está enmarcada dentro de los lineamientos de la Misión Ciencia. La reunión sirvió para dar a conocer las líneas de acción del proyecto y motivar entre los asistentes su incorporación al mismo, toda vez que hasta los momentos se encuentran participando 13 museos y colecciones de zoología venezolanas y una empresa especializada en sistemas de información documentales.

No basta con el desarrollo sostenible

Para tener una vida más agradable sobre la tierra es necesario utilizar otras herramientas efectivas, según dijo el biólogo marino de la Estación de Investigaciones Marinas de la Fundación La Salle, Joaquín Buitrago quien cerró ayer el ciclo de conferencias magistrales dictadas en el VII Congreso Venezolano de Ecología

El VII Congreso Venezolano de Ecología, evento organizado por la Fundación La Salle, culminó ayer con la conferencia magistral del biólogo marino de la Estación de Investigaciones Marinas de la Fundación La Salle en Margarita, Joaquín Buitrago, quien respondió interrogantes sobre la situación marina costera y el término acuñado para definir la relación deseada entre la humanidad y el resto de los componentes de la naturaleza: desarrollo sostenible.
¿Utopía?, ¿espacio para el oportunismo?, ¿o paradigma aun válido? Se preguntó este científico venezolano dedicado al estudio de la relación entre el hombre y el ambiente marino costero. Su amplia hoja de vida detalla que muchos de sus trabajos se centran en los impactos de las diferentes actividades humanas, metodologías para la ordenación del territorio y más recientemente la valoración económica de los servicios ambientales que prestan, tanto estos ecosistemas como la biodiversidad que contienen.
Para Buitrago el slogan empleado desde 1987 se ha empleado “como objetivo, meta y modelo a seguir, por empresas, instituciones, sociedades y países, expresando el loable deseo de tener una vida más agradable sobre la tierra y legarles esa oportunidad a nuestros descendientes; sin embargo, el carácter categórico implícito en el concepto y la dificultad de verificarlo, ha permitido que muchos proyectos, desarrollos, planes y programas se auto-califiquen como sustentables, sin suministrar ninguna prueba de ello”. Está convencido que “la creencia que de alguna manera, podemos usar recursos naturales selectos de ecosistemas que en muchos casos no entendemos, ha llevado al deterioro de muchos de ellos”.
A su juicio, el desarrollo sostenible es sólo una declaración de buenas intenciones como son los términos Libertad y la Equidad; y así lo debe reconocer la sociedad. Asegura que en la medida que se utilicen otras herramientas como las áreas protegidas estrictas, el enfoque eco sistémico del manejo, el ordenamiento territorial, la valoración de los servicios ambientales y las Evaluaciones de Impacto Ambiental efectivas y previas a los desarrollos; en esa medida “las generaciones futuras disfrutarán de los ambientes y recursos marino-costeros”. Claro que, acota el investigador de La Salle, “sin duda serán necesarias algunas medidas incomodas como la eliminación de subsidios a la extracción presente a cambio de la oportunidad futura. Manejar sistemas de los cuales conocemos poco implica grandes riegos, por lo que el principio precautorio debe aplicarse estrictamente”.

30 años de experiencia
Nacido en Caracas y Graduado en Química y Biología de la Universidad de Bogotá en abril de 1976, tiene postgrados en Biología Marina de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Cartagena y en Ecología de la Universidad de Aberdeen, Escocia. Los treinta años de experiencia profesional de Joaquín Buitrago han transcurrido dedicado a varios aspectos de la ecología de la zona marina costera. Se ha especializado en grupos específicos como las tortugas marinas y en algunos de los ambientes más notables de la región del Caribe sur-oriental como los bancos de moluscos y las lagunas costeras. Forma parte de grupos y asociaciones profesionales tanto nacionales como internacionales y de la red “Efecto de los cambios globales sobre los humedales de Iberoamérica”, del Programa iberoamericano de ciencia y tecnología para el Desarrollo.

Generación de relevo
Pedro García, estudiante de ingeniería e industrias forestales de la UNEG Upata dijo que el Congreso había sido una ventana importante y enriquecedora para darse cuenta de las investigaciones que se realizan en todo el país además de ser una ventana al conocimiento. Participó en las conferencias sobre fito ecología y germinación del morehillo, especie forestal del Estado Bolívar.

