Los aires contaminados de Ciudad Guayana (I)



La contaminación atmosférica volvió a ser noticia esta semana aunque es un problema de vieja data. Las palabras presidenciales del Jefe de Estado apuraron una fiscalización que estuvo rezagada desde 1998 cuando fueron aprobados los cronogramas de adecuación ambiental para las empresas de Guayana, por parte del Ministerio del Ambiente




La contaminación atmosférica de Ciudad Guayana volvió a ser noticia esta semana en los diarios regionales. Aunque es un problema de vieja data, esta vez las palabras del Presidente de la República llamando la atención sobre el “horror” que le causó presenciar, durante un vuelo de helicóptero, la contaminación generada por las principales industrias pesadas públicas y privadas del país, apuraron una fiscalización que estuvo rezagada desde 1998 cuando fueron aprobados los cronogramas de adecuación ambiental para las empresas de Guayana, por parte del Ministerio del Ambiente.

De tal forma que, el ente rector de la política ambiental del país hizo presencia en la zona para ordenar el cierre preventivo de algunas de las áreas de producción de la empresa estadal CVG Alcasa y de la empresa privada Hevensa por carecer de los sistemas de control de emisiones atmosféricas. Una medida que sorprendió a muchos porque la memoria colectiva sólo recuerda el cierre de CVG Fesilven en el año 1997, única acción emprendida por la dirección estadal de Ambiente del Ministerio del Ambiente.

Los cronogramas de adecuación ambiental se establecieron en 1998 con el fin de adecuar las empresas del holding CVG a las normativas ambientales exigidas por el Estado venezolano debido a que para la fecha en que se crearon estas empresas no existía un ministerio ni normas que regularan el comportamiento ambiental de las mismas. Estos compromisos se fijaron en 1998 y se contempló un periodo de cinco años para que las empresas se adecuaran a la norma de acuerdo a lo establecido en dichos cronogramas, los cuales fueron elaborados por la CVG y aprobados por el Ministerio del Ambiente, ente encargado de hacerle seguimiento a estos compromisos adquiridos.

“YA LO HABÍAMOS ANUNCIADO” 
Para Celisbey Pereira, jefa del Área Administrativa Nº 4 de la Dirección Estadal de Ambiente Bolívar del Ministerio de Ambiente en Ciudad Guayana el proceso de fiscalización iniciado en las empresas CVG Alcasa y Hevensa es sólo el comienzo de una larga lista de empresas “que tienen un proceso de contaminación más grave”. Insiste en que habían anunciado con anterioridad el proceso de fiscalización que se iba a iniciar, lo cual coincidió con las palabras del Presidente y a partir de ahí “se nos ha dado un apoyo en la parte técnica con los funcionarios del MinAmb Caracas, para nosotros realizar estas actividades de fiscalización”.
¿El MinAmb le ha hecho seguimiento a los cronogramas de adecuación ambiental que tienen las empresas de Guayana, desde que se establecieron en el año 1998?
Se ha hecho el seguimiento, pero no el continuo como deberíamos, pero justamente por esa falta de capacidad del personal. El fortalecimiento que poco a poco se ha venido realizando a esta área administrativa ha fortalecido el seguimiento de los cronogramas de adecuación y de los planes de compromiso de todas las empresas y ahora que tenemos más apoyo por las palabras del Presidente.
¿O sea que ahora sí hay capacidad por parte del MinAmb después que el Presidente habló?
Se está fortaleciendo esa capacidad, por eso te digo que vinieron los funcionarios de Caracas para apoyarnos en este proceso.
¿Durante estos ocho años el MinAmb no le ha hecho seguimiento a los cronogramas de adecuación y de repente vienen y ordenan el cierre de la Línea I y II de Alcasa?
El que no le hayamos hecho seguimiento no es justificativo para que la empresa no esté cumpliendo con la normativa ambiental. El desconocimiento de la Ley no te hace a ti responsable de no cumplirla y el Ministerio sí le hecho seguimiento a Alcasa.
¿Pero, se le hizo o no seguimiento al cronograma de adecuación?
Teníamos un buen tiempo sin hacerle inspección consecutiva a la empresa y a partir de 2005 con el fortalecimiento de esta área administrativa fue que empezaron a hacerse las solicitudes a las empresas. No es sólo Alcasa, iniciamos con las empresas que tienen un proceso de contaminación más grave, lo estamos haciendo con todas las empresas.
¿Esas líneas 1 y 2 no fueron las mismas que se clausuraron precisamente por carecer de los sistemas de control ambiental y que fueron reabiertas en el año 2001?
Esa información no la manejo. No te sé decir. Tendría que revisar el expediente para darte una respuesta real y verdadera. En ese aspecto no manejo esa información.
¿Cuándo el MinAmb realiza una acción de esas, entendiendo que son el mismo Estado, no se reúne previamente con el titular del Ministerio de Industrias Básicas y Minería o en todo caso con el presidente de CVG para advertir sobre el procedimiento sancionatorio, mediar?Acuérdate que la mediación es el mismo programa de adecuación. Nosotros nos reunimos con la gerencia ambiental de la empresa que nos acompañó durante la fiscalización.
¿Qué deben hacer ahora las empresas objeto de las acciones de cierre preventivo?
La ley orgánica de procedimiento administrativo estipula un tiempo determinado para que estas empresas presenten sus alegatos.

