Vitalis: 7 años formando conciencia ambiental

Diego Díaz Martin
La organización ambientalista venezolana celebra un trabajo constante en la formación de ciudadanos ambientalmente responsables y de alianzas interinstitucionales que afiancen el desarrollo sustentable de la nación

Formar un ciudadano ambientalmente responsable es una tarea difícil pero no imposible para Vitalis, una organización no gubernamental (ONG) que lleva siete años convenciendo a la colectividad de la importancia de conservar el ambiente.
Para esta ONG, formada en Caracas bajo el liderazgo del Biólogo con master en Gerencia Ambiental y Especialista en Gestión de Recursos Naturales y Manejo de Recursos Naturales en América Latina, Diego Díaz Martin, son siete años de logros a través de los cuales han “promovido más de 50 proyectos a nivel nacional, impulsando la formación de valores, conocimientos y conductas cónsonos con la conservación ambiental y el desarrollo sustentable”.Para Díaz Martin evaluar una organización que ha logrado aglutinar un equipo profesional multidisciplinario y más de 150 voluntarios comprometidos y consistentes con sus principios y valores, es una satisfacción alcanzada en tan corto tiempo. Además, considera que técnicamente, Vitalis ha sido “oportuna ante los nuevos retos del acontecer ambiental del país, creativa, y honesta”. Cree que la imaginación versus los escasos recursos, hacer lo que se predica, y utilizar los fondos para los fines que fue creada, le ha permitido destacar “entre las organizaciones de la sociedad civil con mayor visibilidad y logros concretos en diversos ámbitos de la conservación ambiental”.
Por ello, entre las fortalezas que Díaz Martin subraya de Vitalis se encuentra el equipo profesional, el compromiso con el país, el poder contar con sede propia y tener claridad en sus objetivos y misión. No obstante, enumera como debilidades el limitado financiamiento que logran obtener y lo insuficiente que a veces resulta contar con “pocas personas para tanto trabajo”. Pero a su juicio, oportunidades hay y muchas, entre ellas el nuevo marco jurídico, el hecho que otras ONGs hayan dejado espacios vacíos y que el tema ambiental cada día cobra mayor importancia. ¿Amenazas? Para Díaz Martin hay poca claridad en el futuro jurídico de las ONGs y la cada vez disminuida cooperación internacional son algunos de los factores externos que están influyendo en el desempeño de las ONGs ambientales. Asimismo, añade que la poca claridad en las acciones emprendidas por estas organizaciones, la inconsistencia entre procesos y resultados, los procesos pocos sustentados técnicamente, el trabajo aislado entre el gobierno y las ONGs, son algunas de las amenazas que dificultan el trabajo de estas organizaciones dedicadas a la conservación del ambiente. “El gobierno, en lo ambiental, parece no promover el trabajo conjunto con las ONGs tradicionales, lo cual pone en peligro la participación protagónica que demanda nuestra Constitución”.

LOGROS EN SIETE AÑOSVitalis enumera una larga lista de actividades desarrolladas a lo largo de estos siete años entre los que señala: la promoción de instrumentos normativos y de política ambiental; la construcción de la visión de conservación de áreas protegidas; el desarrollo desde el año 2000 de consultas nacionales del sector ambiental que reflejan los principales problemas del país; el entrenamiento de más de 2.500 profesionales; la organización de al menos 40 encuentros nacionales entre foros, congresos, seminarios y talleres en distintas ciudades del país; el fortalecimiento de la gestión ambiental municipal, incluyendo la transferencia de conocimientos y el desarrollo de destrezas a alrededor de un centenar de funcionarios municipales; el establecimiento de alianzas con distintas instituciones como la Guardia Nacional para la capacitación de más de 250 funcionarios de la Dirección de Ambiente de esa fuerza Armada en temas claves para la conservación de la vida silvestre; y la formación profesional de más de 150 comunicadores que cubren la fuente social, ambiental y educativa, para sensibilizarlos en torno a la importancia de los recursos naturales y sus necesidades de conservación. Igualmente, Vitalis forma parte de una amplia red mundial para la conservación integrada por la Unión Mundial para la Naturaleza, la Asociación Mundial para el Agua, la Red del Día de la Tierra, entre más de otras 20 redes nacionales e internacionales. Alianzas que buscan en definitiva inculcar la conciencia ambiental en un ciudadano cada vez más consumista y esto, a juicio de Díaz Martin es lo que dificulta la labor de organizaciones como Vitalis. “Nuestro modelo educativo y de desarrollo esta orientado a consumir de manera insustentable, porque aún nos podemos asomar en la ventana y ver el Ávila o el parque La Llovizna, y no vemos lo ambiental como prioridad, porque los gobiernos no se han preocupado por internalizar la importancia de lo ambiental, formando ciudadanos ambientalmente responsables, con un perfil sostenible para el nuevo siglo”. Un reto que se inició hace ya siete años.

Proyectos que convencen
1.- Tu Casa No es su Casa: dedicado a combatir el comercio ilegal de animales silvestres.
2.- ¿Y luego de los incendios Que?: orientada a promover la conservación del Parque Nacional El Ávila.
3.- Semáforo de Parques Nacionales: dirigido a promover la defensa y conservación de estas áreas protegidas.
4.- Biopiratería: busca enfrentar el uso ilegal, injusto e inequitativo de recursos genéticos y conocimientos tradicionales.
5.- Ciudadanos del Mundo: orientado a juramentar a niños, niñas y adolescentes comprometiéndolos a cuidar el planeta, en el marco del Día de la Tierra.

Mejorando Nuestra Herencia La labor de Vitalis llega hasta el estado Bolívar donde, desde el año 2002, lleva a cabo un proyecto conjunto entre la Unesco, la Universidad de Queensland (Australia) y la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), en el Parque Nacional Canaima con el objetivo de “promover el desarrollo de sistemas de monitoreo, evaluación y generación de informes sobre la efectividad de manejo de Sitios de Patrimonio Mundial”. El proyecto denominado “Mejorando Nuestra Herencia” cuenta además con la participación de Inparques, comunidades indígenas, Comisión Asuntos Indígenas del Ministerio de Educación, CVG-Edelca, Ministerio de Ambiente, Guardia Nacional, UICN, Gobernación del Estado Bolívar y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...