Jeser Aray, estudiante de biología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela le pareció bien la variedad de temas relacionados a la ecología que ofreció el congreso, lo que implica que hay mucho por discutir y lo que impulsa a nosotros como futuros científicos a seguir desarrollando los contenidos adecuados de estos temas.

Antonio Guevara, estudiante de biología de la Universidad de Los Andes dijo que las ponencias estuvieron interesantes por la profundidad de la información que les permitió a los asistentes ubicarse en algunas de las líneas de investigación expuestas. Las ponencias sobre mamíferos y los carteles relacionados a este aspecto fueron los que más le llamaron la atención.

Beatriz Medina, estudiante de biología de la Universidad de Carabobo consideró que el Congreso llenó sus expectativas en cuanto a la calidad de los expositores aunque criticó la logística del evento. Esta joven presentó una ponencia sobre la comunidad de las ephemerópteras, una orden de insectos acuáticos que son usados como bioindicadores de la calidad de las aguas.

Nataly Wilder, estudiante de biología pura de la Universidad del Zulia confesó que el congreso había sido muy dinámico, los temas de las conferencias “muy buenos”, los póster o carteles y que observó la motivación en los asistentes. “Se está iniciando una nueva era de la ecología donde hay más incentivos y más ganas de estudiar los ecosistemas del país”.

Breves del Congreso

La ciencia va al cine
En el marco del VII Congreso Venezolano de Ecología, hoy se proyectarán dos documentales científicos de la cineasta venezolana Ana Cristina Henríquez, en el Gran Salón Bolívar del Hotel Intercontinental Guayana a las dos de la tarde.
“Tierra de Agua Dulce” y “A los pies de Canaima”, son producciones independientes que relatan la riqueza de la diversidad biológica de dos importantes regiones del país: Los Llanos y la Guayana venezolana. La primera de ellas se estrenó hace año y medio obteniendo premios internacionales en el Festival Ecofilm de Grecia y en el Festival Hispanoamericano de Documentales en México donde obtuvo el primer premio en la categoría de Desarrollo Sustentable. Henríquez dijo que ambas producciones están en la línea ecológica, la primera trata de la importancia de los humedales del Llano venezolano como el tercero más importante de Suramérica y en la cual quiso combinar la sabiduría del llanero con la visión de los científicos. “A los pies de Canaima”, ganadora del concurso del Conac, relata una expedición científica realizada por diversas instituciones científicas para conocer la biodiversidad de esta región del sur del país.
Mito Kurripaco: símbolo del Congreso
Es uno de los mitos que más ha querido, y eso que Ana Rosa Angarita lleva 25 años investigando, escudriñando y plasmando toda su creatividad artística sobre los mitos de Guayana. El mito de los Kurripaco sobre “El Origen de los Kúrrim y el Rescate de la Noche”, emblema del VII Congreso de Ecología, le fue contado por un anciano de esta etnia indígena en la comunidad de Las Piñas en el año 1991 y narra la creación del hombre y el rescate de la noche según el mito ancestral de este pueblo indígena que habita la región del Río Negro en el estado Amazonas. Es un mito inédito porque en sus revisiones bibliográficas, Ana Rosa nunca encontró registro alguno de esta historia. Aunque ella diga que ya puede “morir en paz porque ya he cubierto las siete series sobre Guayana que quería representar en mi obra pictórica que son los mitos, tepuyes, flora, fauna, ciudades, industria y ahora petroglifos”; Ana Rosa sigue incansable, no en vano acaba de terminar un libro sobre la cosmogonía Yanomami que cuenta con 30 dibujos.

Decisiones políticas deben basarse en la ciencia

Una máxima que, según Yolanda Kakabadse, conferencista del VII Congreso Venezolano de Ecología, debe sustentar las políticas de desarrollo, de lo contrario “se convierten en un discurso vacío”