SEGUIMIENTO OPORTUNO 
La experiencia acumulada por Santos Carrasco durante su estadía como director estadal de Ambiente del entonces Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales (Marn) y actualmente como consultor ambiental, le dice que no sólo basta con la aprobación de los cronogramas de adecuación ambiental. “La parte más retadora se inicia a partir de ese momento, porque tanto la autoridad ambiental debe verificar oportunamente, no dentro de uno, dos o tres años, que las cosas se están cumpliendo”, objeta quien estuvo al mando de aquel polémico cierre de CVG Fesilven.
¿Qué fallas observas en la actuación del MinAmb contra las empresas Hevensa y CVG Alcasa?
Un proceso de adecuación ambiental más allá de la formalidad legal de definir los proyectos que en este sentido deben acometer las empresas, debe asegurarse a través de un mecanismo eficiente y efectivo que con la frecuencia que sea necesaria, según las actividades programadas en ese cronograma de adecuación ambiental, que se realice una inspección y un seguimiento permanente para detectar oportunamente que no estén ocurriendo desviaciones importantes que vayan a generar un desplazamiento de la fecha final de cumplimiento. El Estado entiende la dificultad económica que tiene una empresa para cumplir con la norma, pero al mismo tiempo está el compromiso del empresario de destinar los recursos que se requieren para ejecutar los proyectos y desarrollarlos en el tiempo que la autoridad ha establecido.
Funcionarios del MinAmb admiten que esta instancia no tenía la capacidad para hacerle seguimiento a ese cronograma. ¿Es eso cierto? ¿Cuándo fuiste director eso era así?
Sí hay capacidad. Yo entiendo que cuando abordas múltiples programas de adecuación ambiental puedes tener una dificultad por carencia de personal que impide que le hagas un seguimiento adecuado. Una manera de solventar la carencia de personal sería establecer unos criterios de clasificación de esos cronogramas para constituir áreas altamente prioritarias que son las que van a tener un impacto positivo inmediato en el mejoramiento de la calidad ambiental. Un proceso de adecuación ambiental no puede ser desatendido en términos de lapso y de tiempo, requiere un seguimiento cercano y permanente, que muchas veces pasa por inspecciones cada 15 días, contacto con el personal de la empresa para ver cómo van las cosas.
¿Es decir que si el Ministerio de Ambiente hubiese realizado el seguimiento a esos cronogramas de adecuación ambiental sabría del problema presupuestario de la empresa Alcasa, tal como lo afirmó su presidente Carlos Lanz, y pudiera haber resuelto eso por otras vías digamos de Ministerio de Ambiente a Ministerio de Industrias Básicas y Minería?
Yo creo que el aprendizaje aquí tanto para las empresas como para el MinAmb es que los problemas ambientales de las empresas públicas y privadas a pesar de que tecnológicamente son fáciles de resolver porque las tecnologías están disponibles en el mercado, llevan asociado una inversión monetaria importante de miles de millones de dólares y también lleva asociado unas implicaciones operativas en las empresas. De ahí que el entendimiento mutuo entre las empresas y la autoridad ambiental debe ser de total franqueza para que ese cronograma de adecuación sea creíble y realizable en el tiempo.

