Investigan contenido de mercurio en los habitantes de El Plomo y El Casabe

La investigación es financiada por Fundacite Guayana con el apoyo del Donsejo de Investigación de la UDO y contempla el análisis de cabello, orina, tejidos y sangre del cordón umbilical y placenta por un período de dos años

Evaluar el contenido de mercurio presente en las muestras de los habitantes de El Plomo, en el municipio Piar, y El Casabe en el municipio Raúl Leoni, al sur de Venezuela, es el objetivo de la investigación que adelanta un grupo de investigadores de la Universidad de Oriente (UDO), con el apoyo del Consejo de Investigación de esta casa de estudios y el aporte financiero de Fundacite Guayana, ente regional de la ciencia y la tecnología.
El equipo está conformado por los profesores de la UDO: Luis Rojas, Gustavo Valderrama y Luis Álvarez, quien ayer confirmó la subvención otorgada por el ente rector de la ciencia y la tecnología en la región, por un monto de 4 millones 500 mil bolívares para realizar el estudio.

Guayana tendrá su red telemática


Con una inversión total de 3 millardos de bolívares, la red conectará a los distintos municipios del Estado a través de un sistema inalámbrico de funcionamiento

La puesta en marcha de la primera fase de instalación de la Red Telemática de Guayana (Retig), espera tan sólo por la aprobación de los 380 millones de bolívares que están siendo tramitados a través de la Ley de Asignaciones económicas Especiales (Laes) y con los cuales esperan interconectar, a los municipios Heres y Caroní, y a la población de El Pao, en el municipio Piar del estado Bolívar.

Hacia el fortalecimiento del Sistema Nacional de Innovación


Los actores involucrados en el quehacer científico, tecnológico e innovación deben sumar esfuerzos para consolidar el SIN

La evolución del Sistema Nacional de Innovación (SIN) en la región Guayana ha sido lenta según lo manifiesta el presidente de Fundacite Guayana, Erwin Vásquez, en un trabajo realizado por los investigadores Minerva Arzola y Tito Marín, y que fue reseñado en la edición número 27 de la revista Universidad, Ciencia y Tecnología de la Unexpo.

Biocomplejidad: Un nuevo reto en la investigación ambiental


Un grupo de investigadores de Estados Unidos y Venezuela esperan conocer cómo es la dinámica social y natural de los sistemas intervenidos

Bajo el título “Biocomplejidad: Integración de modelos de la dinámica humana y natural en paisajes de bosques a través de escalas y culturas”, un grupo de investigadores de Estados Unidos y Venezuela esperan conocer cómo es la dinámica de los sistemas intervenidos, tanto social como natural, y las relaciones recíprocas por las cuales ellos se afectan, con el objetivo, a largo de plazo, de simular escenarios que coadyuven a los actores involucrados a tomar decisiones en la búsqueda del manejo sustentable de esos espacios naturales.

Parque Nacional Canaima cumple 43 años de creado


El 12 de junio de 1962, el Ejecutivo Nacional crea esta figura jurídica con el fin de proteger los legendarios tepuyes y el imponente Salto Parecupá-vena o Kerepakupai-merú, mejor conocido como el Salto Ángel


“Tu individualidad se desvanece cuando llegas a la sombra de los tepuy, donde las chicharras han invitado a todas las aves a participar…”, le decía la voz de la serpiente a Makunaima (*) y tan cierto es, que cualquier humano que visite el Parque Nacional Canaima pierde esa particularidad del ser para integrarse como un todo a la naturaleza. De ahí, que hoy, cuando se cumplen 43 años de creado según decreto Nº 770 del 12 de junio de 1962, debemos sentirnos orgullosos de ser depositarios de uno de los escenarios paisajísticos más deslumbrantes del mundo, declarado por la Unesco, Patrimonio Natural de la Humanidad.
Nuestro Macizo Guayanés alberga los tres millones de hectáreas que integra el Parque Nacional Canaima. Según la publicación “Áreas Naturales Protegidas de Venezuela”, la figura jurídica de Parque Nacional se otorga con el objetivo de “conservar y preservar las características naturales únicas que forman parte del Escudo Guayanés”. Entre ellas, destaca que es uno de los núcleos continentales más antiguos del planeta “con una edad aproximada de 2 mil millones de años…y una capa de rocas sedimentarias…depositadas hace unos mil setecientos millones de años”. Además de poseer los indescriptibles Tepuyes que en su mayoría alcanzan alturas que varían entre los 2 mil y 2 mil 700 metros, siendo el más imponente, el Auyantepuy de donde cae el conocido Salto Ángel o Parecupá-vena o Kerepakupai-merú (en lengua Pemón) “el salto más alto del mundo con una caída libre de agua de 979 m”.
Por su parte, la organización ambientalista venezolana Bioparques, recuerda que Canaima es el segundo parque nacional más grande de Venezuela, por lo que se divide en dos sectores: el sector occidental, llamado Canaima, “comprende la localidad del mismo nombre, así como el Macizo del Chimantá y el Auyán-tepui, donde se encuentra el Salto Ángel o Kerepakupai-merú”; mientras que el sector oriental, donde se ubica la Gran Sabana, “abarca una gran extensión donde dominan las sabanas abiertas y destacan los imponentes tepuyes”.