Yolanda Kakabadse preside desde 2004, el Panel Asesor de Ciencia y Tecnología del Fondo Ambiental Global (GEF) para atender necesidades de los grandes ecosistemas globales (biodiversidad, océanos, cambio climático, químicos). Su experiencia de más de 30 años dedicados interactuar entre científicos y políticos le permite afirmar que la ciencia, como pilar en la construcción de los procesos de cambio de una sociedad, debe “atravesar la política”. “Los sectores dedicados a la investigación y a la ciencia, a pesar de tener el potencial de aglutinar propuestas y posiciones basadas en el conocimiento, han estado demasiado tiempo alejados del diseño de políticas”.
Sin embargo, Kakabadse recalca que debe ser “política de verdad, o sea aquella que tiene visión de largo plazo, que integra visiones de diversos sectores, que incorpora factores técnicos, sociales, económicos y ambientales, que apunta a la construcción de sociedades participativas, creativas y solidarias”. Exhorta tanto a los políticos, líderes mundiales y locales como a los científicos a bajarse de sus “torres de marfil” y comenzar juntos a crear condiciones de diálogo e interacción.
“Hay que romper algunas barreras que en la actualidad obstaculizan el acceso e intercambio del conocimiento científico; el más importante de los obstáculos es la comunicación”. Insiste en que se debe traducir la información científica relevante para que llegue a los decisores en un lenguaje que permita su comprensión e incorporación en el debate multisectorial”.

Congreso de Ecología analizó impacto de los incendios en el Parque Nacional Canaima

Con la presencia activa de diferentes instituciones públicas y privadas intercambiaron diversos enfoques sobre el manejo y control del fuego en este importante ecosistema del país

Los incendios en el Parque Nacional Canaima (2000 a 3000 cada año) desde la perspectiva institucional, ecológica y socio cultural, fueron objeto de análisis durante el día de ayer en el VII Congreso Venezolano de Ecología que se lleva a cabo en el Centro de Convenciones del Hotel Intercontinental Guayana.
Con la presencia activa de diferentes instituciones públicas y privadas, se analizaron diversos enfoques sobre el manejo y control del fuego en este importante ecosistema del país. CVG Edelca presentó un análisis sobre la información histórica del número de incendios en la cuenca alta del río Caroní y su relación con algunos factores ambientales y sociales. Asimismo, presentaron un sistema que modela el riesgo de incendios de la vegetación y los resultados del programa de control de incendios en el sector nororiental del parque nacional, el cual ha permitido proteger más de un millón de hectáreas incorporando a los indígenas pemones como bomberos forestales.
Otra de las ponencias propuso un diálogo de saberes empleando el enfoque de gobernabilidad del riesgo, como un mecanismo adecuado para la construcción de opciones consensuadas. Inparques destacó la labor que viene realizando el Comando Nacional Unificado en la mitigación y ocurrencia de incendios, “afianzando la necesidad de internalizar la corresponsabilidad existente entre Estado y sociedad civil”. La visión de la comunidad indígena pemón estuvo presente con la ponencia de la Fundación Indígena del Estado Bolívar, en la cual se aseguró que cualquier intento por modificar su costumbre sería considerado “una amenaza para su sobrevivencia cultural”.
Estación científica Parupa La CVG presentó ayer las acciones emprendidas desde la Estación Científica Parupa ubicada en la Gran Sabana, para contribuir en la mitigación de incendios en el Parque Nacional Canaima, en las cuales destacó la restauración ecológica de las áreas degradas por efecto del fuego en el eje Luepa Kavanayén, la formación ambiental del recurso humano local y el apoyo a investigaciones ecológicas en los últimos siete años encaminados al conocimiento del fuego sobre los ecosistemas de la Gran Sabana y la propagación de especies nativas.

Biodiversidad y prácticas productivas pueden coexistir en armonía

Así lo aseguró el científico mexicano Jorge Soberón durante su conferencia magistral dictada en el marco del VII Congreso Venezolano de Ecología

Para el científico mexicano Jorge Soberón, ecólogo de la División de Ornitología de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) la idea de que las áreas protegidas o parques nacionales sean el paradigma de la conservación de la biodiversidad resulta “engañoso”.
Durante su conferencia magistral dictada ayer en el marco del VII Congreso Venezolano de Ecología que se lleva cabo en el Centro de Convenciones del Hotel Intercontinental, Soberón explicó que en el ámbito de las grandes organizaciones no gubernamentales de conservación, el paradigma por excelencia sobre la conservación de la biodiversidad está dado por la idea de proteger en áreas reservadas porque según estas organizaciones, es “eficiente” concentrar los esfuerzos de conservación en este número reducido de regiones de alta diversidad y alta amenaza por su relación costo-beneficio.No obstante, Soberón aseguró que dicho paradigma “es engañoso y conducente a ignorar en la práctica, la importancia de procesos ecológicos de escala amplia”. A su juicio existen otros paradigmas que “sin ignorar la importancia de las áreas protegidas, enfatice crecientemente cambios profundos en la matriz agraria y en las prácticas pesqueras de manera que, biodiversidad y prácticas productivas, puedan coexistir de forma mucho más armónica de lo que ocurre ahora”.
Aseguró que la mayor biodiversidad se encuentra en las zonas de cultivo, en las pesquerías, en los bosques que se manejan con fines comerciales. Sin embargo, advirtió que el gran reto del desarrollo de este siglo será aprender a producir cultivos “no de manera destructiva, que contamina y agota el medio ambiente”. Métodos hay muchos y como ejemplo citó: los cafetales rústicos no tecnificados que mantienen mucho de la diversidad biológica; las grandes extensiones ganaderas que pueden conservar mucho de sus pastizales “si los usan como cotos de caza”; el manejo integrado de plagas es otro de los métodos para la conservación; la agroforestería; entre otras prácticas