CUATRO MESES DE UNA GESTIÓN 
El recién sustituido director estadal de Ambiente del MinAmb, Oscar Padrón fue el responsable de iniciar una evaluación de la situación de contaminación ambiental durante los cuatro meses que estuvo en el cargo. A su juicio, las acciones emprendidas por el MinAmb no obedecen a un efecto de “acción y reacción” por el llamado de atención del Presidente Chávez, “eso responde a todo un plan estructurado”.
¿Cuál fue su trabajo durante el tiempo que estuvo a cargo del despacho de la dirección estadal de Ambiente en el estado Bolívar en el marco de estas acciones emprendidas contra las empresas que supuestamente están contaminando y que se sucedieron justamente después de su salida del cargo?
Bueno, Hevensa tiene unos hornos a cielo abierto, eso crea un problema de emisiones que la empresa que está delante del grupo de CVG se ve afectada y hay molestia por la contaminación. Es un caso muy viejo y se tomó la decisión de paralizar unos hornos para minimizar y vayan a su adecuación.
¿Pero, qué hizo Usted durante su gestión, dedicarse sólo a Hevensa y el resto de las empresas de Guayana, Usted le hizo seguimiento a los cronogramas de adecuación de dichas empresas?
La mayoría tiene cronograma de adecuación. La que no tenía era Hevensa y algunas que incluso algunas operan en la noche clandestinamente.
¿Cuáles son esas empresas?
No hemos podido localizarlas.
¿Cómo es eso que no han podido ubicarlas?
Por ahí por Saint Gobain (Sector San Jacinto) hay unos galpones donde se trabaja de forma clandestina. Saint Gobain tiene un procedimiento administrativo en función de que les faltan unos permisos que le impiden operar unos hornos nuevos que hicieron.
¿En qué se basa el MinAmb para tomar la decisión de fiscalizar y ejercer acciones sancionatorias en este momento y no hace 8 años, 5 años, 3 años?
Eso es como los matrimonios. Hay un momento en que hay que tomar la decisión, igual que cuando se tomó la decisión de hacer la desocupación de la cuenca del Caroní, una cuestión que se venía arrastrando sopotocientos años, 30 años. Lo que se quiere es ir tomando los frentes.
¿Qué se hizo en estos ocho años desde que en 1998 se fijó el compromiso de los cronogramas de adecuación de estas empresas, en este caso CVG Alcasa?
No es que se está trabajando en función de acción y reacción, eso responde a todo un plan estructurado…
Un plan estructurado que se hace efectivo casualmente después de las declaraciones del Presidente, ¿eso no le parece extraño, a mí me lo parece?
Fíjese qué acciones se han tomado previamente. Yo estaba encargado como director estadal de Ambiente del Ministerio de Ambiente y tengo aquí cuatro meses, pero eso no justifica las cosas que se han dejado de hacer. Hicimos cuatro operativos para hacer la actualización e inventariar todas esas empresas para caracterizarlas y establecer el plan de acción. Eso venía haciéndose desde hace tres meses cuando se actualizaron esas informaciones sobre la situación de contaminación. Se localizaron cuáles son las partes críticas dentro de las cuales se encuentran Saint Gobain, Hevensa y aparece una listado de doce empresas más.
¿O sea que para el MinAmb la más contaminante es Saint Gobain y Hevensa?
No la más contaminante, una de las que tiene proceso de contaminación y proceso de denuncia.
Si es por denuncias, creo que ha salido publicado en varios diarios el reclamo de los vecinos por la contaminación de CVG Ferrominera.
No claro, Ferrominera también está pero acuérdate que hay que ir en acción localizando las cuestiones más críticas…
¿Quién define esas condiciones críticas si aquí no se hacen controles de emisiones atmosféricas y si se hacen no estamos enterados porque desde el año 2003 no se publican los datos de la Red de Monitoreo de Aire que ejecuta CVG?
No, sí se hacen y se tienen las caracterizaciones de las emisiones. Ese es un informe que se entrega trimestralmente. Eso lo hacen las empresas con laboratorios certificados y ahí se revisa cómo está su estatus. La CVG manda sus caracterizaciones y aparte el Ministerio tiene laboratorios que hacen el rechequeo y mandan sus evaluaciones.
Estuve en el ministerio solicitando esos datos y los cronogramas de adecuación, y hasta el día de hoy estoy esperando por una respuesta.
Esos documentos son de carácter público.

Seguiremos vigilantes 
Desde hace 20 años la Sociedad Conservacionista de Guayana (SCG) viene denunciando la situación ambiental de Guayana, pero sus actuaciones han estado dirigidas hacia la contaminación generada por la empresa privada Hevensa y que fue objeto de cierre preventivo por parte del Ministerio de Ambiente. Francisco Valdez coordinador de la SCG recordó que desde el año 2004 han venido manifestando la necesidad de cerrar esta empresa por los altos índices de contaminación que presenta, “cinco mil toneladas de polvos tóxicos vomita Hevensa a diario en la ciudad”. Explica que su insistencia con esta empresa obedece al interés de la SCG de poner en evidencia “el hecho de que el sector privado no toma conciencia desde el punto de vista ambiental, a pesar de sus ingentes ganancias económicas. Espero que logremos con Hevensa adecuarla ambientalmente y que eso sea tomado como una guía par el resto de las empresas”. Sobre las otras empresas contaminantes de la ciudad, Valdez advierte que CVG Ferrominera acaba de anunciar su Planta de Briquetas que está ubicada en pleno centro de Puerto Ordaz “y esa planta en su proceso industrial desarrolla importantes contaminantes que incorpora a la atmósfera y todas esas urbanizaciones que están ahí se van a ver afectadas. Valdez advierte que “seguiremos vigilante para que esto no sea un prender de humo”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...