Flora y fauna únicas
Otra de las características únicas que presenta Canaima y que motivaron la creación del Parque Nacional fue la flora y la fauna de la Gran Sabana, donde se encuentran numerosas especies endémicas. Bioparques hace un llamado de alerta por cuanto “de las especies de flora presentes en el sector oriental, la palma moriche y el palmito están en estado vulnerable, debido al intenso uso para elaborar diferentes productos y a la destrucción de su hábitat”.
“En cuanto a la fauna, de las 351 especies de mamíferos conocidas en Venezuela, 145 han sido registradas en el Parque Nacional Canaima. Algunas de ellas están restringidas al Escudo de Guayana como la pereza de tres dedos guayanesa, el murciélago blanco, el murciélago nectarívoro y la rata arborícola cola de pincel”. Otras de las especies endémicas, agrega Bioparques, son la comadrejita tepuyana y el ratón de Roraima.
El registro que se tiene con relación al número de especies de aves presentes en el Parque Nacional Canaima, la organización señala que “para la Gran Sabana se han descrito 495 especies de aves de las 1.323 registradas en el país. Se han reportado también más de 60 especies de anfibios y unas 70 de reptiles. Asimismo, se han encontrado 52 especies de peces, con amplia distribución en todos los ríos de la Gran Sabana, además de 14 especies endémicas de la zona”. Es importante destacar que la distribución de la fauna dependerá de los tipos de vegetación y de la capacidad del bosque para producir alimentos ya sea frutas, hojas y semillas; además de la altura en la cual se ubican los bosques donde habita la fauna.

Amenazas
Hoy, cuando se cumple un año más de creada la figura de Parque Nacional Canaima, las amenazas a su frágil ecosistema señaladas por Bioparques en su último monitoreo, “ponen en riesgo la protección de la diversidad biológica en el mediano plazo”. Entre las amenazas, el informe destaca: el turismo no regulado, los incendios, el crecimiento demográfico, infraestructura incompatible con el paisaje y los valores culturales, desarrollos hidroeléctricos y conflictos de manejo con las comunidades indígenas.
“Por ello es cada vez más inminente implementar iniciativas que armonicen con la conservación de la biodiversidad del parque y con el aprovechamiento y uso sustentable de los recursos naturales por parte de las comunidades indígenas. Asimismo, es importante y determinante la colaboración de los miles de turistas que visitan el parque cada año”. Si queremos que las aves sigan aceptando la invitación de las chicharras para ese concierto en los majestuosos tepuyes, debemos apoyar las distintas iniciativas tanto del Estado venezolano como de las organizaciones ambientalistas en el manejo y conservación del Parque Nacional Canaima.
(*) Libro de cuentos “Makunaima en el valle de los Kanaimas” de Lino Figueroa.

Parques de papelLa organización ambientalista Bioparques considera que en Venezuela existen “excelentes figuras legales que resguardan al ambiente y un conjunto de parques que protegen nuestros recursos naturales. Lamentablemente en muchos casos estas leyes no se cumplen, por lo que estos parques existen en papel, pero no funcionan correctamente en la realidad”.


Acciones como regalo
1 Cuando te acerques a disfrutar de los particulares paisajes que ofrece nuestro patrimonio natural de la humanidad recuerda contribuir con la conservación de nuestros recursos naturales y causar el menor impacto posible en tu visita.
2 Respeta las señalizaciones y utiliza los caminos ya existentes para movilizarte dentro del parque. No intentes abrir caminos nuevos con tu vehículo.
3 Coloca la basura en los sitios destinados para ello, si es posible lleva tu propia bolsa de desechos e incluso colócala en algún contenedor fuera del parque nacional.
4 Evita encender fogatas, son sumamente peligrosas para la integridad biológica del parque.
5 No extraigas minerales ni compres artesanía que utiliza materiales como el jaspe y el caolín.

El origen de los lodos rojos

Cada año, durante la época de lluvias, salta a la luz pública uno de los principales problemas ambientales de la zona industrial Matanzas: la laguna de lodos rojos
La intención era ir a pescar. El camino de tierra nos conducía a la laguna de Cambalache, cuando de pronto una enorme valla nos detuvo el paso. Se leía: “Prohibido el paso. Laguna de licor de soda cáustica”. Detrás se podía observar dos lagunas con una mezcla de lodo color ladrillo. El más pequeño del grupo atinó a preguntar ¿y eso qué es?.
Los llamados lodos rojos se han constituido en uno de los principales problemas ambientales de las industrias básicas de Guayana, pero ¿cómo se originan?.
En el proceso de refinación de la bauxita para la obtención de la alúmina, materia prima necesaria para la producción de aluminio, se generan los lodos rojos y la soda caústica (cóctel) que son depositados en las lagunas próximas al río Orinoco.