El valor económico de la naturaleza

En el marco del VII Congreso Venezolano de Ecología, ayer se inauguró el simposio sobre la valoración económica de los servicios ambientales en el Gran Salón Bolívar del Hotel Intercontinental Guayana

¿Cuál es el valor económico de contemplar un tepuy? Una interrogante que ayer encontró respuesta en el simposio “Valoración económica de los servicios ambientales”, el cual busca dar a conocer esta línea de investigación poco difundida entre la comunidad científica venezolana. Martín Rada, investigador de la Estación de Investigaciones Marinas de la Fundación La Salle en Margarita y coordinador del simposio explicó que se presentarán trabajos específicos que permitirán conocer las aplicaciones directas de esta disciplina.

Breves del Congreso Venezolano de Ecología

Fundación Polar presente en el CongresoAun no habían abierto los espacios del congreso cuando el stand de la Fundación Empresas Polar ya estaba repleto de estudiantes e investigadores solicitando las publicaciones que ofrece esta importante empresa del país.
Gisela Goyo representante de Ediciones Fundación Empresas Polar dijo que llevan 30 años dedicados al fortalecimiento de un fondo documental editorial dirigido a los temas ambientales, de biodiversidad, de conservación y de valoración de todos los talentos venezolanos en cuanto a producir esa conciencia para mejorar y conservar el ambiente.
Explicó que a través de la fundación, el conglomerado de las Empresas Polar desarrolla más sólidamente todo su trabajo de sensibilidad y responsabilidad social empresarial y el tema ambiental a través de sus publicaciones ha sido clave para divulgar todo el trabajo de los proyectos que ha desarrollado. 150 publicaciones de las cuales el 40% está dirigido al tema ambiental, así lo demuestran.

Gobernación expone avances de su gestión ambientalCon el objetivo de divulgar los avances que han tenido en materia de gestión ambiental, el Ejecutivo Regional a través de la Secretaría a Ambiente y Turismo se encuentra presente en el VII Congreso Venezolano de Ecología. Jhusmirla Navas, coordinadora de Educación Ambiental y Participación Comunitaria de la Dirección de Ambiente de la Gobernación detalló el alcance del programa de formación y capacitación que vienen desarrollando, el cual les ha permitido contar con 9400 capacitados en temas ambientales; 5600 brigadistas ambientales a nivel escolar; 131 brigadistas en comunidades indígenas y 98 talleres dictados sobre calidad de agua, ambiente y ecología. La funcionaria considera que los niños y jóvenes son la base para la formación de esa conciencia ambiental del futuro ciudadano. “Nos dedicamos más a los niños porque sabemos que ellos van a propagar la información, son los mejores promotores del ambiente”.

Conservación InternacionalA la cita del congreso no podía faltar la gente de Conservación Internacional Venezuela ofreciendo información valiosa sobre la labor que viene desarrollando en distintas partes del país como organización ambientalista dedicada a trabajar en el área de conservación de fauna y vegetación y en la promoción de actividades con las comunidades con el propósito de impulsar una relación armónica con el ambiente. Alejandra Ochoa, representante de esta organización dijo que actualmente están trabajando con la comunidad indígena Yekuana asentada en la zona de Maripa (Municipio Sucre), con el fin de ofrecerles herramientas para desarrollar el área de cestería para su posterior comercialización.

