El deshielo: ¿Un tema caliente?

Bajo este lema el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente convoca a los millones de habitantes del único hogar del que dispone la humanidad para celebrar el Día Mundial del Ambiente en apoyo al Año Internacional de las Regiones Polares 2007-2008

Este 5 de Junio se enciende la alerta mundial para reflexionar sobre la imperiosa necesidad de ejercer una mayor participación en el proceso del desarrollo sostenible. Este año, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente convoca a los millones de habitantes del único hogar del que dispone la humanidad para celebrar el Día Mundial del Ambiente bajo el lema “El deshielo: ¿Un tema caliente?”, en apoyo al Año Internacional de las Regiones Polares 2007-2008. El objetivo es despertar las conciencias no sólo del ciudadano común sino también de las autoridades gubernamentales sobre los efectos que el cambio climático esta teniendo en los ecosistemas y comunidades polares y las posteriores consecuencias alrededor del mundo.
Este año el Pnuma concentrará sus actividades conmemorativas en Noruega donde, según un estudio publicado en la revista científica "Cicerone, desaparecerán en menos de cien años, unos 1.600 glaciares debido al cambio climático.

La temperatura del mundo está alcanzando un nivel que no se ha considerado en millares de años. Los datos revelan que la Tierra se ha estado calentando en el índice
 de aproximadamente 0.2° centígrado (0.36° Fahrenheit) en los últimos 30 años, lo que ha traído una temperatura global a un nivel en, aproximadamente, un grado de centígrado (1.8° F) de la temperatura máxima de último millón de años. Estos mapas demuestran las anomalías registradas en la temperatura en el ártico en 1981 y en 2003. Las anomalías se extienden de 7ºC (12.6ºF) debajo de normal a 7ºC (12.6ºF) sobre normal. Los colores anaranjados y rojos indican las áreas que tienden a calentarse; mientras que las azules demuestran las zonas frías; el blanco representa poco o nada de cambio. Los datos revelan que algunas regiones se están calentando más rápidamente que 2.5ºC (4.5ºF) por década. El año 2005 fue el más caliente del último siglo.

INDICADORES DE SALUD PLANETARIA
Aunque se encuentran en una de las últimas regiones salvajes del planeta, las regiones Polares permiten a los científicos conocer el impacto que las actividades humanas están teniendo en el estado de bienestar de la Tierra. Parece ilógico pensar que estas regiones tan alejadas del pensamiento colectivo tropical, cubiertas de hielo, con temperaturas extremas y limitada luz solar pudieran ser indicadores de la salud planetaria. Pero según el Pnuma, si todo el hielo de Groenlandia se derritiera, el nivel del mar en todos los océanos aumentaría 7 metros.
De tal forma que según los análisis del Pnuma, cualquier cambio en el medio polar conduciría a transformaciones en cualquier parte del planeta. “Los ecosistemas polares se encuentran bajo presión por el desarrollo, el incremento en el uso de los recursos naturales y factores externos como una alta gama de contaminantes y el cambio climático”, de ahí que sean considerados ecosistemas vitales para los procesos globales vinculados a la atmósfera, las corrientes marinas y la circulación, el clima global y la biodiversidad.
Explica el Pnuma que las regiones polares son un depósito natural para los tóxicos químicos que se producen alrededor del mundo. “En al Ártico, los contaminantes orgánicos persistentes se transportan por aire y a través de corrientes marinas desde latitudes más sureñas. Se acumulan en los mamíferos marinos y aves marinas, presentando así una amenaza a los mismos animales, a los ecosistemas en que habitan y a los humanos que los usan como alimento”.


INMINENTE DEBACLE MUNDIAL
El presidente de Vitalis, Diego Díaz Martin advirtió que el incremento en los patrones de consumo sobre los recursos naturales y la contaminación, "exceden la capacidad de regeneración que posee la biosfera de nuestro planeta para recuperarse, con lo cual estaríamos encaminándonos a una inminente debacle ambiental, de no lograrse un cambio sostenible en los patrones de consumo de los recursos naturales”. A su juicio, de persistir esta amenaza “nuestro planeta perdería alrededor del 75% de sus ecosistemas naturales para el año 2.050".

ACCIONES DESDE CASA
Pero no es necesario estar en el Polo Norte o en las celebraciones de Noruega para contribuir con nuestro accionar en el mejoramiento del ambiente y por ende de nuestra calidad de vida. Desde nuestro propio hogar podemos ir formando conciencia de la importancia de conservar nuestro ambiente, empezando por nosotros mismos. Hoy es un día para fomentar entre los seres que nos rodean (hijos, vecinos, amigos) esa conciencia ecológica, respeto por la naturaleza y una mayor participación en la solución de los principales problemas ambientales de nuestra ciudad. También es un día para exigir a nuestras autoridades municipales una mayor voluntad de acción hacia los problemas de contaminación atmosférica, contaminación de nuestros ríos y el eterno problema de la basura. Hoy es un día para preguntarse: ¿Qué puedo hacer por mi ambiente?

Conociendo los polos...

El Ártico es un océano parcialmente congelado, rodeado por una diversidad de paisajes influenciado por una cubierta de nieve estacional, incluyendo hielo, tierras desiertas con poca vegetación, tundra, humedales y bosques. La capa de hielo ártico consiste en hojas de hielo de glaciares, témpanos y hielo marino. El hielo marino cubre aproximadamente 7.5 a 15 millones de kilómetros cuadrados del Océano Ártico con un grosor aproximado de 3 metros. La hoja de hielo de Groenlandia es la masa glacial ártica más grande y constituye el 10 por ciento del total de las reservas de agua dulce en el mundo. Existen pocas especies conocidas en el Ártico comparadas con las que existen en latitudes medias, pero poblaciones grandes y extendidas de especies son importantes, aún más para indígenas y culturas y economía locales.

La Antártica es un continente rodeado por el océano. Es el continente más frío, con más ventiscas, el más alto y más seco de la Tierra. Cerca del 99 por ciento del continente está cubierto por una hoja de hielo con un promedio de altura sobre el nivel del mar de aproximadamente 2, 500 metros. La hoja de hielo antártica tiene un promedio de profundidad de aproximadamente 2,000 metros; la medición más profunda ha sido de 4, 700 metros. La cantidad total de hielo en la Antártica constituye cerca de 91 por ciento del total de hielo en el mundo. Si todo el hielo de la Antártica se derritiera, el nivel del mar en los océanos del mundo se incrementaría en más de 60 metros. La Antártica no tiene vertebrados terrestres nativos, sin embargo grandes poblaciones de aves marinas y focas van a procrear allí. Durante el verano, tanto las ballenas dentadas y sus ballenatos se observan en el medio marino de la Antártica. Alrededor de 45 nidos de aves se encontraron en la parte sur de la convergencia, todos ellos relacionados al ecosistema marino. Los pingüinos constituyen el 85 por ciento de la biomasa de las aves antárticas. La Antártica no tiene población indígena. Fuente PNUMA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...