De Pijiguao a Matanza
Todo comienza en la serranía de Los Pijiguaos, en el municipio Cedeño, estado Bolívar, Venezuela, donde están localizadas las minas de bauxita, mineral de donde se obtiene la alúmina (óxido de aluminio) necesaria para la industria del aluminio.
La bauxita es transportada por vía fluvial a través del río Orinoco por la empresa del estado venezolano CVG Bauxilum hasta la planta procesadora de alúmina ubicada en el parque industrial de Matanzas, en Ciudad Guayana, principal zona industrial del estado Bolívar.
La mitad de la bauxita extraída de la mina es alúmina y la otra mitad es de arcilla; la que luego es transformada en materia prima, mediante el proceso Bayer, una tecnología patentada hace más de 200 años.
De acuerdo al superintendente de Ambiente e Higiene de CVG-Bauxilum, ingeniero Danny Morales, la tecnología Bayer “es un proceso químico que busca separar la materia prima (alúmina) que es el óxido de aluminio, de todos los otros óxidos como hierro, titanio silicio entre otros; para luego tomar lo que resta para la producción de aluminio”.
El problema ambiental de los lodos rojos comienza en el proceso de separación cuando se utiliza la soda cáustica a altas temperaturas y a una alta presión para obtener la alúmina.
Se producen dos millones de toneladas anuales de bauxita por consiguiente se genera un millón de tonelada de lodo al año que al final del proceso, termina siendo el cuello de botella “ambiental” de CVG Bauxilum, empresa que estima invertir 117 millones de dólares para manejar este problema.

Peligrosa y Corrosiva
El funcionario de CVG Bauxilum explicó que la soda cáustica es hidróxido de sodio, un álcali fuerte que cuando esta mezclado con agua se disocia completamente. “Es sodio y oxidrilo –oxigeno e hidrógeno- que cuando reacciona el oxidrilo se transforma en agua. Está clasificado como un material peligroso porque eleva el PH que es la medida de la acidez o alcalinidad del agua, además es corrosivo”.
Ocasiona quemaduras dependiendo del tiempo que el líquido permanezca en contacto con la piel.
Impermeabilización de lagunasHace 22 años cuando fue diseñada Interalúmina, para aquel entonces con la empresa suiza Alusuisse se contempló la disposición de lodo en dos lagunas para un periodo de quince años. En un principio se pensaba que la primera disposición de ese lodo iba a servir de recubrimiento del fondo de las lagunas y así lograr su impermeabilización. “Los lodos son materiales de consistencia limosa, con partículas pequeñas que podían sellar el fondo de las lagunas”.
Esta teoría funcionó en una primera etapa cuando “la presión que ejercía ese volumen de lodo que estaba dispuesto no era tan grande y hacía que las filtraciones no fueran evidentes”.
¿Por qué utilizar las lagunas al lado del Orinoco?Danny Morales (DM): Por el beneficio del puerto que permitía sacar los productos desde ese puesto, la electricidad que era un factor importante y porque eran naturales, lo que significaba que desde el punto de vista de la ingeniería, la concavidad estaba hecha. Era simplemente disponer los lodos.
¿Existía una ordenanza ambiental para ese entonces?
DM: Lo que pasa es que para ese entonces existía una Ley Orgánica del Ambiente, pero no leyes penales o normas y decretos ejecutivos que establecieran los parámetros por los cuales nos podíamos medir. A partir de la Ley Penal del Ambiente y los decretos ejecutivos que son las normas técnicas ambientales, Bauxilum y todas las empresas de la región y del país comenzaron un proceso de adecuación ambiental y en eso estamos.Pero el tiempo es indetenible. La empresa CVG Bauxilum amplió la capacidad de la planta, que primero fue diseñada para un millón de toneladas de bauxita, ahora su capacidad aumentó a dos millones de toneladas métricas anuales; lo que significa el doble de producción de lodo rojo, que llevó a la empresa a elevar los diques hasta los 21 metros de altura sobre el nivel del mar, a fin de aumentar la capacidad de retención de lodo.
Este aumento ha generado más presión sobre el fondo de las lagunas causando filtraciones de soda caústica que pudieran comprometer la calidad de agua de la laguna de Cambalache y por ende del río Orinoco, lo que motivó a la empresa ha estudiar el caso.
Filtración de lodos rojos al río Orinoco
SolucionesEl problema ambiental que genera la disposición final de los lodos rojos producto de la separación de la alúmina contenida en la bauxita, llevó a la empresa CVG Bauxilum a destinar una mayor inversión en esta área y a incorporar la variable ambiental en todo el proceso industrial.
Aparte de la inversión directa que se estima en 108 millones de dólares, a través del convenio con Pechiney; el superintendente de Ambiente e Higiene de la empresa, Danny Morales explicó que la unidad a su cargo, dispone en su presupuesto para este año de 107 millones de bolívares para la vigilancia ambiental.
Hasta ahora las acciones emprendidas por la empresa han estado orientadas a aumentar la vida útil de las lagunas, a través de la elevación de los diques; a disminuir la cantidad de agua que llega a las mismas y a la construcción de más canales de recolección de sobrenadante (filtrado) de las lagunas, alrededor de todo el dique de contención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...