Ambiente, petróleo y biodiversidad marina

La nueva dimensión ambiental dentro de la industria petrolera y la pesca de arrastre como la principal amenaza a la biodiversidad del Delta del Orinoco fueron los temas que iniciaron el ciclo de simposios del VII Congreso Venezolano de Ecología


El ciclo de simposios programados por el VII Congreso Venezolano de Ecología se inició ayer con el intercambio de experiencias y conocimientos sobre ambiente, petróleo y biodiversidad marina. El simposio dirigido a conocer la nueva dimensión ambiental dentro de la industria gasífera y de hidrocarburos de Venezuela fue coordinada por José Luís Berroterán, gerente de Ambiente de Pdvsa quien afirmó que la principal empresa petrolera del país se encuentra haciendo el tejido de su política ambiental.
Explicó que la empresa petrolera estatal se encuentra estableciendo los índices ambientales para después ir monitoreando permanentemente, con el fin de saber cómo siguen conservados. Dijo estar convencido de que van a conservar el ambiente, pero “para eso tenemos que demostrarlo cuantitativamente, con índices”. Según sus indicadores, en estos momentos la fauna acuática de la faja petrolífera del Orinoco está conservada y afirmó que más del 80% de los desechos peligrosos generados por la industria petrolera están siendo tratados utilizando en la mayoría de los casos el biotratamiento. Aunque no ofreció cifras exactas, confesó que éstas no eran las ideales porque a su juicio, Pdvsa tiene que ir a un proceso de adecuación en la que debe tomar en consideración el ambiente y la conservación del eje ambiental en cualquier actividad. Como ejemplo citó la refinería de Cabruta en la cual se incorpora el ambiente como eje trasversal por lo que contemplan plantas de tratamiento, manejo de emisiones atmosféricas y de efluentes contaminados.

BIODIVERSIDAD MARINA
Por su parte, las diferentes exposiciones presentadas ayer durante el simposio “Biodiversidad del Delta del Orinoco y el Golfo de Paria”, demostraron que la pesca de arrastre que se realiza de forma indiscriminada, es la principal amenaza a la biodiversidad de este importante ecosistema del norte del país. Carlos Lasso, investigador de la Fundación La Salle y coordinador del simposio dijo que la pesca industrial que se realiza en la zona del océano y la pesca camaronera que se efectúa en los estuarios o en la boca de los caños ha venido impactando en el recurso pesquero, especialmente en las fases juveniles de los peces. Advirtió que existe una disminución importante en la cantidad de peces que se obtienen, según los registros que se mantienen desde los años 80, lo que permite hacer una comparación histórica de la caída de las capturas, “y lo que evidencia es que vamos hacia una crisis”.
Reconoce que existe una legislación muy buena pero recomienda una mayor presencia de los organismos del Estado en estas áreas para que velen por el cumplimiento de las vedas y exhorta a dedicar más recursos a los programas de vigilancia y control de estas áreas marinas.EGB

Para los indígenas Hotï no existe un límite real entre la sociedad y la naturaleza

Así lo afirmó la científica venezolana Eglée López Zent durante su conferencia magistral de ayer en el marco del VII Congreso Venezolano de Ecología que se lleva a cabo en el Centro de Convenciones del Hotel Intercontinental Guayana


Aunque reconoció haber optado por un tema “extremadamente ambicioso”, la científica venezolana Egleé López Zent disertó ayer en el VII Congreso Venezolano de Ecología que se celebra en Ciudad Guayana, sobre el concepto de naturaleza en la cultura occidental confrontándolo con una perspectiva amerindia como la de la etnia Hotï.

Áreas protegidas son insuficientes para la conservación de la biodiversidad

Así lo advirtió el científico chileno Javier Simonetti durante la apertura del VII Congreso Venezolano de Ecología realizado anoche en el auditorio del Ecomuseo del Caroní

Anoche, con un auditorio del Ecomuseo del Caroní colmado de asistentes, se llevó a cabo el acto inaugural del Congreso Venezolano de Ecología, evento científico que se organiza cada dos años en el país con el objetivo de dar a conocer las investigaciones que en materia ambiental, se adelantan en el país.

Los Hotï: modelo para una nueva ética ambiental

La investigación de Egleé y Stanford Zent, que estará presente en el VII Congreso Venezolano de Ecología a realizarse mañana en Ciudad Guayana, evidenció que las conductas ecológicas de esta población indígena propia del Escudo Guayanés incrementan la biodiversidad regional

Sus pasos han recorrido buena parte de las altas mesetas rocosas y de los farallones que abundan en los 7 mil kilómetros cuadrados que conforman la Sierra Maigualida, formación montañosa que divide los Estados Amazonas y Bolívar, al sur de Venezuela.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...